Madrid sufre el segundo peor tormentón de agosto del último siglo

Las fuertes precipitaciones causaron de madrugada y a primera hora de la mañana atascos, accidentes, inundaciones y problemas en el transporte

Un hombre, obligado a abandonar su vehículo a causa de un embalsamiento, anoche en Madrid. En vídeo, las lluvias durante la noche y los atascos en la mañana.EFE / VÍDEO: EPV-EFE

La dana ―acrónimo de depresión aislada en niveles altos, un embolsamiento de aire en capas altas― dejó en Madrid intensas tormentas desde la madrugada del martes al miércoles hasta primera hora de la mañana de ayer, que complicaron el tráfico, afectaron al metro y a Cercanías y causaron inundaciones en viviendas, todo ello en el primer día de trabajo para muchos ciudadanos tras las vacaciones. Después de unas horas de calma, se esperaba que por la tarde continuaran los chubascos, aunque más generalizados e intensos que los de la noche, adviertía la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). No fue así. Aunque llovió y se acumularon algunos litros de agua más a los de la noche, la peor parte se la llevó la provincia limítrofe de Toledo.

Cayeron 86,4 litros por metro cuadrado en el Alto del León ―72 en tan solo una hora― y 66,8 en Tielmes, los dos observatorios de Aemet en la región donde más llovió. Les siguieron Navacerrada con 66,6, Rascafría con 59, Arganda del Rey con 55,6, Alpedrete con 44, y la capital con 35,8 en la estación de El Retiro. Madrid copó cuatro de los 10 registros más altos de precipitación de todo el país, con el dato del Alto del León como el segundo más alto del ranking.

“En Navacerrada en septiembre se suele recoger de media en todo el mes 60 litros, por lo que ha llovido en unas horas 26 litros más de lo que cae en todo el mes, mientras que en El Retiro lo normal son 22, 13 más solo hoy″, destaca el portavoz de Aemet Cayetano Torres. Rubén del Campo, también portavoz de Aemet, habla de una señora tormenta. “Ha sido el segundo día de agosto más lluvioso desde 1920, solo superado por 1947, con 53,2 litros″, detalla.

En la capital, hubo accidentes en la M-30 en Embajadores, Ventas, O´Donnel y avenida Mediterráneo mientras que el túnel de Santa María de la Cabeza estuvo cortado desde la madrugada. Sobre las dos de la tarde se abrió el carril izquierdo, pero a las diez de la noche continuaba el corte del derecho. Otros túneles como los de la plaza del Emperador Carlos V y el de República Dominicana también sufrieron cortes durante la noche anterior.

El servicio de metro estuvo “plenamente operativo” desde las 14.30, detallan fuentes del suburbano, pero el día comenzó con “algunas incidencias” que, sobre las ocho, seguían afectando a la línea 5, sin servicio entre Pirámides y Oporto, y la 9, entre Colombia y plaza de Castilla. A las nueve, la L-5 reabrió y a las 14.30, la L-9, cuyos problemas provenían de la rotura de un colector del Canal de Isabel II.

En esta línea, la salida de la estación de Rivas Vaciamadrid se inundó por la mañana y por la tarde, por lo que los trenes no paraban y se recomendaba bajar en Rivas Futura, informa Patricia Segura. “Son 10 minutos caminando, pero está lloviendo a cántaros”, decían los trabajadores. “Yo iba al centro. Voy a ver si cojo un autobús aquí que me lleve a Conde de Casal. Esto suele pasar, cada vez que llueve mucho, cortan el metro”, contaba Pilar, varada en esta estación.

Daniela, sentada Rivas Futura, esperaba a que su hija fuera a recogerla al no detenerse su convoy Vaciamadrid. “He tardado un montón hasta llegar hasta aquí. Vengo de Ocaña y había una tormenta y un granizo”, explicó. “Yo llevo en esta zona unos 10 años y no lo he visto así nunca”, asegura Juan Manuel Vicente, que trabaja en la parada de Rivas Futura.

En Cercanías, hubo problemas de madrugada en la C-5, que se solventaron sobre las 7.45. Durante todo el día, se registraron retrasos en la C-3 y la C-4 a causa de una incidencia entre Planetario y Atocha. En la C-3, los trenes no paraban ni en San Cristóbal ni en Villaverde Bajo. Además, otra avería entre Los Molinos y Cercedilla provocaba retrasos en la C-8.

Entre la medianoche y las 11.30, Emergencias Madrid 112 gestionó 295 expedientes, sobre todo en Alpedrete, Valdemoro, Parla, Fuenlabrada, Rivas-Vaciamadrid y la capital, mientras que la Policía Arganda del Rey atendió durante la madrugada 90 avisos por riadas, balsas de agua y personas atrapadas en sus coches. Los bomberos de la Comunidad de Madrid hicieron 110 salidas, 80 de carácter menor, por garajes y bajos inundados, y 10 “relevantes”, por ejemplo, personas en vehículos.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid realizaron 58 intervenciones hasta las ocho de la mañana, ninguna grave. Según fuentes municipales, sobre las cinco y media de la mañana fue cuando llovió más fuerte y la zona sur, el área más afectada.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción