ERC acusa a JxCat de aprovechar la crisis sanitaria para hacer partidismo

Los republicanos reprochan a sus socios que quieran reformar con urgencia el reglamento del Parlament para celebrar plenos telemáticos

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent.
El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent.Toni Albir (EFE)

Ni la crisis sanitaria del coronavirus parece aplacar las disputas entre Junts per Catalunya y Esquerra Republicana, esta vez a cuenta de la urgencia o no en reformar el reglamento del Parlament para poder celebrar plenos telemáticos. Ambas formaciones pactaron hace unos días que se esa modificación se haría en la ponencia que se creó al inicio de la legislatura, pero la lista de Carles Puigdemont registró este lunes una proposición de ley para cambiar el reglamento con un redactado que abre la puerta a que el expresidente huido en Bruselas pueda seguir siendo diputado en el futuro. El redactado tampoco impediría una investidura telemática si Puigdemont fuese finalmente el candidato de los postconvergentes en las próximas elecciones autonómicas.

Junts per Catalunya argumenta que ha actuado así porque “no ha habido avances en la reforma” y reclama que se puedan celebrar plenos telemáticos “para ajustarse a la actual situación de emergencia”, en una crítica al presidente de la Cámara, Roger Torrent (ERC), por no convocar la comisión parlamentaria del reglamento, que también preside él y que ambos grupos pactaron que se podría reunir de manera telemática. Un informe del letrado mayor de la Cámara, Joan Ridao, desaconseja ese escenario a la vista de la jurisprudencia constitucional y de las dificultades técnicas que entraña y para las que no está preparado el Parlament.

Una hora después de que Junts per Catalunya anunciase su propuesta este lunes los republicanos hicieron lo propio con la suya, acompañada de un comunicado en el que aseguran: “Esquerra no quiere en ningún caso que se aproveche la excepcionalidad para priorizar intereses partidistas”.

Las dos formaciones, además de la CUP, incluso el PSC y los comunes, coinciden en que hay que actualizar el reglamento del Parlament. Las discrepancias surgen en la concreción de la reforma. Los republicanos defienden que solo se celebren plenos telemáticos en una serie de supuestos muy diversos, como catástrofes naturales o crisis sanitarias como la actual. Esquerra también defiende que los plenos solo deberían ser temáticos cuando “impidan la movilidad del conjunto de los diputados”. Junts per Catalunya comparte la primera parte del planteamiento pero su proposición de ley prevé que “los diputados podrán participar y votar telemáticamente” incluso cuando se celebren plenos presenciales, una previsión que parece hecha a medida de Puigdemont.

La proposición de ley de Junts per Catalunya, que este grupo considera un documento de partida de mínimos, se ha debatido en la reunión que ha celebrado la Mesa del Parlament este martes y se tramitará por el procedimiento de urgencia y lectura única. Esquerra no comparte las prisas. En esa misma reunión de la Mesa se ha acordado por unanimidad que cada diputado donará el 25% del sueldo del mes de abril a la lucha contra el coronavirus. Cada grupo o subgrupo parlamentario decidirá a qué entidades entrega el dinero y la información constará en la ficha web personal del diputado.


Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS