MÚSICA

Más de 60 conciertos componen el Festival de Jazz de Barcelona

La cita, con abrumadora presencia de músicos locales, arranca el día 24 en varias salas

La Locomotora Negra, que dirá adiós a los escenarios en el festival, en una foto de 1972.
La Locomotora Negra, que dirá adiós a los escenarios en el festival, en una foto de 1972.

Aportando una nota de optimismo en un ambiente dominado por la desilusión y la tristeza, el Festival de Jazz de Barcelona ha desvelado el programa de su 52 edición en una presentación virtual retransmitida por Youtube. Más de 60 conciertos se desparramarán por diversos locales de la ciudad a partir del 24 de octubre. Ese día la soprano francesa Natalie Dessay inaugurará el certamen en el Palau de la Música con un recital dedicado a Michel Legrand. El adiós a los escenarios de La Locomotora Negra tras medio siglo de actividad ininterrumpida (29 de enero) o las nuevas visitas de Brad Mehlhau (4 de noviembre), el trio Benavent-Pardo-Di Geraldo (5 de noviembre), Ute Lemper recordando a Marlenne Dietrich (6 de noviembre) o el nuevo proyecto de Andrea Motis tras su reciente maternidad (28 de enero) destacan en el abigarrado cartel del certamen.

“Será un festival excepcional para un momento excepcional”, explicó Tito Ramoneda, responsable de The Project, la empresa organizadora del festival desde hace 30 años. “A lo largo de su historia el festival solo se había dejado de celebrar en dos ocasiones y por razones muy concretas. Este año podríamos no haberlo hecho, pero creemos que el público y los artistas tienen ganas. Y queremos hacerlo con todas las medidas de seguridad, mejor de lo que se están haciendo las cosas en los centros comerciales, en el metro o en los autobuses. Estamos aprendiendo a vivir con la pandemia y vivir no es solo seguir vivo, también es importante estimular los sentidos. La música nos provoca felicidad y la felicidad hasta estimula nuestro sistema inmunitario”.

Lógicamente la programación presentada no es ajena a la crisis generalizada que estamos viviendo. “La programación ha salido adelante gracias al esfuerzo por parte de todos, cuadrando la propuesta en base a los recursos que teníamos como organizadores y tomando un riesgo alto”, prosigue Ramoneda. “Los promotores estamos padeciendo mucho pero no podemos olvidar los muchos años que llevamos trabajando en este sector, no podemos tirarnos atrás”.

Si el jazz local siempre había tenido un peso específico en el programa del festival, este año su presencia será abrumadora al lado de algunas aportaciones internacionales lógicamente en número mucho menor a ediciones anteriores. “Hemos comprobado que los músicos tienen muchas ganas de salir adelante y ganarse la vida cuanto antes, adaptándose, eso sí, a las nuevas circunstancias”.

El presupuesto de este año es de 800.000 €, un 40% menos que el de la edición anterior, esperándose unos 30.000 espectadores, una cifra también menor que se ajusta a las reducciones de aforo que en casos como el Palau o el Liceu no pueden sobrepasar los mil espectadores. La organización espera recuperar el 52% del presupuesto con los ingresos en taquilla, el 18% son subvenciones institucionales y el 30% restante patrocinios comerciales.

En el cartel de esta anormal pero animosa edición sobresalen también los cuatro conciertos de Silvia Pérez Cruz con cuatro formaciones distintas (29 de octubre, 11 y 24 de noviembre y 11 de diciembre), el reencuentro de Martirio con Chano Domínguez (31 de octubre) o el cantante italiano Mario Biondi (11 de noviembre).

Como en ediciones anteriores la parcela flamenca del certamen se presentará bajo el epígrafe DeCajón y contará con presencia notables como Vicente Amigo (13 de noviembre), Tomatito (20 de noviembre) y Miguel Poveda (2 de diciembre).

El Conservatorio del Liceo, con su aforo reducido a solo 120 personas, volverá a ser el centro de las propuestas más arriesgadas del programa. Este año destacan David Murray (17 de noviembre) y Ralph Alessi (23 de noviembre).

El festival emitirá diversos conciertos en streaming desde el Palau Robert. También podrán seguirse en ese formato diversos conciertos ofrecidos desde los clubes neoyorquinos Smalls y The Village Vanguard.

Lo más visto en...

Top 50