la crisis del coronavirus

Barcelona inicia la desescalada en las instalaciones deportivas públicas a partir del lunes

El Ayuntamiento trabaja en un nuevo modelo de la Cursa de la Mercè y la maratón

Un hombre hacer ejercicio en el gimnasio al aire libre que se abrirá a la práctica deportiva la semana que viene.
Un hombre hacer ejercicio en el gimnasio al aire libre que se abrirá a la práctica deportiva la semana que viene.Albert Garcia / EL PAÍS

Después de que miles de barceloneses hayan tomado el espacio público como único lugar posible para la práctica deportiva en la desescalada de la pandemia del coronavirus, la apertura de las instalaciones deportivas de titularidad municipal ya tienen fechas aproximadas. El tiro de salida será el lunes con la apertura de instalaciones de pádel, tenis y los equipamientos de playa al aire libre. El Ayuntamiento de Barcelona ha confirmado que la cursa de la Mercè se mantendrá aunque con un formato nuevo en el que están trabajando y que podría ser similar para la maratón de octubre.

No hay un cálculo científico que lo avale, pero el regidor de deportes del consistorio, David Escudé, cree que desde que se posibilitó la práctica del deporte en la fase 0 en la calle, lo han hecho buena parte de las 350.000 personas abonadas a las instalaciones deportivas públicas y privadas de la ciudad. “Ahora ya toca la desescalada en las instalaciones deportivas siguiendo siempre los protocolos de seguridad y prevención de riesgos", ha manifestado en la presentación del plan de reapertura de las instalaciones municipales y espacios públicos. Una progresión que no tiene fechas cerradas porque dependerá de la evolución de las fases de desescalada de la pandemia pero que dibuja un escenario en el que todas las instalaciones estarían en pleno funcionamiento en la semana de Sant Joan. La reactivación del deporte en la ciudad trabaja, también, en la organización de grandes acontecimientos deportivos, como la Cursa de la Mercè, entre otros.

El 1 de junio se podrá practicar pádel o tenis, en las instalaciones municipales al aire libre pero sin poder usar los vestidores, o escalada en la Foixarda. También se podrán utilizar los equipamientos deportivos de playa como el Espai de Mar o el Centre Municipal de Vela.

Con la fase 2 se reabrirán las instalaciones deportivas al aire libre para deportes sin contacto en instalaciones ya cubiertas pero sin poder utilizar los vestidores. Por ejemplo, las pistas de atletismo del estadio Joan Serrahima o el de Can Dragó; las instalaciones de Montjuïc del campo municipal de tiro con arco o la hípica de la Foixarda o el Velódromo de Horta, el Centre Municipal de Escalada de la Foixarda.

Los usuarios de las cinco piscinas municipales descubiertas de Barcelona podrán volver a ellas cuando se entre en la fase 3, algo que el regidor cree que, si no hay contratiempos sanitarios, podría ocurrir en la semana de Sant Joan. También será entonces cuando reabrirán los 41 Centros Deportivos Municipales con medidas de control de aforo y las 56 instalaciones deportivas municipales de los 10 distritos de la ciudad: campos de fútbol, pabellones y pistas polideportivas.

En cuanto a la organización de acontecimientos deportivos, el regidor ha avanzado que desde el Institut Barcelona Esports se está trabajando en la recuperación de ellos “con nuevas fórmulas que garanticen la seguridad sanitaria”. Y será una de las carreras más populares, la de la Mercè, el 20 de setiembre, la que marcará la vuelta a esos acontecimientos. “No podemos avanzar todavía cómo será, pero estamos trabajando en un nuevo modelo de ese tipo de grandes eventos”, ha añadido Escudé sin desvelar más detalles, más allá de que no habrá restricciones de participantes. La siguiente fecha será la Festa del Fitnes el 24 de setiembre con una coreografía post-Covid. Escudé ha añadido que el resultado y el éxito de cómo se organice la próxima Mercè determinará la posibilidad de mantener la maratón de octubre “aunque un poco más de casa”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50