servicios sociales

Solo un hombre ha pedido el servicio de canguro municipal de Barcelona frente a 330 mujeres

El proyecto Concilia del Ayuntamiento abre un séptimo espacio tras atender a 400 niños

Dos educadoras en el servicio de canguro municipal del barrio de La Verneda, en Barcelona, el pasado mes de octubre.
Dos educadoras en el servicio de canguro municipal del barrio de La Verneda, en Barcelona, el pasado mes de octubre.CRISTOBAL CASTRO

El servicio de canguro gratuito municipales Concilia, creado en Barcelona a comienzos de curso para atender a familias en seis barrios con rentas bajas, ha prestado ya 3.000 servicios a 400 niños que de media lo han utilizado tres veces al mes. El 48% de las usuarias del servicio son mujeres de familias monomarentales. Y solo un hombre ha solicitado el canguro municipal frente a 330 mujeres. El 54% de las familias estaba previamente vinculada a otros servicios públicos.

Ante la buena acogida del Concilia, en el que trabajan 18 educadores, el gobierno de la alcaldesa Ada Colau ha anunciado este lunes que lo amplía a un séptimo espacio, en el barrio del Bon Pastor, y prorroga su funcionamiento hasta finales de curso. El servicio funciona entre semana por las tardes y los fines de semana en horario de mañana y tarde en los barrios de La Verneda i la Pau, El Besòs i el Maresme, Trinitat Vella, Raval, La Marina y Zona Nord, todos ellos incluidos en el Plan de Barrios, que busca reducir la brecha social en la ciudad.

Más información

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laura Pérez, ha explicado que el 33% de las veces el servicio se utiliza por motivos laborales, y el 19% por motivos de autocuidado de las madres (como ir al médico) o también hacer la compra. La mayoría de menores que utilizan el servicio tienen entre 5 y 6 años, ha explicado, y ha precisado que a menudo son sus hermanos mayores quienes les acompañan hasta el centro.

“El servicio no busca atender todas las tardes sino cubrir necesidades de las familias que tienen que ver con la formación, el ámbito laboral o los cuidados. Estamos llegando a mujeres que tienen poca red relacional y que ante una llamada para trabajar unas horas o acudir a una entrevista o la posibilidad de formarse nos llaman y lo piden”, ha explicado, para añadir que la diversidad de orígenes, junto a la precariedad económica está relacionada con la dificultad de las mujeres para conseguir tener una red.

También da idea del perfil de usuarias el hecho de que el 70% de las familias han necesitado ayuda para solicitar el servicio, pese a que la inscripción se puede hacer en línea y es sencilla. Pérez también ha destacado que durante los meses que lleva el servicio abierto “ha tenido capacidad para responder a la emergencia en 215 casos, la mayoría ofertas laborales sobrevenidas”.

El concejal de Presidencia y Plan de Barrios, Jordi Martí ha añadido que la mayoría de las personas que participan en los programas del plan son mujeres, que sufren una “doble desigualdad”, por el hecho de ser mujeres y vecinas de barrios desfavorecidas. Martí ha repasado programas que “tienen un enorme potencial de transformación”, como el Proyecto Concilia, otros que generan espacio y capital social y de relaciones entre vecinas, programas de inserción laboral y formativos, y otros vinculados a la mejora de los espacios públicos con mirada de género.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50