La propiedad de la nave incendiada en Badalona alega que no denunció la ocupación por “humanidad”

Los dueños aseguran que buscaron un “desalojo pactado” de la vivienda, pero el Ayuntamiento no lo confirma

Bomberos trabajan en los exteriores de la nave incediada en Badalona.
Bomberos trabajan en los exteriores de la nave incediada en Badalona.Albert Garcia / EL PAÍS

La empresa propietaria de la nave incendiada en Badalona, Casas & Home Asesoramiento e Inversión Inmobiliaria, hizo llegar ayer a los medios un comunicado en el que explica por qué no denunció la ocupación del edificio donde el miércoles fallecieron tres personas. La sociedad, de la que participan dos exjugadores de la liga ACB, Antonio Medianero y Xavi Fernández, remitió un escrito de poco más de un folio, pero muy estudiado, a través de su abogado.

La empresa asegura que, si nunca denunció la ocupación de su propiedad, fue por una “cuestión de humanidad”, que las personas que vivían allí entraron en contra de su voluntad y que a pesar de que pusieron medidas, como una alarma de seguridad, no tuvieron “medios efectivos” para impedir la entrada. Todo ellos son elementos que pudieran tenerse en cuenta en la investigación que lleva el juzgado de instrucción 2 de Badalona por el incendio.

Más información

La propiedad también asegura que inició contactos con el Ayuntamiento de Badalona para lograr un proceso de “desalojo pactado”, algo que el Consistorio no confirma. Lejos de esa actitud de entendimiento, el alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, aseguró que la propiedad de la nave “pasó olímpicamente” cuando quisieron comunicarles que les habían abierto un expediente urbanístico porque la nave tenía uso industrial y se le estaba dando un uso residencial. La empresa también niega que eso sea así, y asegura que el único expediente que tienen constancia es por un atraso en el pago del IBI del local.

En el escrito, los dueños se excusan diciendo que de haber denunciado podrían haber empeorado aún más la situación de las personas que vivían en la nave. Y que, aunque lo hubiesen hecho, tampoco se hubiese resuelto la situación porque “después de un desalojo, seguro que hubiesen vuelto a ocupar la nave”. Este diario trató el jueves de saber la versión de los hechos de Medianero, que zanjó la conversación: “No quiero hablar del tema”. Ayer tampoco fue posible contactar con el otro dueño, Xavier Fernández, que dirige el club de baloncesto femenino UniGirona.

En el comunicado, lamentan la “tragedia humanitaria”, refirieron sus “buenas intenciones” a pesar de no lograr una solución, y las “muchas dudas” que tuvieron de no denunciar. Finalmente, recuerdan que los propietarios se encuentran “indefensos” ante las ocupaciones, y piden soluciones a la administración.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50