1.200 investigadores pensarán el planeta desde el nuevo Mercat del Peix de Barcelona

La Pompeu Fabra y la Universidad de Barcelona firman este proyecto que se inaugurará en 2025 con una inversión de 92,8 millones de euros

Un convenio firmado entre la UPF y la UB pone en marcha el proyecto Mercat del Peix iniciativa científica, cultural y urbanística. En la imagen, el solar donde se edificará el centro. Carles Ribas
Un convenio firmado entre la UPF y la UB pone en marcha el proyecto Mercat del Peix iniciativa científica, cultural y urbanística. En la imagen, el solar donde se edificará el centro. Carles RibasCarles Ribas (EL PAÍS)

La Universidad Pompeu Fabra (UPF) y la Universidad de Barcelona (UB) han firmado este jueves el protocolo general de actuación de El Mercat del Peix, una de las primeras actuaciones de La Ciutadella del Coneixement, “la iniciativa científica, cultural y urbanística, que prevé convertir el parque de la Ciutadella y su entorno en una nueva área de la ciudad centrada en el conocimiento”. El protocolo tiene una vigencia de cuatro años e incluye cuatro acciones concretas: la participación en el patronato de los tres centros que acogerá el edificio del BIST / Medicina de Precisión, el desarrollo del proyecto de Investigación del zoo, la cooperación entre el Instituto de Biología Evolutiva (IBE, CSIC-UPF) y el Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio, UB) y la cooperación en el proyecto de investigación e innovación por el Bienestar Planetario de la UPF. Los rectores Oriol Amat, de la UPF, y Joan Guàrdia, de la UB, se han encargado de la firma como representantes de ambas instituciones.

El Mercat del Peix consistirá en un complejo de investigación e innovación, centrado en tres ámbitos: la biomedicina, la biodiversidad y el bienestar planetario. El recinto tendrá una superficie de 45.000 m2 y una capacidad de 1.200 investigadores. Se ha dedicado una inversión de 92,8 millones de euros y se tiene previsto que su inauguración sea en 2025. El centro de biomedicina, BiomedBIST está liderado por el Barcelona Institute of Science and Technology y pretende hacer bandera de una “medicina de precisión” cuyos objetivos son, por ejemplo, “conocer los mecanismos y las bases genéticas de cada patología”, “desarrollar nuevas herramientas de diagnóstico y terapias innovadoras” o “dar respuesta a retos sociales como el envejecimiento saludable”. Por otro lado, el centro sobre la biodiversidad está a cargo del Instituto de Biología Evolutiva y se propone “entender los mecanismos evolutivos que generan la biodiversidad y promover su conservación”. Finalmente, la propia Universidad Pompeu Fabra será la responsable del tercer centro, que acogerá 150 investigadores e invitados que estudiarán el bienestar planetario a partir de la combinación de la investigación interdisciplinaria y la innovación con el arte, la cultura, la transferencia y la divulgación. Entre las cuestiones que abordarán se encuentran la inteligencia artificial, el cambio climático o la ciencia urbana a través de las cuales elaborarán “proyectos transversales e interdisciplinarios para mejorar la salud y el bienestar de las personas, de la sociedad y del planeta” gracias a las soluciones que aporten desde los sectores de conocimiento de la universidad.

En la comparecencia, que ha tenido lugar en la sala polivalente del edificio Mercè Rodoreda del Campus de la Ciutadella de la UPF, Amat ha asegurado que el proyecto situará Barcelona “como un nodo de conocimiento en biomedicina, biodiversidad y bienestar planetario” y será “una de las transformaciones urbanas más relevantes de los últimos años que reflejará una vez más el compromiso de la UPF con la ciudad”. Tanto él como Guàrdia han valorado “positivamente” la colaboración entre ambas universidades. El rector de la UB ha añadido que “esta iniciativa servirá para reforzar el liderazgo del que ya dispone el sistema universitario y de investigación catalán en el panorama internacional”.

Durante el acto, todos los asistentes - Francesc Subirada, director del la iniciativa UPF por la Ciutadella del Coneixement; Sito Alarcón, director del Zoo de Barcelona; Salvador Carranza, director del Instituto de Biología Evolutiva; Núria Bayó, directora de programas del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST) y Josep Lluís Martí, comisionado de la UPF por el Bienestar Planetario - han hecho hincapié en esta idea de colaboración, tanto entre centros de investigación, como entre instituciones, como entre universidades. “El Mercat del Peix se tiene que entender como un nodo de unión”, ha remarcado Francesc Subirada. Una de las uniones que ven estrictamente necesarias es la del zoo con las universidades: “No se entiende que un zoológico no tenga investigación actualmente, y no la podemos hacer sin las universidades”, confiesa Sito Alarcón, preocupado por “la pérdida silenciosa de la biodiversidad”.

El proyecto está promovido por el Ayuntamiento de Barcelona y por la Generalitat. Los participantes esperan que el gobierno español también se involucre para tener los tres apoyos: regional, autonómico y estatal, en su voluntad de “contribuir al desarrollo social, económico y urbano de la ciudad y del país”. Por lo que refiere al nombre, El Mercat del Peix, su origen se encuentra en el año 1931, cuando el espacio donde se edificará fue escogido como la sede del mercado mayorista de pescado. El 18 de julio de 1953 se inauguró el Mercado Central de Pescado, que mantuvo sus puertas abiertas hasta el 1983 porque se trasladó a las nuevas instalaciones de Mercabarna, en la Zona Franca. Desde entonces el recinto ha pasado de ser un depósito municipal para coches abandonados o robados a ser un parking público al aire libre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS