El futuro de Granada pasa por la innovación en salud

El PTS y el Polígono Industrial de Escúzar focalizan el nuevo desarrollo industrial y tecnológico de la provincia

Vista general del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada.
Vista general del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada.Fermin Rodriguez

El 21 de mayo de 1999, el entonces consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Manuel Pezzi, ponía la primera piedra al que entonces se llamó el Campus de Ciencias de la Salud de Granada. Habían pasado casi 10 años desde que se comenzara a hablar del proyecto, a propuesta de la Universidad de Granada (UGR). El Gobierno andaluz vinculó entonces el desarrollo económico de la provincia a esa iniciativa. Tras dos décadas de camino hacia ese objetivo, el que ahora se llama Parque Tecnológico de las Ciencias de la Salud (PTS) reúne todas las condiciones para cumplir la intención original, gracias a la investigación en salud y en nuevas tecnologías. Y a apenas 20 minutos de allí, también por una iniciativa de la universidad, ha surgido un segundo foco de empuje para la provincia: el Parque Metropolitano Industrial y Tecnológico de Escúzar, donde ya ha comenzado la construcción de la infraestructura necesaria para el IFMIF DONES, el gran proyecto de búsqueda de fusión de una energía sostenible e inagotable, la fusión nuclear.

PTS y Escúzar son los dos ejes elegidos para lanzar a la provincia hacia un futuro ligado a la investigación más puntera y a la nueva industria tecnológica, ambas con necesidad de empleo altamente cualificado. Por primera vez en años, además, todo indica que un proyecto estratégico puede llegar a buen puerto. Básicamente, porque hay coincidencia en que es un plan necesario, bien definido y acorde a las potencialidades de la provincia gracias, entre otros motivos, a que la UGR tiene en esos ámbitos una masa crítica de egresados suficiente. Y finalmente, y no es menor, porque es una decisión apoyada por todas las instituciones —educativas, políticas y empresariales— desde el ámbito local hasta el nacional, pasando por el provincial y el autonómico.

Ana Agudo es ingeniera de Telecomunicaciones y directora gerente del PTS desde hace un par de años. Este parque de Granada es hoy un espacio de 625.000 metros cuadrados dedicados a la Salud y las Ciencias de la Vida a través de la investigación, la producción de sus empresas, la asistencia sanitaria (acoge el gran hospital público de la provincia) y la docencia (allí están las Facultades de Medicina y de Ciencias de la Salud). Para Agudo, la primera medida del éxito del PTS está en la afluencia de visitas de empresas internacionales para valorar la idea de implantar en Granada su centro de desarrollo en Europa. “Empresas australianas, rusas y coreanas nos han visitado en estas últimas tres semanas”, cita.

El PTS cuenta con 6.600 trabajadores, la mitad de ellos en el hospital. “Un 30% del tiempo de esas personas es investigación”, dice la directora. “Sin duda, el presente es estupendo aunque el futuro será aún mejor”, se reafirma. En salud, explica, la Inteligencia Artificial (IA) y la robótica son áreas de especial atención a la que hay que añadir la computación cuántica. “Dentro de la generación de nuevos productos farmacológicos es fundamental la simulación informática de las moléculas, algo que ahora se hace en computadores binarios, un proceso con ciertas limitaciones. La apertura de líneas de investigación con computación cuántica es fundamental para el futuro”, apostilla.

Apuesta por la diversificación

Pero el PTS quiere asegurarse la diversificación: mira a la formación en medicina de precisión —”entiendo que esto va a revolucionar la actividad de salud”, dice—, a las nuevas competencias profesionales necesarias en los próximos cinco o 10 años, porque “la segura y potente transformación digital próxima traerá nuevas profesiones y estamos vigilantes para ser capaces de formar a los nuevos profesionales y a participar en el desarrollo ético de estos nuevos trabajos”. En el ámbito de la Inteligencia Artificial, el PTS y la UGR han presentado hace unos días aiMPULSA, “el Ecosistema de Inteligencia Artificial diseñado para conectar a Granada con el sector internacional de la IA”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A unos minutos del PTS está Escúzar (800 habitantes) con un polígono industrial que ha pasado ciertas dificultades para arrancar. El último bienio, con la llegada de las primeras infraestructuras relacionadas con el proyecto IFMIF DONES, ha revitalizado. Aunque no está aún adjudicado, el IFMIF DONES es prácticamente una realidad que solo espera la llegada de alguna financiación adicional. Se trata de un gran proyecto mundial en busca de una fuente de energía limpia e inagotable y la sede de Granada sería una de las necesarias para un programa que se desarrolla a la vez en varias sedes en el mundo, lo que daría una proyección interesante a la ciudad. En Escúzar se han empezado a construir infraestructuras y la UGR ya tiene investigadores trabajando en el proyecto. La expectativa es construir un ecosistema potente alrededor del IFMIF DONES que requerirá centenares de profesionales cualificados.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS