_
_
_
_
_

Drones, perros y un cercanías: así fue la búsqueda infructuosa de Álvaro Prieto

La grabación accidental del cuerpo del joven encajado entre dos vagones de un tren supuso el final abrupto de un rastreo de cinco días

Vías del tren donde se localizó el cadáver de Álvaro Prieto, en la zona de talleres de la estación de Santa Justa, en Sevilla.
Vías del tren donde se localizó el cadáver de Álvaro Prieto, en la zona de talleres de la estación de Santa Justa, en Sevilla.Paco Puentes

El lunes por la mañana, justo cuando unas cámaras de televisión grabaron de manera accidental el cadáver de Álvaro Prieto encajado entre dos vagones de un tren de media distancia, era cuando los agentes de la Policía Nacional, junto con miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y su patrulla canina, iban a reanudar las batidas para tratar de encontrar al joven cordobés de 18 años, precisamente en la zona de los talleres en los que el convoy llevaba aparcado desde el pasado mes de agosto. Ese inesperado hallazgo ponía un abrupto punto y final a una búsqueda que se había iniciado cinco días antes con la denuncia interpuesta por sus padres. Este fue el despliegue en el que, según fuentes policiales, se siguió el procedimiento establecido para este tipo de desapariciones:

12 de octubre. A partir de las ocho de la noche, los investigadores indagan en los centros hospitalarios y asistenciales para constatar que no ha ingresado nadie con las características de Prieto. Se hace lo mismo entre las personas detenidas y se investiga si ha habido algún incidente relacionado con el joven.

13 de octubre. Los investigadores proceden a reconstruir los últimos movimientos de Prieto, localizan a testigos y piden acceso a las cámaras de seguridad de la estación de Santa Justa y de los comercios y calles aledañas. Se trabajó con algunos avistamientos que resultaron ser negativos y se solicitó al juzgado la localización de su teléfono móvil. También se pidió a Renfe un examen de las vías y de los trenes que habían transitado por ellas durante la franja horaria en la que se había estimado que el joven había estado por la zona de la estación

14 de octubre. Se inicia una búsqueda amplia con las premisas de que el joven podía haber sido atropellado o que podía haberse ido con alguien por voluntad propia, atendiendo a los testimonios que afirmaban que lo habían visto deambulando por la avenida sevillana de Kansas City, en dirección a Córdoba.

En las tareas de rastreo se utilizan drones y participa personal de la policía y ferroviario. Se hacen batidas amplias a pie desde la salida de Santa Justa hasta Carmona y también se realiza el trayecto hasta Córdoba en un tren de cercanías. Con esta estrategia lo que se persigue, explican las fuentes consultadas, es localizar cuanto antes a los desaparecidos si están con vida.

15 de octubre. Una vez que la búsqueda amplia no da sus frutos, se pasa a la búsqueda intensiva. Los investigadores centraron las operaciones en los puntos en los que se vio a Prieto por última vez en función de los testimonios válidos de avistamiento. “En estos días se han recibido muchas llamadas con información dispar y hay que filtrarla”, señalan las fuentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En esta fase es cuando se decide pedir la intervención de la UME y sus perros especializados en búsqueda de cuerpos. Se decide iniciar el rastreo en la parte de las vías soterradas a la altura de San Bernardo y a partir de las 20 de la noche, porque en ese momento en esa zona no hay tráfico ferroviario y facilita las operaciones. “La búsqueda con animales es lenta y exhaustiva, requiere tiempo y por eso se peinó poco territorio”, señalan las fuentes consultadas, sobre una batida que concluyó sin éxito dos horas después.

Esa misma tarde, alrededor de las seis, se recibió la cinta de la gasolinera cercana al puente de la carretera Carmona, bajo el que se encontraba el tren en el que se subió Prieto. La grabación se incorporó al resto del numeroso material gráfico acumulado a lo largo de esos días y que estaba siendo analizado en paralelo con la búsqueda sobre el terreno, indican las fuentes consultadas. El estudio de las grabaciones es una tarea ardua y lenta porque hay que localizar el intervalo exacto en el que se quiere buscar, muchas veces las imágenes no son nítidas o tienen poca calidad, precisan. Fue al día siguiente, cuando ya se había identificado el cadáver del joven cordobés, cuando se analizaron las imágenes de la gasolinera por corresponderse con la zona en las que se halló el cuerpo. Su contenido ha sido determinante para constatar cómo murió el joven.

16 de octubre. Continúa el dispositivo de búsqueda conjunto entre policía y UME con la intención de iniciar los trabajos en la zona de talleres y en las vías cercanas en dirección hacia Córdoba. Cuando las cámaras de RTVE captan el cadáver se estaba trabajando justo en esa zona.

Reconstrucción de los hechos. Los investigadores tienen previsto realizar una reconstrucción del recorrido que Prieto realizó desde que salió de Santa Justa a las 9.30 del 12 de octubre hasta que falleció unos 15 minutos después, para confirmar que sus hipótesis encajan con el espacio temporal y físico. Quedan por resolver las incógnitas de por dónde accedió a las vías y por qué no fue detectado por las cámaras de seguridad que rodean la zona de talleres donde perdió la vida.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Eva Saiz
Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_