FELIPE VI

Aragonès carga contra la visita del Rey en su primera sesión de control como ‘president’ interino

Ciudadanos califica de “falta de educación” decir que Felipe VI no es bienvenido en Barcelona

El 'president' en funciones, Pere Aragonès, durante la sesión del Parlament
El 'president' en funciones, Pere Aragonès, durante la sesión del ParlamentGJN / GTRES

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha aprovechado la sesión de control del Parlament, la primera que responde Pere Aragonès como president en funciones, para cargar contra la visita de Felipe VI a Barcelona, agendada para este viernes. El también líder de ERC ha pedido a la Casa Real que tome nota del hecho de que tanto el Govern como el Parlament y el Ayuntamiento de Barcelona hayan declinado compartir espacios con el monarca, al que ha acusado de “alinearse con la derecha judicial”.

Aragonès ha respondido las preguntas que usualmente respondía Quim Torra en los plenos. Los grupos tenían la posibilidad de escoger si podían interpelar al vicepresident o a la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó. Todos los grupos, menos Junts per Catalunya, han optado por preguntar al vicepresident. ERC ha aprovechado para sacar el tema de la visita del Rey, envuelta en polémica tras la ausencia de Felipe VI en la entrega de despachos de la última promoción de alumnos de la Escuela Judicial y que fue impuesta por el Gobierno. El Rey no viaja a Barcelona desde noviembre de 2019 y volverá este viernes coincidiendo con el presidente Pedro Sánchez en un acto de promoción económica, la Barcelona New Economy Week.

“Un monarca que avala las corruptelas debería pedirle perdón a los represaliados por el procés. No lo hará y sabe que no es bienvenido”, ha asegurado el líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, que ha pedido al presidente en funciones que opinara sobre la visita. Aragonès ha repetido el mantra independentista de que “Cataluña no tiene Rey” y ha asegurado que muchos catalanes, incluso monárquicos, consideran que Felipe VI “dejó la neutralidad” con el discurso tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. El jefe del Estado defendió entonces que las fuerzas del Estado actuaran contra las personas que promovían la ruptura y habían violado la ley.

“Las tres máximas instituciones del país declinan participar en una foto con el Rey, porque no queremos vernos asociados con un jefe de Estado que se ha alienado con la derecha judicial”, ha denunciado Aragonès, que ha comenzado su intervención con un recuerdo hacia Tamara Carrasco, la ‘cdr’ que estuvo un año sin poder salir de su municipio y que ayer martes fue absuelta por una juez de Barcelona de un presunto delito de terrorismo.

El PSC y los comunes, que participaron en la sesión de control antes que ERC, han coincidido en indagar sobre las intenciones del Govern de continuar con la idea de un gran pacto para la sanidad en Cataluña. El socialista Miquel Iceta ha lamentado que no se haya convocado aún a los grupos parlamentarios para lograr un acuerdo. Aragonès ha asegurado que celebrará esa reunión cuando un grupo de estudio interdepartamental de la Generalitat aterrice la propuesta del comité de expertos para la transformación del sistema público de salud puesto en marcha por el expresident Torra.

“Es una falta de educación decir que el Rey no es bienvenido en Barcelona”, ha criticado Sonia Sierra, diputada de Ciudadanos, en una pregunta al consejero de Educación, Josep Bargalló. Por su parte, el jefe de la oposición, Carlos Carrizosa, ha aprovechado su intervención para criticar a Aragonès por liderar en el pasado campañas acusando a España de “robarle a los catalanes” y ha denunciado que solo será la mano ejecutora de los deseos de Oriol Junqueras.

La sesión ya había comenzado envuelta en polémica. Ciudadanos, PSC y PP habían pedido el martes a la Mesa del Parlament que reconsiderara la manera como se había estructurado la sesión de control al Govern. Tras la inhabilitación de Quim Torra como president, Aragonès ha asumido algunas de sus competencias pero quedaba en el aire cuál sería su rol ante las preguntas de la oposición. La mayoría independentista en la Mesa optó por mezclar las preguntas al los consejeros y a la jefatura del Govern en un mismo bloque. Los constitucionalistas alegaron que esa opción violaba el reglamento de la Cámara. De acuerdo a los socialistas catalanes la sustitución del presidente de la Generalitat “no es obstáculo para limitar el derecho asiste a los diputados de dirigir las preguntas a las personas que sustituyen su cargo”.

Lo más visto en...

Top 50