JUNTS PER CATALUNYA

Junts reúne a todos sus diputados y olvida la crisis interna

Cancelado por el coronavirus el encuentro previsto con Puigdemont en el sur de Francia

Quim Torra, durante la reunión presencial y telemática de los diputados y senadores de Junts per Catalunya.
Quim Torra, durante la reunión presencial y telemática de los diputados y senadores de Junts per Catalunya.David Oller / Europa Press

Todos los diputados de Junts per Catalunya en el Parlament, el Congreso y el Senado se reunieron este miércoles de forma telemática en la Cámara catalana para planificar el inicio del nuevo curso político sin que se abordara la crisis que vive la formación tras la denuncia presentada por el PDeCAT. El encuentro estuvo presidido por Quim Torra, quien centró su intervención en la situación sanitaria y la gestión que ha hecho la Generalitat.

Aunque no hizo ninguna referencia a la convocatoria de la ANC de celebrar concentraciones en Cataluña, Torra sí se mostró partidario de que la Diada se celebre saliendo a los balcones el 11 de septiembre a las 17.14 horas, según explicaron algunos de los asistentes. Ni el president, ni el presidente del grupo en el Parlament, Albert Batet, ni los portavoces en el Congreso y el Senado, Laura Borràs y Josep Lluís Cleries, abordaron la situación que vive esta formación y sí afloraron las críticas al Gobierno de Pedro Sánchez por cómo ha afrontado la crisis del coronavirus o por “haber colaborado y avalado la huida” del rey emérito de España.

A la reunión asistieron los escasos diputados que aún no han roto el carné del PDeCAT para irse a Junts per Catalunya, como Marc Castells o Lluís Font, en el caso de la cámara catalana o Ferran Bel y Sergi Miquel en el Congreso. No sucede lo mismo con los cinco senadores que se dieron de baja en bloque la tarde del pasado sábado al conocerse la demanda del PDeCAT contra Junts per Catalunya en la que se pide al juzgado que prohíba a esta formación emplear esa denominación tras la maniobra realizada para hacerse con la marca.

La reunión de ayer, primero de los diputados en el Parlament, a los que se sumaron en un segundo encuentro los del Congreso y el Senado, es una cita habitual cada año al inicio del curso escolar. “Siempre hablan los que quieren escucharse a sí mismos para aparentar que tienen información”, explicó uno de los presentes para referirse al transcurso del encuentro.

Otra cita anual que se ha instaurado también desde la huida de Carles Puigdemont a Bélgica es una reunión entre el expresidente y todos los parlamentarios. El encuentro estaba previsto para ayer en el sur de Francia pero fue cancelado hace unos días. El motivo no es otro que el intento de mantener la coherencia formal, pues en Cataluña están prohibidas las reuniones públicas y privadas de más de 10 personas y la imagen de unos 50 parlamentarios en un mismo encuentro no hubiera sido nada ejemplar.<

Lo más visto en...

Top 50