El temporal con lluvias torrenciales provoca inundaciones en el sur de Tarragona y en Castellón

Una docena de personas han tenido que ser rescatadas de sus vehículos en la N-238, entre Vinaròs y Ulldecona

Rescate de varias personas atrapadas en la N-238, a la altura de Vinaròs (Castellón), este miércoles. En vídeo, las inundaciones en el sur de Tarragona y Castellón.

La zona del sur del Delta de l’Ebre, en las comarcas del Baix Ebre y Montsià, en Tarragona, vive este jueves un episodio de precipitaciones que empezó el miércoles con gran intensidad, con momentos de lluvias torrenciales que han dejado inundaciones, calles y carreteras convertidas en torrentes y vehículos arrastrados. En la vecina provincia de Castellón, alrededor de una docena de personas han tenido que ser rescatadas de sus vehículos por bomberos y Guardia Civil en la N-238, entre Vinaròs y Ulldecona.

“Ha sido en dos minutos”, ha relatado Juan Ciudad, al que han tenido que sacar de su coche después de asegurarlo con cuerdas, dada la fuerza del agua que, desbordada de un barranco, ha anegado la carretera. En esos momentos apenas caía agua, por lo que no ha sido una conducción temerosa, sino que la tromba ha llegado por tierra, desbordada, rugiendo. “Hemos pasado miedo, sí. El agua iba subiendo por el coche y mi marido está recién operado”, cuenta Conchita Rollad, quien iba a iniciar este miércoles sus vacaciones. Ellos, como otras cuatro personas, han sido rescatadas y posteriormente trasladadas en la pala de una excavadora hasta un punto seco. Uno de ellos ha tenido que ser atendido por los servicios médicos. Al lugar, donde a primera hora de la tarde del miércoles seguía lloviendo copiosamente, se han desplazado siete dotaciones de bomberos.

Mapa de la Aemet con las zonas en aviso amarillo y naranja por fuertes lluvias.
Mapa de la Aemet con las zonas en aviso amarillo y naranja por fuertes lluvias.

Los municipios tarraconenses más afectados son Alcanar (ha acumulado 78 litros por metro cuadrado en media hora), Les Cases d’Alcanar (donde el agua ha llegado hasta el puerto arrastrando todo lo que encontraba a su paso) y Sant Carles de la Ràpita (donde las redes sociales atestiguan también la violencia del agua). Algunos de los pueblos están ubicados entre el mar y la sierra del Montsià, cuyos torrentes bajan llenos. En algunos puntos durante la mañana del miércoles ha llovido la mitad de lo que llueve durante todo el año, 230 litros por metro cuadrado. El temporal también ha afectado las instalaciones del camping de Els Alfacs. Por ahora no se conocen daños personales.

El agua, que con esta intensidad corre de forma violenta por donde se puede abrir paso, ha obligado a cortar la circulación de los trenes de la línea R-16 y el servicio de larga distancia del Corredor Mediterráneo, y Renfe no ha podido habilitar un servicio alternativo porque las carreteras también están afectadas (están cortadas la N-340 y la autopista AP-7 lo ha estado durante unas horas). La Generalitat y Protección Civil piden evitar los desplazamientos. La tormenta ha dejado, por ahora, a 10.000 usuarios sin luz y en la zona todo el mundo recuerda otro temporal que provocó inundaciones en otoño de 2018.

El temporal, que hasta la una de la tarde del miércoles ha acumulado 167,8 litros de agua por metro cuadrado en Alcanar, ha inundado calles y bajos en la zona, donde, según las imágenes grabadas por algunos vecinos y compartidas en las redes sociales, ha arrastrado a varios vehículos. Entre las 12.00 y las 13.00, los bomberos han recibido 126 avisos por importantes inundaciones, que afectan especialmente a Alcanar (con 96 alertas), donde algunas calles se han convertido en ríos por donde baja el agua hasta llegar al mar.

Protección Civil de la Generalitat ha elevado al nivel de alerta el plan de inundaciones por la intensidad de las lluvias en el Montsià y el Baix Ebre y las incidencias por las inundaciones y ha recomendado no aparcar en rieras o zonas inundables, alejarse de estas zonas, no atravesar zonas inundables o pasos subterráneos, no ir a garajes o a zonas donde se acumule el agua y evitar circular por caminos y vías secundarias cerca de ríos y rieras.

Las lluvias torrenciales que han inundado bajos y calles en el Baix Ebre y el Montsià también han obligado a cortar la N-340, entre Amposta y Alcanar, la AP-7, en Ulldecona en dirección Tarragona, y la carretera local TP-3318 en Ulldecona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción