_
_
_
_

La doble frustración de los estudiantes de FP online

Alumnos del Institut Obert de Catalunya, donde el Govern derivó a estudiantes sin plaza, lamentan la falta de recursos y la caída del sistema el día que se evaluaban 10.000 personas

Institut Obert de Catalunya FP
Jóvenes trabajando con ordenadores portátiles.AJUNTAMENT DE BARCELONA (Europa Press)
Josep Catà Figuls

Los alumnos del Institut Obert de Catalunya (IOC), el único centro público de educación completamente a distancia que ofrece grados de Formación Profesional, bachillerato e idiomas, están citados los próximos dos fines de semana para las pruebas de avaluación del final del semestre. La nueva convocatoria llega tras un problema informático que obligó a anular los exámenes la semana pasada, cuando el sistema falló al conectarse 10.000 alumnos para realizar las pruebas. Sindicatos y estudiantes lamentan que el fallo se debe a una falta de recursos endémica en el IOC, precisamente el centro que el Govern propuso como solución para garantizar que nadie se quedaría sin plaza pública de FP cuando, el pasado verano, miles de alumnos no consiguieron entrar en el grado presencial que querían.

El pasado 15 de enero sucedió el problema informático. El sistema de exámenes telemáticos lo gestiona el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), y en el IOC la plataforma no utiliza la nube informática, así que solo puede aceptar unos 400 alumnos a la vez. Pero al haber una única convocatoria para todos los grados el mismo día, se conectaron casi 10.000. Israel Gómez entró al campus web del IOC para empezar sus exámenes del grado superior de animación 3D y entornos interactivos. Tiene 40 años, dos hijas y trabaja de camarero, así que para hacer el examen tuvo que pedir un día libre y llamar a su hermana que hiciese de canguro. “En el IOC hay mucha gente distinta, pero creo que la mayoría tenemos entre 30 y 40 años, que necesitamos una oferta telemática porque la presencial no podemos”, explica. Se conectó pero el sistema lo echó varias veces, y solo consiguió responder una pregunta del examen. “Estuve 40 minutos intentándolo, al final lo dejé por imposible. Y los grupos de Whatsapp echaban humo”, recuerda.

A la hora de comer, la dirección del IOC decidió anular la convocatoria. “Pero lo que nos enfadó más fue que pasaron varios días antes de que comunicaran nada más, si habría nueva fecha o no. Tanto que se habla de la FP y lo importante que es, esto es lo que deberían cuidar mucho más”, señala Gómez.

Mar Zapata y Lau Carpio, de 40 y 37 años respectivamente, están terminando el grado a distancia para ser técnicas en curas auxiliares de enfermería. Tampoco pudieron hacer casi nada el día del examen. “Tendrían que haberlo previsto. La mayoría de los alumnos están nerviosos, porque no sabemos si se va a aplazar todo el calendario, y de ello dependen contratos de prácticas, vacaciones que ya están pagadas, hasta había una pareja que se iba a casar el fin de semana en el que han puesto la nueva convocatoria”, explica Zapata. “Estos errores ya ocurrían, pero han ido a más. Y ya estamos muy quemados. Además, subieron el precio del crédito de 46 euros a 50 para hacer “mejoras”, y ha pasado esto”, destaca Carpio.

Un portavoz del instituto expresó que el centro “lamenta profundamente la inquietud que ha generado el fallo a los alumnos”, y que para la nueva convocatoria se las pruebas se repartirán en cuatro días. El departamento de Educación, por su parte, destaca que a raíz de los problemas se destinará una inversión de 230.000 euros para garantizar en el futuro las pruebas telemáticas, que se harán con un nuevo sistema de acceso (solo podrá entrar quien tenga examen, no quien quiera usar el campus para estudiar) y con la migración a una nube digital.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En verano, más de 26.000 alumnos, según los sindicatos, se quedaron sin la plaza de FP presencial que querían porque la oferta de estos grados no podía acoger la alta demanda. El Govern aseguró que nadie se quedaría sin plaza pública, y derivó a los estudiantes al IOC, pero no detalla cuántos de estos realmente se matricularon para la enseñanza en línea. “Fue una promesa al viento del consejero, pero solo alrededor del 10% fue al IOC. El resto no quiso hacer FP online, buscó oferta privada o dejó los estudios”, destaca Rodri Plaza, de CC OO. El sindicalista detalla que el IOC ha sufrido un “abandono perpetuo” por parte de la administración: “Hay 100 trabajadores en plantilla, pero luego hay unos 500 profesores colaboradores, es un sistema que está estancado y colapsado, con una ratio de 90 alumnos por docente. No hay diálogo social y no hay inversión digital, tanto que hablan de metaversos y satélites espaciales”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Josep Catà Figuls
Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_