_
_
_
_
_

El PSOE desvincula el acuerdo en Pamplona del apoyo de Bildu a las investiduras de Sánchez y Chivite

Los socialistas descartan pactos similares en el País Vasco y recuerdan que en 2019 propiciaron que la derecha lograra la Alcaldía de la capital navarra en detrimento de los ‘abertzales’

Cristina Ibarrola
La hasta ahora alcaldesa de Pamplona, Cristina Ibarrola (UPN), el día de su toma de posesión.Jesús Diges (EFE)
José Marcos

El PSOE desvincula el acuerdo con Bildu para concederle la Alcaldía de Pamplona, que ostentaba Unión del Pueblo Navarro, del respaldo de la izquierda abertzale a la investidura de Pedro Sánchez, de la que no ha transcurrido un mes. Fuentes de Ferraz y de la dirección socialista de la comunidad foral también niegan que se trate de una contraprestación tras la reelección de María Chivite como presidenta de Navarra en agosto gracias a la abstención de Bildu. Además, el pacto se produce antes de las elecciones en Euskadi, que se da por hecho que se adelantarán y celebrarán en marzo, con el impacto que podría tener en las aspiraciones del secretario general del PSE-EE y candidato a la lehendakaritza, Eneko Andueza, que cada vez que tiene la oportunidad sentencia que bajo ninguna circunstancia gobernará con EH Bildu. El PNV y el PSOE han cogobernado en el País Vasco las dos últimas legislaturas. “Vengo mucho tiempo diciendo que el PSOE de Euskadi no va a hacer lehendakari al candidato de EH Bildu. Me ratifico en esa afirmación y es una afirmación que desde luego el PSOE llevará hasta el final. Lo de Pamplona es algo que se suscribe a lo local, el Ayuntamiento estaba sumido en una parálisis absoluta, pero repito y reitero, se circunscribe a una cuestión local. Es un pacto que no vale para Euskadi”, ha zanjado Andueza.

“Es radicalmente falso que esto sea consecuencia de la investidura de Pedro Sánchez. No ha sido pago de nada ni a nadie”, ha sido tajante Ramón Alzórriz, el secretario de Organización de los socialistas navarros, que ha subrayado que el paso se ha dado “en coordinación” con la dirección federal del PSOE. Todos los dirigentes socialistas consultados reconocen en privado que aun así el pacto se interpretará en clave nacional y le aportará munición extra a la derecha en su estrategia de desgaste del Ejecutivo. El contexto actual no contribuye a defender lo que los socialistas sostienen: que se trata de un acuerdo inédito, pero acotado a la capital de una de las tres comunidades, junto a Castilla-La Mancha y Asturias, que el PSOE preside tras el desastre electoral de la izquierda del 28-M. En todo caso, la decisión cuenta con el visto bueno de Pedro Sánchez, que mantiene una sintonía total con María Chivite, líder del PSN. El secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, desempeñó la misma función en la federación de Navarra con Chivite cuando estaba en la oposición, antes de consumar su salto a Ferraz en 2017 tras la victoria del presidente del Gobierno en las primarias.

“Parálisis excepcional”

Fuentes de la dirección del PSOE navarro (PSN) reconocen que las negociaciones se “han intensificado” después de la investidura de Sánchez el 16 de noviembre, pero circunscriben la decisión que la ejecutiva que encabeza Chivite tomó el martes por la noche a la situación “de parálisis excepcional” en Pamplona durante el mandato como alcaldesa de Cristina Ibarrola. Varios ayuntamientos navarros, entre ellos los de Valle de Egüés, Barañáin y Estella, presentan un reparto de mayorías similar al Ayuntamiento de la principal ciudad de la comunidad, pero los socialistas afirman que no contemplan tumbar esas alcaldías de UPN.

El PSOE recuerda que en 2019 facilitó, en un movimiento justo al revés que el de ahora, el Ayuntamiento de Pamplona, donde Bildu gobernaba desde 2015 ―el regidor era precisamente Joseba Asirón, quien volverá a ostentar el bastón de mando― a la coalición de derechas que integran UPN, PP y Ciudadanos (Navarra Suma). La izquierda abertzale, que necesitaba el voto a favor de los socialistas, perdió así la alcaldía. Los socialistas decidieron no votar en ningún caso a las candidaturas que Bildu presentó en las más de 270 localidades de la región. Mes y medio después, Chivite fue investida por primera vez presidenta autonómica gracias a la abstención de cinco de los siete representantes de Bildu.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Reconocimiento autocrítico

La cúpula de los socialistas navarros esgrime además que en la decisión de facilitar un cambio de gobierno en Pamplona ha contribuido la evolución que perciben hacia posiciones democráticas y de respeto a la pluralidad, aunque Bildu siga sin hacer un reconocimiento autocrítico de su pasada complicidad con ETA por parte de Sortu, su núcleo duro. “Es más que relevante que asumen ciertas cuestiones de valor éticas y de valores democráticos, como asumir la ley de símbolos de Navarra, aprobada por UPN y por PSN. Y hay otras, como respetar la institucionalidad de Pamplona y de Navarra. O asumir que el euskera debe fomentarse de manera voluntaria y atendiendo a las realidades sociolingüísticas. También se ha aprobado un primer plan de convivencia en Navarra y valoramos que reconozcan a las víctimas de ETA y se promueva su memoria. Que se cuiden los monolitos donde se les homenajea. No se les revictimiza y no se les humilla favoreciendo o apoyando ongi etorri. Otro punto importante es la despolitización de los sanfermines y que podamos hablar de unas fiestas para todos y de todos, sin espacios de exclusión. Lo consideramos cuestiones muy relevantes”, sostienen en la dirección del PSN.

“En pocos días habrá en España otra alcaldía progresista y una menos de derechas. Les digo sin ningún complejo que no tengo ningún problema, ninguno, por que otro partido progresista se haga con una Alcaldía”, ha salido en defensa del acuerdo Óscar Puente, el ministro de Transportes, en el Congreso. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, la voz en activo más crítica dentro del PSOE y que guarda una buena relación con Chivite, guarda silencio mientras la derecha sacó a relucir el pacto desde el minuto uno en la sesión de control al Gobierno.


Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

José Marcos
Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_