LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

“Ni cobramos ni cogen el teléfono”

Trabajadores afectados por ERTE y que todavía no han percibido la prestación muestran la impotencia del silencio administrativo y la falta de recursos

Trabajadores en ERTE que no han cobrado el paro protestan ante la delegación en Barcelona del SEPE, el servicio estatal de empleo.
Trabajadores en ERTE que no han cobrado el paro protestan ante la delegación en Barcelona del SEPE, el servicio estatal de empleo.Alejandro García / EFE

El estado de alarma empezó el 14 de marzo, y con él, llegaron los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de miles de negocios que no podían afrontar los pagos ante el parón de la actividad. En Cataluña se han presentado más de 97.000 que afectan a casi 719.000 personas. A las puertas de junio, todavía hay 80.000 trabajadores, según los cálculos del Govern, que no han cobrado la prestación por desempleo pese a figurar en un ERTE. El colapso de las oficinas del Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) y errores en la tramitación han dejado sin ingresos durante dos meses a muchos trabajadores. Tampoco han cobrado personas que solicitaron la prestación de desempleo justo antes del estado de alarma por finalización de contrato, y están afectados igualmente por el colapso de las oficinas de empleo.

Más información

Lo más desesperante es que, además de no tener ingresos, llamas y llamas y no te cogen el teléfono. La angustia es muy grande. Es imposible contactar con el SEPE y, mientras, llevamos más de dos meses sin cobrar nada”, explica Desirée Serrano. Esta educadora de 28 años trabaja, mediante una empresa privada subcontratada, en una escuela pública de Mollet del Vallès, donde realiza tareas educativas durante el tiempo libre y en horas de comedor. Tiene un contrato fijo discontinuo que combina con los estudios de un máster. “Trabajo en una empresa de más de 100 empleados y la mayoría no ha cobrado el ERTE”, explica.

Serrano es una de las trabajadoras que se ha manifestado en varias ocasiones en el centro de Barcelona, ante las oficinas de empleo, para protestar contra su situación. Las concentraciones son fruto de una convocatoria espontánea y de grupos de WhatsApp de afectados en los que han encontrado situaciones similares tras estar dos meses esperando una respuesta. “No tengo muchos ahorros, pero me siento afortunada porque mi entorno me ayuda y porque no tengo personas a cargo. Tengo compañeros que tienen hijos o personas dependientes. Es una desgracia y te sientes muy impotente”, afirma Serrano. A Ramon Alomà también le dejaron de llegar ingresos con el estado de alarma. Percibía una prestación por desempleo que combinaba con un trabajo parcial como vigilante en un museo de Barcelona. “Recibía 400 euros del paro y 400 euros del museo. Al presentar un ERTE, por alguna razón que no me explican he dejado de cobrar el paro, y tampoco me han pagado lo que corresponde al ERTE”, explica.

La problemática de los trabajadores que no han cobrado la prestación por desempleo pese a estar en un ERTE ha llevado a muchos a poner reclamaciones. El sindicato CC OO explica que cada día atiende 100 reclamaciones sobre este asunto. El sindicato también ha trasladado al SEPE 250 reclamaciones colectivas, que afectan a un total de 40.000 trabajadores. “Nos llegan casos de extrema vulnerabilidad por la pérdida de ingresos, en los que después de aplazar el pago del alquiler, el siguiente paso es acudir a un banco de alimentos”, señala el sindicato en un comunicado.

La problemática se agrava al tratarse de una casuística amplia, que va desde incidencias en empresas que no han registrado bien el ERTE hasta errores en la tramitación. Sindicatos y Govern apuntan que la estructura de las oficinas de empleo no ha podido soportar sin errores el alud de solicitudes que ha recibido. El Colegio de Gestores Administrativos de Cataluña pidió esta semana poder acceder al sistema del SEPE para ayudar a evitar errores y para agilizar el “desmontaje” de los ERTE en previsión para cuando termine el estado de alarma.

El colapso de las oficinas de empleo no ha afectado solo a las personas que están en un ERTE. También han dejado de cobrar trabajadores que habían solicitado la prestación de desempleo justo antes del estado de alarma. Joan Pujolar, un profesional de 35 años en el ámbito de la producción audiovisual, solicitó el paro justo antes del confinamiento, el 13 de marzo, cuando terminó uno de sus trabajos intermitentes. “Llamé para reanudar la prestación. Desde entonces, tengo la solicitud aprobada, pero según el SEPE sigo de baja como beneficiario de la prestación, y no he cobrado ningún día del paro que me corresponde. No cobro, y tampoco me cogen el teléfono”, lamenta.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50