LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Cataluña se enfrenta a un repunte de positivos sin saber cómo afectará a los hospitales

Los expertos piden acelerar la vacunación para contrarrestar el auge de la variante delta y la reapertura

Personal sanitario atiende a un paciente ingresado en la UCI del hospital Josep Trueta de Girona.
Personal sanitario atiende a un paciente ingresado en la UCI del hospital Josep Trueta de Girona.Glòria Sánchez / Europa Press

La pandemia ha tocado suelo en Cataluña y vuelve a repuntar. Los expertos observan un crecimiento “significativo” de los datos epidemiológicos y ven con incertidumbre la magnitud de la subida. El fin de muchas restricciones, el aumento de la interacción social y el auge de la variante delta se presentan como los principales factores del ascenso. Al otro lado de la balanza está la vacunación. Los expertos confían en que la protección colectiva sea suficiente para evitar un crecimiento significativo de los ingresos hospitalarios.

El departamento de Salud notificó ayer que la velocidad de propagación (Rt) sobrepasó por primera vez en casi tres semanas el umbral de 1, al alcanzar los 1,08 puntos. Esto significa que por cada 100 positivos se contagian otras 108 personas. Enric Álvarez, miembro del BioComSC, el grupo de investigación de la Universitat Politècnica de Catalunya experto en proyecciones, alerta de la tónica en los próximos días: “En Cataluña estamos creciendo de forma significativa y la tendencia de los positivos se acelera”, explica. “Aún no sabemos si esta aceleración continuará, pero todo indica que a corto plazo habrá subidas significativas. Estamos en un aumento del 10% semanal de los positivos y es posible que este ritmo crezca”. Álvarez prevé que en las próximas semanas la Rt puede sobrepasar los 1,20 puntos, una expansión que no se daba desde abril. “Las predicciones nos dicen que la epidemia crecerá. La incógnita es saber hasta dónde llegará la Rt”, concreta.

Más información

La situación de expansión se explica por tres razones, según Jesús Caballero, presidente de la Societat Catalana de Medicina Intensiva i Crítica, de la Acadèmia de Ciències Mèdiques de Catalunya: “La vacunación aún no ha conseguido la inmunidad de grupo, las restricciones se han relajado y la variante delta sigue instaurada en nuestro territorio”.

La variante delta representaba la semana pasada un 20% de los positivos, según los datos de Salud. Tomàs Pumarola, epidemiólogo del hospital Vall d’Hebron, asegura que esta cifra ha crecido. “Los datos en la secuenciación del virus siempre llegan más tarde”, explica, “ahora podríamos estar entre un 30% y un 40%, pero no tenemos las cifras concretas”. Pumarola avanza que la mutación acabará predominando “en julio” en Cataluña. “De esto no hay duda”.

El auge de la variante delta alerta a los expertos por su alta transmisibilidad. Álvarez concreta que “si una persona contagiaba a otra persona con la variante alfa, ahora contagiaría a 1,4 personas aproximadamente”. Y en este contexto, Cataluña inicia una fase con menos restricciones. Pumarola recuerda: “Dejaremos de llevar mascarilla, el ocio nocturno vuelve a funcionar y empiezan las vacaciones”. Y añade: “Estas variables pueden afectar al desarrollo de la pandemia”.

El Departamento de salud ha acelerado la convocatoria para vacunar a diferentes franjas de edad porque la inmunización es la fórmula para contrarrestar la interacción y el crecimiento de la variante delta. Salud concretó la semana pasada que la eficacia de un primer pinchazo contra esta mutación es del 33%, mientras que la pauta completa alcanza el 80%. En Cataluña, únicamente un 35,6% tiene la vacunación completa, mientras que un 56,7% ha recibido una primera dosis.

Hace un año, el aumento de los positivos hubiera implicado un crecimiento de la presión asistencial en los hospitales. Ahora, sin embargo, con las personas de riesgo protegidas, la situación debería ser diferente. Caballero celebra: “Tenemos margen. Lo más razonable es que haya un repunte y se pueda asumir”. Actualmente Cataluña registra 468 pacientes con covid en los hospitales. En el Sant Pau de Barcelona, hay actualmente una decena de ingresados, y entre 8 y 10 críticos, mientras que hace un mes eran el triple en planta, y el doble en la UCI, explica Pere Domingo, coordinador covid del centro. Domingo y Caballero coinciden en el descenso de la edad de los ingresos. “Ahora tienen entre 40 y 50, aproximadamente, con casos de treintañeros”.

El descenso de la edad media también se observa en los casos positivos. La edad de los casos confirmados es actualmente de 31,8 años, mientras que hace dos semanas era de 34,64. El aumento de la interacción, especialmente entre los más jóvenes, aún sin vacunar, ha disparado sus niveles de contagio. Las personas de entre 15 y 29 años registran una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 166 casos por 100.000 habitantes, el doble de la media (84) de toda la población catalana.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50