ARQUITECTURA

Vicente Guallart construirá en China viviendas autosuficientes

El arquitecto gana un concurso internacional con un proyecto gestado durante el confinamiento

Imagen virtual de las viviendas que construirá el estudio de Vicente Guallart.
Imagen virtual de las viviendas que construirá el estudio de Vicente Guallart.

No es la primera vez que una pandemia contribuye a definir la arquitectura moderna. Pasó con la tuberculosis a principio del siglo XX y ahora la historia se repite con la covid-19. Lo demuestra el proyecto gestado en pleno confinamiento por el arquitecto valenciano afincado en Barcelona Vicente Guallart, ganador de un concurso para construir un conjunto de viviendas para 3.000 personas en Xiong’an, a 100 kilómetros de Pekín. “Está pensado para las nuevas crisis que nos esperan. Hemos trabajado con el concepto del metabolismo interno de los edificios y de la ciudad de los 15 minutos, donde todo lo que puedes necesitar se encuentra a esta distancia como máximo”, explica Guallart, que ha competido con 300 estudios de arquitectura de todo el mundo.

Guallart, conocido por sus propuestas visionarias que se han mostrado varias veces en la Bienal de Venecia, ha elaborado un proyecto que funciona en cualquier país. Se trata de un conjunto de viviendas autosuficientes, diseñadas para poder producir alimentos, energía y objetos de uso diario, aprovechando las posibilidades de la tecnología digital y las impresoras 3D. “Durante los peores días de la pandemia, los makers demostraron que era más eficaz y rápido fabricar mascarillas e imprimir pantallas y respiradores, que comprarlos”, indica el arquitecto, fundador del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC).

Todos los edificios cuentan con huertos e invernaderos que les permiten producir alimentos para el consumo diario, tienen cubiertas inclinadas para generar energía y ofrecen espacios y equipamientos para el teletrabajo, el ocio y el deporte. “Las casas, que combinan elementos de inspiración oriental y occidental, proporcionan diversos grados de privacidad por si es necesario un confinamiento. Para hacer la clausura más llevadera, todas tienen una amplia terraza orientada al sur, que actúa también como regulador térmico”, continúa Guallart, que las ha diseñado pensando en las posibles crisis sanitarias, energéticas o alimentarias que se puedan producir.

El proyecto, promovido directamente por el presidente chino, Xi Jinping, se construirá con estructuras de madera procedentes de gestión forestal sostenible, aislantes naturales y recursos en contra del cambio climático.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50