_
_
_
_
_

Sémper acuerda mantener su “perfil propio” en la portavocía del PP

El vicesecretario de Cultura mantuvo una larga conversación con Feijóo el martes por la tarde, antes de ser nombrado el miércoles

Borja Sémper y Alberto Núñez Feijóo, durante la investidura de Pedro Sánchez.
Borja Sémper y Alberto Núñez Feijóo, durante la investidura de Pedro Sánchez.Claudio Alvarez

Alberto Núñez Feijóo navega en el permanente equilibrio. La elección de sus portavoces es una prueba más de ese constante doble juego del líder del PP, que no quiere renunciar a nada, ni al PP más duro ni al PP más moderado. Así, Feijóo ha situado como portavoz en el Congreso a un perfil de línea dura, su escudero Miguel Tellado, mientras mantendrá en la portavocía del partido a un dirigente del ala moderada, el diputado vasco Borja Sémper. El vicesecretario de Cultura ha acordado con el líder que podrá conservar su “perfil propio” en la portavocía del PP, según fuentes populares, lo que implica mantener una cierta autonomía en el discurso que hará cada lunes en la rueda de prensa en la sede nacional del partido tras los comités de dirección. Sémper y Feijóo mantuvieron una larga conversación privada y en persona el martes por la tarde, antes de que el líder le confirmara como portavoz del PP el miércoles por la mañana.

El anuncio de que Sémper iba a continuar como portavoz del PP ―ya lo era de forma oficiosa desde que fue nombrado portavoz de campaña― se precipitó el miércoles, porque Feijóo no tuvo más remedio que confirmarlo cuando fue preguntado por los periodistas a su llegada al Congreso para la solemne apertura de la XV legislatura. Estaba previsto comunicarlo más tarde, como broche al goteo de informaciones sobre la remodelación del PP, pero el líder popular lo soltó ante los informadores como dando por hecho que estaba claro que Sémper seguiría al frente de la portavocía del partido.

La realidad es que Feijóo cerró con Sémper los detalles de su puesto en el organigrama del PP en el último momento, cuando ya estaban claros el resto de los cambios, y solo 48 horas antes de que su cargo tenga que ser aprobado en el Comité Ejecutivo Nacional de este jueves. Feijóo y Sémper mantuvieron una larga charla la tarde del martes, franca, en la que ambos conversaron sobre la estrategia del PP y las posibilidades del vicesecretario, de perfil moderado, de manejarse en la nueva etapa de oposición en una legislatura que se prevé de ruido y furia.

La conclusión acordada, que ha permitido a Sémper continuar como portavoz del PP, es que podrá mantener su propio “estilo”, lo que implica actuar, de alguna manera, como contrapunto a Tellado. Es decir, que podrá hacer un “discurso complementario al de la bronca política del Congreso” y desarrollar otros temas, sin estar tan sujeto a la actualidad, con el objetivo de “ensanchar el espacio político del PP”, señalan fuentes populares. Sémper tendrá también competencias para elaborar estrategias de comunicación digital y buscará mejorar las relaciones con los medios, aunque Feijóo ha evitado nombrar a un vicesecretario de Comunicación, una figura que el PP ha mantenido durante muchos años y que bajo el liderazgo del político gallego ha dejado de existir.

Sémper, que llegó a abandonar la política en enero de 2020 desencantado por la crispación y el acercamiento a Vox del PP, entonces bajo la batuta de Pablo Casado, ejercerá ahora la portavocía popular con Feijóo en un momento en el que el partido también ha subido la tensión y se prepara para una oposición sin cuartel a Pedro Sánchez. De ahí que haya consensuado poder conservar su perfil propio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El vicesecretario de Cultura será el encargado, por tanto, del mensaje del PP en las habituales ruedas de prensa de los lunes en la sede nacional en la madrileña calle de Génova, aunque también se repartirá juego con otros dirigentes. Entre ellos, las cuatro nuevas mujeres que se incorporan al comité de dirección, con las que Feijóo quiere “feminizar” la imagen del PP. El líder del PP ha nombrado a cuatro dirigentes hasta ahora desconocidas para el gran público, algunas de ellas jóvenes de 31 años, para ocuparse de las áreas de contenido social. Se trata de las madrileñas Paloma Martín (como vicesecretaria de Desarrollo Sostenible) y Noelia Núñez (la benjamina, vicesecretaria de Movilización y Reto Digital), ambas alfiles del PP de Isabel Díaz Ayuso. Junto a ellas, la leonesa Ester Muñoz ejercerá como vicesecretaria de Sanidad y Educación, y la aragonesa Ana Alós como vicesecretaria de Igualdad y Conciliación. El comité de dirección del PP del que Sémper será el portavoz estará formado por primera vez por más mujeres (10) que hombres (6), otro dato importante en la constante búsqueda de equilibrios de Feijóo.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Elsa García de Blas
Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_