SELECTIVIDAD

La selectividad empieza en Cataluña con ‘Lazarillo de Tormes’ y ‘Luces de bohemia’ de Valle-Inclán

Unos 40.000 alumnos se examinan de las Pruebas de Acceso a la Universidad bajo medidas sanitarias

Una de las aulas del Campus Nord de la UPC durante las pruebas de las PAU, este martes.
Una de las aulas del Campus Nord de la UPC durante las pruebas de las PAU, este martes.Albert Garcia

Incertidumbre, inseguridad y vulnerabilidad. Son situaciones que algunos alumnos pueden haber experimentado encerrados en sus hogares durante el confinamiento a causa de la pandemia. Aunque en este caso, se refieren a la historia de un niño con pavor a la orfandad, que es asediado “por la crueldad” de otros críos y que intenta superar sus fobias con la ayuda de un monstruo, según describe el crítico de cine Carlos Boyero en un texto titulado Un monstruo salvador en una película irregular de Bayona, publicado en EL PAÍS hace cuatro años, y que este martes ha entrado en una atípica Selectividad en Cataluña realizada bajo medidas sanitarias por la pandemia.

La crítica de Boyero ha sido incluida en una de las opciones que los casi 40.000 estudiantes —un máximo histórico—que se someten a las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) se han encontrado esta mañana en el examen de Lengua castellana y literatura, que ha dado comienzo hoy a las evaluaciones que terminarán el viernes. La otra alternativa era un fragmento de la novela La conquista del aire (1998), publicada por la escritora madrileña Belén Gopegui. Con bocatas y mascarillas, grupos de alumnos se han congregado en un patio del Campus Nord de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) para discutir sus respuestas. “Me he sentido cómoda. Pensaba que en sintaxis sería más difícil, pero creo que la he sacado bien”, comenta Paula Flores, que quiere cursar el grado de Periodismo.

Los estudiantes, además, han sido preguntados por novelas como Luces de Bohemia de Ramón María del Valle-Inclán o el Lazarillo de Tormes, dependiendo de la versión escogida. Nuria Ejarque, de 18 años, menciona que se ha sentido tranquila en la prueba. Confía en poder matricularse en unos días para el grado de Marketing y Relaciones Públicas: “Me han preguntado sobre la comprensión, como siempre, y sobre las subordinadas y gramaticalización”, señala la alumna, que detalla que cada estudiante va a tener un puesto fijo durante todos los exámenes en su tribunal.

Una hora y media de descanso después, y con la sintaxis y la literatura española todavía rondando por su cabeza, Ejarque se enfrentará al examen de Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, mientras que otros compañeros realizarán el de Ciencias de la tierra o el de Medio ambiente. Por la tarde, llegará el turno de las pruebas como la de Análisis musical, Historia del Arte o Física.

El viernes los estudiantes comenzarán las vacaciones, después de meses de confinamiento, que finalizará con el primer día de universidad de muchos alumnos. Algunos comentan entre amigos que ya tienen la mira en las vacaciones, mientras que otros ingresan de nuevo a las aulas entre nervios y repasos de último hora a las pruebas restantes.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50