Cataluña y Valencia piden acoger refugiados víctimas del incendio del campo de Moria

La Generalitat pone a disposición 100 plazas de primera acogida

Decenas de refugiados esperan a ser reubicados en otro campo de la isla de Lesbos, tras el incendio del de Mória.
Decenas de refugiados esperan a ser reubicados en otro campo de la isla de Lesbos, tras el incendio del de Mória.John Liakos / AP

La Generalitat y los Ayuntamientos de Barcelona y Valencia se ofrecieron este sábado para colaborar en la reubicación de los miles de refugiados que estaban en el campo de Moria, en la isla griega de Lesbos. En concreto, el Gobierno catalán aseguró en un comunicado que puede acoger a 100 de los afectados tras el incendio del pasado miércoles que arrasó el asentamiento de migrantes más grande de Europa. La capital catalana, por su parte, explicó que dispone de 55 plazas.

Pese a la muestra de buena voluntad, la decisión final respecto a una reubicación de este tipo y la concesión del asilo es potestad del Gobierno central. En el pasado, ofertas similares de acogida, por ejemplo con el barco Aquarius en agosto de 2018 —con 141 rescatados por la ONG Open Arms a bordo— han generado roces entre administraciones. La Generalitat insistía en sus competencias para permitir la acogida al margen del Estado.

Incumplimientos

El consejero catalán de Acción Exterior, Bernat Solé, pidió este martes al Ejecutivo central “que se ofrezca a la Unión Europea y al Gobierno de Grecia a participar de manera solidaria con el resto de Estados europeos en la reubicación” y recordó el incumplimiento del acuerdo con Turquía para acoger desde 2015 a 160.000 personas llegadas de sitios en conflicto en África y Oriente Medio. De acuerdo con los datos del Programa Nacional de Reasentamiento, en los últimos cinco años han llegado a España unas 3.700 personas. Las últimas siete, en enero pasado.

"Es fundamental que en un momento como este las autoridades que lideran las instituciones europeas obren una mejor coordinación que permita una reubicación efectiva, pidió el alcalde de Valencia, Joan Ribó, en un comunicado conjunto con los alcaldes de Ámsterdam y Barcelona. En el consistorio de la capital catalana han puesto a disposición un equipamiento municipal, preparado para la acogida inicial, con capacidad para 55 personas.

El campamento de Moria fue abierto por la UE en 2013 con una capacidad para 2.800 personas pero ha llegado a tener hasta 13.000 refugiados a la espera de que se decidiera su situación migratoria. Unos 4.000 son menores de edad, que vivían en condiciones de hacinamiento y sin acceso a servicios básicos.

Lo más visto en...

Top 50