Roban el móvil y joyas a 23 personas en una supuesta entrevista de trabajo en Barcelona

Los falsos entrevistadores alquilaron un espacio en un centro de ‘coworking’ de Mataró para dar credibilidad a su plan

Patrullas de los Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo.
Patrullas de los Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo.MOSSOS D'ESQUADRA (EL PAÍS)

Los Mossos d’Esquadra investigan el robo de objetos personales, móviles y joyas, a 23 personas mientras realizaban una supuesta entrevista de trabajo en Mataró (Barcelona). Según ha informado este viernes la policía catalana en un comunicado, los falsos entrevistadores hicieron pasar a los candidatos a una sala para rellenar formularios y hacer una prueba complementaria, momento que aprovecharon para sustraer sus pertenencias. La investigación se inició el pasado miércoles 11 de agosto, cuando los agentes tuvieron conocimiento de un hurto en un centro de coworking de la capital del Maresme. Los falsos entrevistadores no llegaron a pagar nunca el alquiler del local.

Más información
Detenida la cúpula de una fundación contra el cáncer por supuesta estafa con las huchas de las donaciones
Unos atracadores asaltan dos bingos en Barcelona y Ripollet en una misma noche

Las víctimas fueron convocadas para realizar una entrevista de trabajo en un centro de negocios que los ladrones habían alquilado para generar un entorno de confianza. Concertaron día y hora a los candidatos y, una vez reunidos todos en las instalaciones, les hicieron dejar sus objetos personales en una sala cercana, con la excusa de que debían cumplimentar una documentación.

Al ver que los falsos entrevistadores no regresaban, las víctimas se dirigieron a la recepción y entonces se percataron de que los estafadores se habían ido tras robar sus enseres personales. Hasta el momento, los afectados han presentado 14 denuncias por hurto y la investigación sigue abierta para localizar a los autores de los hechos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS