La oposición en bloque pide la comparecencia de Colau para responder por el concierto de los terrados

Los cinco grupos municipales quieren que aclare el procedimiento de contratación de la iniciativa ya suspendida

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en rueda de prensa telemática

AYUNTAMIENTO DE BARCELONA - BETE
28/04/2020
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en rueda de prensa telemática AYUNTAMIENTO DE BARCELONA - BETE 28/04/2020 Europa Press

Toda la oposición ha pedido a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, una comparecencia extraordinaria para que aclare los procedimientos seguidos por el Ayuntamiento de Barcelona en la organización del concierto colectivo Ens en sortirem, que finalmente fue suspendido tras la polvareda que levantó y la renuncia de varios artistas a participar en la iniciativa para el 9 de mayo en varios terrados de la ciudad.

Los portavoces de los cinco grupos municipales han registrado esta mañana la petición conjunta para que comparezca Colau para conocer los detalles del expediente municipal que se había tramitado y que debía permitir la celebración del concierto con un coste máximo de 200.000 euros. La alcaldesa presentó la iniciativa como “un regalo para la ciudad” en el momento que se vislumbraba las fases de desescalamiento por la pandemia del coronavirus. En declaraciones de la alcaldesa de esta mañana, señalaba que el Ayuntamiento había utilizado mecanismos de contratación que contempla el decreto de estado de emergencia para realizar el acontecimiento.

Lo cierto es que tanto las formas como el coste del concierto provocó malestar en diversos artistas como Txarango, Sopa de Cabra, Els Catarres, Stay Homas, Clara Peya, Austin, Suu y Lildami. Manolo García y Silvia Pérez Cruz. Las principales críticas de los artistas eran por el alto presupuesto y hasta excesivo por la tipología del espectáculo y las dudas de corte moral por la idoneidad de un evento así en estos momentos .

Ni siquiera el anuncio de este sábado de Colau de que el coste sería asumido por las productoras de El Terrat y Mediapro, a quien el consistorio adjudicó la organización del evento, sirvió para amainar la polémica, especialmente en las redes sociales. A las críticas de los artistas se sumó una carga contra la alcaldesa de sectores próximos al independentismo. Uno de los más destacados fue el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que cree que “la pésima gestión de este asunto que ha hecho la alcaldesa” ha provocado “el peor debate posible: el del valor monetario de la cultura. Es fácil oponerse a un gasto cultural cuando hay sectores de la sociedad que no tienen cubiertas sus necesidades básicas”. Colau salió al paso de esas críticas en un comunicado -en Facebook- hablando del “oportunismo político” del caso en las redes, así como la “política de linchamiento, el insulto y la polarización que se ha normalizado en este país en los últimos años”.

La Acadèmia Catalana de la Música, que representa a 40 entidades musicales, ha rechazado este domingo el “uso partidista” que aseguran que se ha producido en torno al concierto. En un comunicado, la academia se posiciona en contra de cualquier intento de utilizar la música y la cultura, “por un lado como instrumento propagandístico y, por otro, como recurso para atacar adversarios políticos”. La entidad también ha lamentado la gestión comunicativa del concierto y ha pedido que los profesionales puedan hacer música “sin ser acusados de frivolizar o menospreciar la grave situación actual”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción