Festival Grec de Barcelona

El Grec cierra con más de 107.000 espectadores y se acerca a la normalidad

Cesc Casadesús estará al frente del festival dos años más

'Carrer robadors', de Julio Manrique, abrió el Grec 2021.
'Carrer robadors', de Julio Manrique, abrió el Grec 2021.Enric Fontcuberta / EFE

107.888 personas han acudido a los espectáculos del Festival Grec de Barcelona 2021. El director del festival, Cesc Casadesús, y el director de Programas Culturales del Icub del Ayuntamiento de Barcelona, Esteve Caramés, han comunicado el balance de este festival, una semana más largo que en años anteriores, y han expresado su satisfacción. Casadesús ha insistido en la excepcionalidad de este Grec, el segundo que se celebra en tiempos de pandemia: las restricciones de la pandemia han obligado a reducir aforos, que han sido como máximo del 70 %; la distancia entre espectadores, la obligatoriedad de llevar mascarilla en determinadas situaciones y la exigencia de respetar los protocolos han sido las manifestaciones más evidentes que algo se escapaba del escenario habitual.

Más información

En cuanto a los datos de asistencia, a las obras representadas en el Grec Montjuïc (el grueso de espectáculos de la zona de la falda de Montjuïc: Teatre Grec, Lliure, Mercart de les Flros...) han acudido 41.447 espectadores, con una ocupación media del 83 %. 15 espectáculos han agotado todas las entradas y 50 sesiones, también. La ocupación media del Grec Ciutat (salas y espacios fuera del entorno de Montjuïc) ha sido del 66 % (56.577 espectadores). 9.864 personas han asistido presencialmente a las “actividades del espectador” (coloquios, posfunciones, talleres…) y 65.929 lo han hecho en línea. Por televisión y por radio, el Grec lo han seguido 465.469 personas.

A pesar de las restricciones de aforo, estas cifras se acercan bastante a las de 2019, el último Grec antes de la pandemia, que fue seguido en vivo por 137.737 personas. Las cifras de 2020, cuando se celebraron muy pocas sesiones presenciales por la situación sanitaria y los espectadores fueron muchos menos (23.572), no son válidas a la hora de hacer comparativas.

A pesar de las restricciones y los riegos de contagio, la programación se ha desarrollado sin grandes incidencias. La afectación directa por la covid-19 se traducido en la cancelación de dos espectáculos: FIQ, del Groupe Acrobatique de Tanger, en el Teatre Grec, y el concierto de Imany, en la Sala Barts. Tres funciones han sido anuladas: dos de Transverse Orientation, de Dimitris Papaioannou, en el Mercat de les Flors, y una de Salvació total imminent immeditata terrestre i col·lectiva, de Sixto Paz, en la Sala Beckett. Los espectáculos Combat de negre i de gossos, dirigido por Roberto Romei; Annobon, de Fora de Quadre; Marina Herlop i Itaca Band se han pospuesto al otoño, mientras que algunas funciones de La gavina, de Àlex Rigola, en la Villarroel, y L’habitació blanca, en la FlyHard, se pospusieron y se realizaron en el mismo mes de julio. La FlyHard ha anunciado que en septiembre volverá a programar L’habitació blanca.

El director de Programas Culturales del Ayuntamiento ha anunciado que, a propuesta de Joan Subirats, confirmada por su substituto, Jordi Martí, se ha ofrecido a Cesc Casadesús seguir dos años más como director del festival. “Son dos años importantes en los que hay que consolidar los cambios que ha puesto en marcha el equipo actual”, ha explicado el representante del Consistorio.

Cesc Casadesús, por lo tanto, seguirá al frente del Grec, del que ha querido destacar su “sentido público”. “Nos interesan las cifras de ocupación, pero también otros datos más cualitativos”, ha dicho, recordando iniciativas como la de los teatros de proximidad. “Es una obligación para un festival público descubrir a artistas, aunque no llenen las salas (el público de teatro debe tener más curiosidad…) y, por supuesto, dar voz a la creación local. Estos son los retos”. El antiguo director del Mercat de les Flors ha destacado que tocaba asumir el riesgo que suponía traer a compañías de fuera (ha revelado el periplo del equipo de Dear Winnie, que tuvo que recorrer 1.200 kilómetros por carreteras africanas por la anulación de un vuelo).

Si en esta edición el Grec ha viajado a África, en estos dos años siguientes se propone un recorrido artístico por Europa. “La intención es que durante estos dos años pasen por Barcelona creadores europeos que todavía no se han visto al mismo tiempo que se trabajará para consolidar y profundizar los lazos con artistas que tienen ya una relación con el festival y la ciudad”, ha dicho Casadesús, que ha hecho hincapié, en este sentido, en la asociación con los festivales de Bruselas, de Viena y de Montpellier.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50