La Universidad Autónoma de Barcelona lleva tres días sin internet por un ciberataque

El comisionado del rector para las TIC no puede prever cuándo se restablecerán los servidores

Estudiantes en el campus de Bellaterra de la UAB.
Estudiantes en el campus de Bellaterra de la UAB.Joan Sánchez

Con el confinamiento los estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) se tuvieron que adaptar en pocos días al sistema de clases virtual. Desde el pasado lunes han tenido que hacer todo lo contrario: recuperar la libreta y el bolígrafo. La Autónoma recibió un ciberataque que ha dejado inoperativa toda su red interna, la conexión a internet, su página web, y los servicios en la nube de Microsoft que utilizan los estudiantes. El comisionado del rector para las TIC de la UAB, Jordi Hernández, explica que aún no saben de dónde viene el ataque ni puede prever cuándo se podrá recuperar la conexión.

La UAB había recuperado este curso totalmente sus clases presenciales con la restricción del 70% porque, al tener turnos de mañana y tarde, ya respetaba la limitación de un aforo que ya será del 100% a partir de este viernes. Sin embargo, el trabajo virtual de 18 meses acostumbró a los estudiantes a utilizar unas tecnologías en la nube que hoy parecen “imprescindibles”. Así lo relata Hernández, que elogia la capacidad de adaptación del alumnado y el “esfuerzo encomiable de los servicios técnicos” para recuperarse del ciberataque, de tipo ransomware. Este tipo de tecnología encripta los datos del ordenador atacado y deja un mensaje para ponerse en contacto con los hackers para recuperarlos con una compensación económica.

“Tres días parecen mucho para tener un diagnóstico, pero no es suficiente. No hay novedades respecto ayer”, afirma Hernández, que explica que el ciberataque ha tenido varios frentes, uno de ellos centrado en los productos de Office 365, que dan servicio en la nube con aplicaciones de ofimática, correo electrónico y almacenamiento. El comisionado del rector para las TIC cuenta que “los orígenes” de estos ataques siempre son difíciles de averiguar: “No tenemos ni idea de si viene de un país extranjero o de casa”. “Recibimos ciberataques a menudo, pero, la mayor parte de las veces quedan neutralizados por nuestros sistemas de defensa. Este, con unas herramientas más nuevas, no lo han podido parar, añade.

“Haced que circule entre el alumnado que hoy no se tiene que entregar el trabajo de grupo previsto”, tuiteó la profesora de una asignatura de Sociología, Anna Tarrés, en su cuenta de Twitter en un intento de contactar con sus estudiantes fuera de la red interna. En las redes sociales, los alumnos expresan resignación como Sara, una estudiante que vive en el campus y que se ha quedado también sin conexión en casa. También abundan las bromas, muchas por el pasado 12 de octubre, que cayó en martes. “Bendecido sea quien haya petado el internet de la UAB para no tener que hacer clase, hoy [lunes], en pleno puente”, comentó otro estudiante, Anthony.

La UAB suspendió su actividad el lunes, pero el miércoles reprendió la actividad, completamente offline. En un documento difundido por las redes la universidad pide desconectar los ordenadores de la red antes de utilizarlos para no poner en peligro los que aún no están infectados. Tampoco se pueden conectar portátiles, tablets o móviles personales a la Wi-Fi, por el mismo riesgo. Otra recomendación es pasar un antivirus a los pendrive que se hayan conectado a un ordenador de la UAB. La universidad alerta de que solo se pueden utilizar las herramientas de Microsoft en aparatos donde ya estuviera iniciada la sesión, hasta que esta caduque, ya que actualmente el log-in está deshabilitado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jordi Pueyo Busquets

Es periodista en la redacción de Cataluña y escribe sobre economía, innovación y tecnología. Antes de llegar a EL PAÍS, pasó por ACN, TV3, 324.cat, Bloomberg TV y Cadena Ser. Ha dado clases de redacción en inglés en la UPF y de redes sociales en la UOC. Es licenciado en Periodismo, Ingeniería Informática y máster en Innovación y Calidad Televisivas

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS