MOVILIDAD URBANA

La pandemia duplica el uso del coche en Barcelona

Los barceloneses hacen un 20% menos de desplazamientos y el 30% cambia de medio de transporte

Tráfico en la Gran Vía de Barcelona, en junio, tras la primera oleada del coronavirus.
Tráfico en la Gran Vía de Barcelona, en junio, tras la primera oleada del coronavirus.Massimiliano Minocri

La pandemia ha cambiado la forma en la que los ciudadanos se desplazan y el RACC presentó ayer un estudio en el que pone cifras a estos fenómenos en Barcelona. De entrada, se realizan un 20% menos desplazamientos (un millón al día) y el 30% de la gente ha modificado el modo de transporte que utiliza. Así, y en plena guerra contra el coche por parte del gobierno de la alcaldesa Ada Colau, el uso del coche se ha doblado y en general suben los desplazamientos individuales, mientras el uso del transporte público ha caído.

El estudio lleva por título La movilidad de la ‘nueva normalidad’ en Barcelona y lo presentaron el director de la Fundación RACC, Lluís Puerto, y el presidente de la organización, Josep Mateu. Para elaborar el informe se realizó una encuesta a 1.600 personas durante el mes de septiembre que revela que se producen un millón menos de desplazamientos diarios respecto a antes de la pandemia, y que los trayectos en coche se han doblado (han pasado del 24% al 47% del total).

La encuesta constata que el 30% de los barceloneses ha cambiado la forma de desplazarse: para sintetizar, han aumentado los modos de transporte individuales (en coche o a pie, de un 24% a un 34%) y ha caído el uso del transporte público (del 42% al 27% el metro y del 32% al 24% el bus). Por otra parte, se mantiene el uso de los vehículos de movilidad compartida (como los patinetes), y la motocicleta.

En cambio, el uso de la bicicleta en días laborables, según el estudio, ha caído un 23%. Una cifra que contrasta con el uso intensivo al que se han referido en los últimos meses operadores del Bicing o las bicicletas de alquiler, o el incremento de usuarios que han detectado talleres y comercios de bicicletas. Puerto señaló que la bici sí crece en fin de semana, pero cae de lunes a viernes.

La encuesta también preguntó por las medidas tomadas por las autoridades para facilitar la mejora de la situación sanitaria. En este sentido, la ciudadanía aprueba actuaciones vinculadas a evitar los contagios en el transporte público (como la mayor frecuencia de metros o las mamparas utilizadas en los autobuses), o el incremento de la red ciclista. Y en cambio la eliminación de plazas de aparcamiento en la calle o la subida de las tarifas del aparcamiento en superficie son las que más rechazo generan (un 61% y un 66% de las respuestas se manifiestan en contra).

Más allá de la encuesta, el estudio del lobby del motor tiene una segunda parte basada en la observación a pie de calle. En este sentido, se observó el cumplimiento del límite de velocidad en las calles pacificadas por el Ayuntamiento durante la desescalada de la primera ola del virus. Y si en Rocafort, Girona o Consell de Cent es mayoritario, en el caso de Via Laietana más del 80% de los vehículos circulan más rápido de los 30 kilómetros por hora que en teoría están permitidos. El estudio alerta también de la velocidad a la que se desplazan los usuarios de patinetes eléctricos, que también se saltan los límites.

Lo más visto en...

Top 50