Cataluña reabre el ocio nocturno en exteriores a partir del jueves

La Generalitat busca combatir los botellones y prevé utilizar el pasaporte covid en las discotecas más adelante, pero no concreta la fecha

La policía de la Guardia Urbana interviene en un botellón en el Born, el pasado mes de julio.
La policía de la Guardia Urbana interviene en un botellón en el Born, el pasado mes de julio.JUAN BARBOSA

La Generalitat ha acordado este lunes reabrir el ocio nocturno en los espacios exteriores. Los establecimientos podrán realizar su actividad desde el próximo jueves hasta las tres de la madrugada. La mascarilla seguirá siendo obligatoria “para garantizar la seguridad”, según el Govern, cuando no se consuma. El baile tampoco está permitido. El Ejecutivo también amplía el horario de la restauración de las 12.30 a la una de la madrugada, y mantiene la limitación de 10 personas en el exterior, y seis en el interior. Las medidas se aplicarán el mismo día del inicio de las fiestas de la Mercè, en Barcelona, tal y como pretendía el ayuntamiento de la capital catalana para evitar botellones en las calles.

Además, la Generalitat estudia implementar más adelante el pasaporte covid para acceder en los recintos cerrados, aunque no ha concretado una fecha. Fuentes del sector del ocio nocturno presentes en la reunión con el Govern donde se ha anunciado los acuerdos, sin embargo, aseguran que la comisión delegada de la covid del Ejecutivo prevé para antes del 15 de octubre la apertura de los locales interiores con horarios completos y el baile permitido con certificado covid. El uso de este certificado es una medida que las patronales reclaman desde hace meses con el objetivo de “abrir definitivamente sin volver a cerrar”, y que el Departamento de Salud reclamó al Ministerio de Sanidad estudiar colectivamente.

En un comunicado de la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecanol), las patronales acusan al Govern de “falta de diálogo” y lamentan el “desconocimiento del sector” para poder entablar una apertura progresiva respecto a los espacios interiores y exteriores, “como están haciendo todas las Comunidades Autónomas”. Fecanol también lamenta que sin volver al horario normal, “no se podrán combatir los graves problemas de altercados públicos que se están dando, especialmente, en Cataluña”. El consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, admitió este mismo lunes por la mañana que la reapertura del sector facilitaría la “gestión” del orden público por las noches.

La medida del Govern llega tras un fin de semana marcado por los incidentes en los botellos. La macrofiesta celebrada en el Campus de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), en Cerdanyola del Vallès, donde se reunieron cerca de 8.000 personas según el rector de la universidad, fue la punta del iceberg de una situación que incomoda a los municipios, empresarios y sindicatos policiales. En Tiana, un dispositivo policial tuvo que huir corriendo después de que un numeroso grupo de personas que asistía a un concierto con motivo de las fiestas locales comenzara a lanzar objetos contra los agentes. Y en Sabadell, un hombre y una mujer embarazada que participaban en un botellón resultaron heridos graves este lunes de madrugada tras un tiroteo. La mujer perdió el hijo que esperaba.

El director general de Fecanol, Fernando Martínez, entiende que los incidentes de los últimos días han ido más allá. “Los botellones se han descontrolado”, lamenta. “Se les han ido de las manos y son más peligrosos. Nunca se había dado lo que pasó en Tiana o Sabadell”.

La policía, a favor de la reapertura

La reapertura coincide con la mejora epidemiológica y la reducción de la presión hospitalaria. La situación de la pandemia en Cataluña se acerca actualmente a la que había a mediados de junio, cuando el Govern determinó la apertura de las discotecas también en interiores. Entonces había 501 pacientes ingresados (por los 595 actuales), de los que 160 estaban en las UCI (por los 204 de ahora). La vacunación, sin embargo, es diferente: hace tres meses los menores de 35 años aún no podían vacunarse, mientras que aproximadamente dos tercios de las personas de entre 16 y 39 años ya tienen la pauta completa de vacunación. El riesgo de rebrote (EPG), índice que mide el potencial de crecimiento de la epidemia, era este lunes de 73 puntos, un riesgo moderado que no se daba desde el 9 de julio del 2020.

Los sindicatos policiales también había planteado la reapertura del ocio nocturno tras los incidentes nocturnos. El Sindicato de Mandos de las Policías Locales de Catalunya (Sicpol), denunció en un comunicado que las plantillas de policías locales deben afrontar estas situaciones con “una gran carencia de medios humanos y materiales, y que, a la vez, no disponen de competencias de orden público y que muchas veces no disponen del apoyo de los cuerpos competentes”, ya que están desbordados. Sicpol propuso “valorar si la reapertura del ocio nocturno puede contribuir a paliar esta situación”, o si hace falta plantearse la colaboración con entidades de seguridad privada, entre otras.


Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción