Una cortina de agua divide Cataluña

Barcelona y Girona viven unos de los veranos más secos de su historia mientras Tarragona sufre inundaciones

Incendio en la sierra de Collserola, en Barcelona, el pasado junio.
Incendio en la sierra de Collserola, en Barcelona, el pasado junio.Albert Garcia (EL PAÍS)

La sensación de muchos barceloneses que durante este verano en la ciudad no cae ni gota no es infundada. La capital catalana ha vivido unos meses de junio, julio y agosto sin apenas agua: solo han caído 25 litros por metro cuadrado, la cantidad más baja durante este periodo en 60 años, y la cuarta más baja desde 1914, año en que el Observatorio Fabra empezó a recabar datos. En contraste, como si se tratase de dos Cataluñas separadas por una inmensa cortina de agua, en las comarcas de Tarragona ha ocurrido exactamente lo opuesto y algunos días han sido literalmente inundadas por las lluvias torrenciales. El jefe del Área de Climatología del Servicio Metereológico catalán (Meteocat), Marc Prohom, explica que la estación en las Terres de L’Ebre será con mucha probabilidad la tercera más lluviosa desde 1905, año en el que se empezaron a recabar datos.

Alfons Puertas es el meteorólogo del Observatorio Fabra y explica que este año ha sufrido mucho por la falta de agua y el calor (la ciudad ha vivido también un periodo extraordinario de alta temperatura), dos factores que también explican los reiterados incendios que a principio de verano se declararon en la sierra de Collserola. Los datos anotados en los últimos treinta años dicen que en el punto más alto de Barcelona deberían haber caído en torno a 100 litros, pero este verano en cambio solo han caído unos 25, “una cuarta parte de lo que es normal”, explica el meteorólogo del observatorio barcelonés.

La falta de agua no solo es cosa del verano, sino que se ha convertido en la tónica general en los ocho meses que llevamos de año. “A estas alturas, deberían haber caído en torno a 350 litros por metro cuadrado y solo llevamos 166”, explica Puerta, quien está observando cómo en los últimos años los patrones de sequía cíclicos se están repitiendo con una frecuencia más elevada, en parte por los efectos del cambio climático.

Más información
Las inundaciones por las fuertes lluvias en España, en imágenes
El temporal con lluvias torrenciales provoca inundaciones en el sur de Tarragona y en Castellón

La misma impotencia de que del cielo solo caen rayos de sol con calor se está viviendo en Girona en esta estación del año, que según el jefe del Área de Climatología del Meteocat va camino de convertirse también en el cuarto verano más seco en un siglo. “La tendencia [de sequía]es bastante contundente estadísticamente hablando”, dice Prohom. “Se está observando cómo en la cuenca mediterránea las sequías son cada vez más frecuentes. Según las proyecciones esta disminución de precipitación se debe seguramente al calentamiento global”, añade el meteorólogo, quien advierte que los fenómenos extremos como las altas temperaturas o las lluvias torrenciales que el pasado miércoles afectaron al sur de Tarragona pueden ir en aumento en los próximos años. Las proyecciones climáticas del Meteocat confirman un constante incremento de la temperatura, y en su estadio más pesimista apuntan que a finales de siglo la subida de la temperatura puede rondar los cinco grados respecto al actual periodo de referencia (1971-2000).

Pese a la situación de sequía que se vive en Barcelona y Girona, los pantanos catalanes siguen en una situación que debería garantizar el suministro de agua durante al menos 18 meses. Las reservas actuales se encaraman al 72%, según los datos de la Agencia Catalana del Agua, a la espera de lo que suceda este otoño.

Sobre la firma

Carlos Garfella Palmer

Es redactor de la delegación de Barcelona desde 2016. Cubre temas ambientales, con un especial interés en el Mediterráneo y los Pirineos. Es graduado en Derecho por la Universidad de las Islas Baleares, Máster en Periodismo de EL PAÍS y actualmente cursa la carrera de Filosofía por la UNED. Ha colaborado para otros medios como IB3 y Ctxt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS