LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Medio millar de enfermeras vacunarán contra la covid-19 en las residencias catalanas a partir de enero

La curva epidémica vuelve a repuntar ligeramente en Cataluña y el Govern estudia ampliar el confinamiento comarcal al área metropolitana de Barcelona

Decenas de personas cruzan el paso de peatones que comunica la plaza de Catalunya con la Rambla en Barcelona.
Decenas de personas cruzan el paso de peatones que comunica la plaza de Catalunya con la Rambla en Barcelona.Albert Garcia

Cataluña tiene a punto su plan de vacunación contra la covid-19. Al menos, la primera fase, donde se inmunizará a la población más vulnerable en el primer trimestre del año. La consejera de Salud, Alba Vergés, ha confirmado este lunes que medio millar de enfermeras distribuidas en 25 grupos de trabajo por toda la comunidad serán las encargadas de administrar la vacuna a residentes y trabajadores de centros de mayores y discapacitados. El Govern estima inmunizar a unas 500.000 personas en el primer trimestre del año, pero advierte de que no se puede bajar la guardia, ni ahora ni entonces. Queda camino para conseguir la inmunidad de grupo y los datos epidemiológicos tampoco dan un respiro. De hecho, después de unos días en descenso, la curva epidémica ha vuelto a repuntar ligeramente y sitúa la incidencia acumulada en 14 días en 206 casos por 100.000 habitantes. Precisamente el día que la Generalitat abre centros comerciales y amplía el aforo de grandes espacios culturales, la velocidad de transmisión del virus y las hospitalizaciones vuelven a crecer.

Más información

“Planteamos 25 equipos con 20 enfermeras cada uno que trabajan en subequipos de dos personas y tendrán el apoyo de personal administrativo. Primero las formamos para aspectos específicos que tiene esta vacuna porque tiene características especiales que obligan a hacer pequeña formación. Estos 25 equipos se desplazarán a cada residencia y vacunarán allí. Estamos acabando de definir los circuitos”, ha dicho la subdirectora general de Promoción de la Salud, Carme Cabezas. Según el calendario de la Generalitat, empezarán a vacunar con la vacuna de Pfizer, cuya aprobación está prevista para finales de diciembre y previsiblemente será la primera en llegar, durante los primeros días de enero. Durante el primer trimestre del año prevén vacunar a unas 500.000 personas.

Lo que no ha aclarado la Generalitat es cuál será el siguiente paso en el proceso de vacunación. “La segunda etapa está pendiente de acabar de definir. Los documentos del ministerio solo hablan de la primera etapa. Necesitamos saber cómo van llegando las vacunas de Pfizer y las otras dos que están a punto de ser autorizadas a nivel mundial. Pero las líneas irían a la vacunación de personas de riesgo y personas mayores, unos dos o tres millones de personas en Cataluña”, ha indicado Cabezas. La responsable de Promoción de la Salud ha apuntado que vacunar a un número tan elevado de personas en una segunda fase se asemeja más a la tradicional campaña de vacunación de la gripe y ha sugerido que el despliegue logístico se parecerá al dispositivo que se monta para este tipo de campañas.

El Govern ha calificado el inicio de la vacunación como “una luz al final del túnel”, pero ha vuelto a hacer un llamamiento a la cautela. Las cifras no acompañan. A 10 días de la Navidad, época en la que se esperan más interacciones sociales y movilidad entre los ciudadanos, Cataluña sigue con la curva epidémica elevada y ha vuelto a virar la tendencia descendente de los últimos días: la velocidad de transmisión (la Rt, que mide a cuántas personas contagia, de media, un positivo) se sitúa en 0,96, próxima al umbral de 1 que marcan las autoridades sanitarias como la cifra máxima para mantener a raya el control de la epidemia. Las personas ingresadas a causa de la covid-19 vuelven a superar la barrera psicológica de las 1.500 (hay 1.519) y permanecen en cuidados intensivos 344 enfermos en estado crítico.

La consejera de Salud no ha explicado si el crecimiento de las cifras epidémicas rompen la etapa de estabilización en la que estaba Cataluña la semana pasada o corresponden al crecimiento natural de infecciones ocasionado por la búsqueda proactiva de casos en los cribados masivos. Vergés se ha limitado a decir que irán “analizando los datos” y ha recordado que “hay que ser muy estrictos en el cumplimiento de las medidas” de protección y las restricciones aplicadas. Este lunes entra en vigor la reapertura de los centros comerciales, la ampliación de aforo en grandes teatros, como el Liceu de Barcelona, o la flexibilización del confinamiento perimetral de fin de semana (de ser municipal pasa a ser comarcal). El Govern también estudia la petición del Ayuntamiento de Barcelona de ampliar el confinamiento de fin de semana a toda el área metropolitana, en lugar de a la comarca: serían 36 municipios en lugar de cinco.

Temor a la Navidad

En cualquier caso, el Ejecutivo catalán contiene la respiración ante el impacto de las fiestas navideñas en la curva epidémica. El Govern había diseñado un plan específico para estas fechas que flexibilizaba los encuentros sociales (de seis a 10 personas), ampliaba el horario del toque de queda y facilitaba la movilidad para garantizar las reuniones familiares, pero ha advertido de que si empeoran los datos, no se descarta nada, ni siquiera congelar esta propuesta.

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha admitido este lunes que los Mossos d’Esquadra y las policías locales no podrán controlar que durante las fiestas se cumpla la prohibición de no reunirse más de diez personas de dos burbujas. “Es muy difícil, si ya tenemos dificultades para controlar el confinamiento de fin de semana porque tenemos los efectivos que tenemos, sería faltar a la verdad decir que podremos controlar a las familias, es imposible que podamos controlar si se cumple”. Por ello, ha llamado a la corresponsabildad de las familias: “Hacemos un llamamiento a la corresponsailidad. Nosotros tenemos la responsabilidad de fijar las medidas, pero la de su ejercicio es de todos. No olvidemos que a nosotros los políticos y a la policía se nos puede engañar, pero al virus no”.

En vistas a las reuniones familiares, pero también a las novedades de esta semana en apertura de centros comerciales y ampliación de aforo de actos culturales, Sàmper ha recordado que la ventilación que se considera óptima es de 12 litros de aire por persona y segundo. Sobre la demanda de Barcelona de ampliar el perímetro de confinamiento de fin de semana al área metropolitana (más que la comarca, como será posible moverse el próximo), ha asegurado que está en estudio.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50