Saint Gobain intensifica la negociación para intentar frenar la huelga

La dirección trata de poner fin al bloqueo de la planta de Bellvei

Protesta de los trabajadores de Saint-Gobain en Tarragona.
Protesta de los trabajadores de Saint-Gobain en Tarragona.CC OO

La dirección de Saint Gobain ha intensificado las negociaciones con los sindicatos con el objetivo de levantar la protesta que lleva a cabo la plantilla de su centro en L’Arboç (Baix Penedès) y que impide salir las mercancías de otra planta de la multinacional en Bellvei. CC OO comunicó este jueves por la mañana que se había alcanzado un preacuerdo con la empresa, pero por la noche el presidente del comité de empresa, José Alberto García, ha explicado a EL PAÍS que las negociaciones se mantenían todavía porque la empresa no garantizaba el mantenimiento del empleo reclamado por la plantilla. El origen del conflicto laboral es el anuncio de Saint Gobain del cierre de la planta de l’Arboç, especializada en la producción de vidrio plano y en la que trabajan 122 personas.

“Buena noticia procedente de L’Arboç, pendiente de ratificación en asamblea hoy a las 09.00 horas”, tuiteó este jueves el consejero de Empresa de la Generalitat, Ramon Tremosa. El consejero se había quedado con anterioridad que la Generalitat y el Gobierno central ayudarían a la empresa y censuraba el bloqueo de la instalación. La asamblea, no obstante, no validó ese acuerdo, de ahí que se reemprendieran las negociaciones y se mantenga el bloqueo como medida de presión.

Fuentes de Saint Gobain explicaron que el objetivo es que ese trabajo se haga en otras plantas europeas, mientras que el vidrio ya procesado para parabrisas y ventanillas que se envía a las fábricas del sector de la automoción se seguiría llevando a cabo en Bellvei.

El problema radica en que la protesta, apenas rota para permitir pasar unos pocos camiones con material para suministrar a plantas con necesidades urgentes, podría acabar paralizando algunas fábricas españolas. Las más afectadas en estos momentos son las de Mercedes en Vitoria, PSA en Figueruelas (Zaragoza) y Ford en Almussafes (Valencia), aunque ninguna de ellas ha comunicado de momento el cierre de la producción por falta de suministros.

El precio de seguir

Ese peligro latente ha provocado que el sector en su conjunto, a través de la patronal Anfac —según explicaron fuentes sindicales—, haya mostrado su rechazo al bloqueo a la Generalitat, que se ha sumado a las presiones a los sindicatos para que dejen sus protestas.

Fuentes de Saint-Gobain señalan que la compañía ya se ha movido en sus planteamientos iniciales para aproximarse a las peticiones de los sindicatos, pero mantiene que la viabilidad de la planta es actualmente imposible. Las inversiones necesarias para renovar las instalaciones podrían alcanzar los 50 millones de euros, mientras que el cierre podría acabar por menos de 20 millones de euros. La cuestión es que Saint-Gobain mantiene que el bloqueo es ilegal y consideran haber quedado desamparados por la falta de actuación de la Generalitat.

La de Saint Gobain es otra muestra de la debilidad que está mostrando el sector de la automoción, y toda su industria auxiliar, para sobrevivir en España.

Lo más visto en...

Top 50