Crisis del coronavirus

El 97% de los alumnos catalanes no ha padecido confinamiento desde el inicio del curso

La Generalitat asegura que las estadísticas muestran que las escuelas no son un foco transmisor del virus

Inicio del curso en un colegio de Barcelona.
Inicio del curso en un colegio de Barcelona.consuelo bautista

La escuela es segura y no supone un foco de contagio. Es el mensaje que la Generalitat repite como un mantra desde hace tiempo. Pero ahora tira de estadísticas para demostrar que ello es cierto. Después de más de tres semanas del inicio del curso escolar, Educación destaca que el 97% de los alumnos ha podido asistir a clase sin tener que hacer un confinamiento. “Los datos nos indican que las escuelas no son un foco amplificador de la pandemia y que las medidas que estamos aplicando están funcionando”, valoró la secretaria general de Educación, Núria Cuenca.

Según las estadísticas elaboradas por Salud sobre los positivos en los centros educativos, los casos se incrementaron progresivamente durante las tres primeras semanas de curso, llegando al pico máximo el 4 de octubre con 1.316 grupos confinados, que afectó a 29.530 alumnos, 1.654 trabajadores y a 836 centros. A partir de esta semana, las cifras han empezado a caer porque muchos grupos han finalizado las cuarentenas. Los últimos datos del portal Traçacovid, correspondientes al martes, reflejan 4.287 casos positivos acumulados y 28.039 personas actualmente confinadas, que corresponden a 1.165 grupos. Solo hay un centro cerrado, la escuela infantil La Florida de L’Hospitalet. Con todo, las autoridades se muestran prudentes y alertan de una subida de casos en los próximos días debido a que la situación epidemiológica “no es buena”.

Para corroborar la idea de escuela como espacio seguro, Salud y Educación presentaron también el detalle de las PCR realizadas en el entorno escolar. Desde la apertura de los colegios se han practicado 52.284 test en el marco de cribajes masivos en los centros, a los que se suman 46.414 más que han tenido que pasar alumnos o profesores por tener síntomas o ser contacto directo en casos externos al ámbito educativo. Los resultados indican que el porcentaje de positivos es casi la mitad en el primer escenario, el de los cribajes escolares. “Esto indica que cuando vamos a buscar contagios dentro de las escuelas, nos encontramos con menos casos que cuando los buscamos a fuera. Así que se ve que la escuela no es una fuente importante de contagio”, valoró Marc Ramentol, secretario general de Salud. Para Ramentol, la situación sería preocupante si se detectara que los positivos que entran en las aulas “después se diseminan, generando más positivos en los centros”. Pero esto, según Salud, de momento no está sucediendo.

La responsable de Salud volvió a incidir en que es necesario que las escuelas se mantengan abiertas por tres motivos. “Porque nos ayudan a prevenir y cortar los contagios, ya que detectamos a los asintomáticos. Porque se garantiza la igualdad de oportunidades y ayuda a paliar las desigualdades agravadas por la pandemia. Y porque la escuela ayuda a concienciar de las medidas de seguridad”, abundó Cuenca.

PCR tardanas

Una de las críticas habituales de familias y escuelas es la tardanza en la realización de las pruebas PCR en personas con síntomas, lo que se contradice con la promesa de la Generalitat de hacer los test en 24 horas en los casos de las escuelas. Ramentol lo achacó a una limitación en la capacidad de desplegar los equipos móviles en las escuelas. “Pero si la PCR se demora no es un drama porque la cuarentena hay que hacerla igual. No estamos perdiendo capacidad de detección”. Con todo, el secretario general defendió que el 90% de positivos se están comunicando en menos de 24 horas, aunque admitió que “en los negativos se está tardando más”, algo que se quiere paliar con el nuevo sistema de avisos por sms.

Lo más visto en...

Top 50