La crisis del coronavirus

Torra admite la ayuda del Ejército tras contabilizar 511 muertes en las residencias catalanas

La Unidad Militar de Emergencias actuará en 84 desinfecciones después de que el Govern limitase su intervención

Miembros de la UME realizan tareas de inspección en una residencia.
Miembros de la UME realizan tareas de inspección en una residencia.Enric Fontcuberta / EFE

La emergencia que viven las residencias de ancianos en Cataluña, donde han muerto 511 personas y hay 1.221 más contagiadas de coronavirus, ha obligado al Gobierno de la Generalitat a cambiar su discurso sobre la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME). La Generalitat había limitado hasta ahora su actuación y priorizado la contratación de servicios externos. Ante la alta mortalidad y el rápido avance del virus en los centros residenciales, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha agradecido este jueves la ayuda del Ejército y no se ha opuesto a ella. La UME había realizado apenas 35 actuaciones hasta este jueves y, según han confirmado fuentes del ministerio de Defensa, llevará a cabo 84 desinfecciones más entre mañana y el sábado.

La crisis del coronavirus se ha cebado en las residencias, y en Cataluña es el foco que más preocupación genera. La gestión de las desinfecciones ha recibido un aluvión de críticas por parte de los municipios. Algunos lamentan que no han recibido respuesta a su petición. Otros explican que solicitaron ayuda a la UME a través de la Delegación del Gobierno pero el Departamento de Asuntos Sociales de la Generalitat ha optado por realizar la desinfección mediante empresas privadas subcontratadas.

Ante la complejidad de la emergencia, el Govern ha cambiado su postura sobre la UME. “Si nos puede ayudar el Ejército español, como si nos puede ayudar cualquier médico, yo estaré agradecido. Si es para hacer un trabajo útil y humanitario, no hay ningún problema", ha explicado Torra en una entrevista en la cadena SER. Torra también ha admitido errores de comunicación y ha aprovechado para criticar la gestión de la situación de las residencias, un ámbito que es responsabilidad de su socio de Gobierno, ERC.

El secretario de Asuntos Sociales, Francesc Iglesies, ha detallado este jueves que ya se han realizado 64 desinfecciones en residencias, y que se han registrado 275 peticiones más. De estas, el departamento ha programado 164 mediante empresas externas, los Ayuntamientos han programado 24, y las propias residencias, 12. Iglesies explicó que la UME se ha hecho cargo de 35 desinfecciones. El departamento explica que el criterio para decidir si se prioriza una actuación de la UME o de una empresa externa se basa en la urgencia, la proximidad y la disponibilidad del servicio, y que se combinan todas las opciones sin distinción.

Esto, sin embargo, no ha sido así hasta ahora. EL PAÍS ha confirmado que por lo menos 45 Ayuntamientos catalanes han solicitado la acción de la UME para realizar tareas de desinfección en instalaciones públicas y privadas. Un 24% de las defunciones identificadas por la Covid-19 en Cataluña se han producido en residencias de la tercera edad. La UME y otra unidad del Ejército de Tierra han intervenido en la mitad del medio centenar de municipios que habían pedido su actuación. Las administraciones públicas consultadas por este diario indican que decenas de centros de ancianos han contactado directamente con la Delegación del Gobierno para reclamar la desinfección por parte de la UME. Este fue el caso, el pasado jueves, de la residencia Santa Oliva de Olesa de Montserrat (Barcelona). En Santa Oliva han fallecido 14 residentes.

La Generalitat ha evitado hasta ahora, en la mayoría de casos, la actuación del Ejército, respondiendo a la petición de ayuda mediante la subcontratación de empresas privadas. Hay casos que continúan desatendidos, como en Torres de Segre (Lleida) donde se reclamó la unidad militar pero ayer todavía no se había actuado en este centro. Lo mismo pasó en El Prat de Llobregat, en Sant Vicenç de Montalt (Barcelona) o en Barberà del Vallès.

Municipios como Lleida, Alcarràs, Balaguer o Esplugues de Llobregat han visto cómo su llamada a la UME era sustituida por el Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales con la contratación de compañías privadas. Balaguer (Lleida) inició el procedimiento para que dos residencias fueran higienizadas. La Generalitat envió a un equipo privado para acometer estas tareas porque, según indica un portavoz del Ayuntamiento, se les destacó que “la UME está desbordada”. La UME asegura no estar saturada y que tiene margen “para continuar dando una respuesta potente y continuada junto al resto de las Fuerzas Armadas”. “La respuesta que hemos obtenido es que se prioriza la intervención de la UME en aquellos casos en los que hay importantes focos de contagio”, explican desde el Ayuntamiento de Castelldefels, donde ha ocurrido lo mismo.

Críticas de los alcaldes

Numerosos alcaldes han criticado la gestión de la crisis en las residencias. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este jueves que el 70% de los centros en la capital catalana pueden estar afectados, y ha exigido mayor transparencia y recursos al Govern. El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, pide responsabilidad y que se huya de “partidismos”. Terrassa ha tenido que contratar a empresas de desinfección ante la falta de respuesta de la Generalitat. Sant Cugat del Vallès podría recurrir a la misma opción. Mientras tanto, otras poblaciones siguen sumando demandas de intervención de la UME, como el municipio de Pallaresos (Tarragona), tras producirse veinte positivos de coronavirus en la residencia geriátrica Nostrallar.

Lo más visto en...

Top 50