_
_
_
_

Una nueva línea de alta tensión llevará ‘energía verde’ de Aragón a Cataluña

Forestalia invertirá 60 millones para conectarse a la subestación de Begues

Una línea de alta tensión.
Una línea de alta tensión.JOAN SÁNCHEZ
Dani Cordero

Una nueva línea eléctrica de alta tensión cruzará media Cataluña para descargar la electricidad verde producida en parques eólicos y fotovoltaicos de Aragón. Al menos esos son los planes del grupo Forestalia, que ha iniciado una tramitación administrativa que está en fase de información pública desde el pasado mes de julio. La nueva conexión, de 400 kilovoltios (kV), será ajena a la infraestructura de Red Eléctrica de España (REE) y la levantará el mismo grupo promotor para conectarse a la subestación de Begues (Baix Llobregat). Serán más 150 kilómetros de red cruzando 40 municipios catalanes que supondrán una inversión próxima a los 60 millones de euros, según consta en el proyecto presentado al Ministerio de Industria.

El Ministerio de Transición Ecológica deberá ahora elaborar el informe de impacto ambiental para dar el visto bueno al proyecto, que se convertirá en la primera línea de uso privado que se levanta en Cataluña. Por ella quedarán conectados 27 huertos eólicos y parques solares, la mayor parte en Aragón. Esa inversión contrasta con las dificultades que encuentran los promotores de energías limpias para generar electricidad en Cataluña, complejidad que podría agravar el preacuerdo de lesgislatura sellado por ERC y la CUP, que supondría una moratoria a la ejecución de nuevos proyectos. La Generalitat apenas jugará un papel informativo en esta infraestructura.

Más información
El acuerdo de Govern deja en el aire a 200 parques de energías renovables
La carrera de obstáculos ‘verde’

Fuentes conocedoras del proyecto de Forestalia explican que la compañía ha encontrado una oportunidad en la generación de energía renovable, el futuro apagón nuclear por el que ha de pasar Cataluña (las dos centrales de Ascó tienen programado su cierre en 2029 y 2030) y que Cataluña es un gran demandante de energía. Y señalan que su punto de evacuación es Begues porque así se le dio autorización el pasado 14 de septiembre, si bien desde Red Eléctrica señalan que una vez su electricidad llegue a Begues la red mallada permitirá que vaya a cualquier parte.

Los planes de Forestalia van mucho más allá de este proyecto, en el que prevé invertir además de la línea eléctrica y los parques de generación más de 414 millones de euros. El plan conjunto se denomina Sputnik y contempla la construcción de hasta tres líneas de alta tensión como la que ha salido ahora a información pública.

“La inversión de Forestalia es la lógica del mercado ante la ineficacia de Cataluña: si tú no ocupas un espacio te lo ocupan otros”, afirma Jaume Morrón, director general de EolicCat, que ha calculado que la línea de alta tensión supondrá una servitud total de 673,11 hectáreas que apenas dejarán unos ingresos de 11,7 millones de euros en 50 años. Los aerogeneradores previstos, señala, supondrán unos ingresos en Aragón de 643,1 millones de euros, entre alquileres de terreenos e impuestos, gracias a la implantación de placas fotovoltaicas y molinos de viento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mientras tanto, en la comunidad catalana apenas el 10% del consumo bruto de energía procede de fuentes verdes, la mitad de lo que los objetivos europeos marcaban para el año pasado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Dani Cordero
Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_