_
_
_
_
_

La UME vuelve a las labores de extinción del incendio de Tenerife y se mantiene el desalojo de más de 3.000 vecinos

Las llamas abarcan un perímetro de 3,5 kilómetros y afecta a unas 30 hectáreas, si bien la emergencia evoluciones de forma favorable en las últimas horas

Brigadas Forestales del Cabildo de Tenerife intervenían ayer en las labores de extinción del incendio declarado en agosto en la isla.
Brigadas Forestales del Cabildo de Tenerife intervenían ayer en las labores de extinción del incendio declarado en agosto en la isla.CABILDO DE TENERIFE (CABILDO DE TENERIFE)
Guillermo Vega
Las Palmas de Gran Canaria -

El Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife han acordado en la tarde del jueves mantener el nivel 2 ante la reactivación del incendio declarado el pasado 15 de agosto, en vista de que se espera una noche “tensa y complicada” por la previsión de vientos fuertes. En estas horas se prevén rachas que podrían alcanzar los 40 kilómetros por hora. La encargada de anunciarlo ha sido la presidenta del Cabildo de Tenerife, Rosa Dávila, quien junto al consejero de Política Territorial del Gobierno canario, Manuel Miranda, ha informado también que se mantendrán evacuadas 3.200 personas, a expensas de cómo transcurra la noche.

Dávila también ha confirmado que el incendio ha afectado a una vivienda, algo que no sucedió en los nueve días que duró el incendio en agosto, y que el Gobierno de Canarias está buscando una solución habitacional para la familia que vivía en ella. El perímetro del fuego asciende a 3,5 kilómetros, y ocupa una superficie de 30 hectáreas, en zonas de fuertes pendientes. Los técnicos calculan que podría llegar hasta las 60 hectáreas dependiendo de cómo evolucione el incendio.

La meteorología no está acompañando en las tareas de extinción. Al archipiélago le esperan aún unos diez días con temperaturas superiores a los 30 grados y una humedad relativa por debajo del 10%. “La coordinación y la organización sigue funcionando bien, no sé cuando vamos a terminar, pero vamos a acabar con él”, ha apuntado Miranda en declaraciones a los medios, y ha subrayado que hay “medios suficientes” para atajar las reactivaciones.

Montserrat Román, responsable del dispositivo de Protección Civil, ha detallado que a lo largo de esta noche estarán desplegadas en la zona del incendio 94 personas, de las que 40 pertenecen a las brigadas del Cabildo y otras 40 a la Unidad Militar de Emergencias (UME), además de 14 efectivos de los Bomberos de Tenerife para proteger las zonas de interfaz en el caso de avance de las llamas.

Tras la declaración del nivel 2 a las 23.41 del miércoles se reclamó la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de las Fuerzas Armadas Españolas. Un total de 60 militares y 26 vehículos de esta unidad trabajan ya sobre el terreno, según ha informado el propio cuerpo. Por el momento, el fuego está amenazando a los municipios de Santa Úrsula y La Orotava, donde han sido evacuados más de 3.000 vecinos ―sobre todo en dos zonas: La Corujera y Pino Alto―.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La reactivación de las llamas se detectó durante el día de ayer, después de que se contabilizaran hasta siete reactivaciones dentro del perímetro del incendio que comenzó a mediados de agosto y asoló parte del macizo central de Tenerife.

El Gobierno de Canarias declaró ya el día 3 de octubre la situación de alerta por riesgo de incendios forestales en las islas de El Hierro, La Gomera, La Palma, Tenerife y Gran Canaria. Este viernes, la calima aumentará significativamente por la tarde, persistirá este viernes en Canarias, donde las temperaturas máximas podrán llegar a los 34 grados en el sur y oeste de las islas, según la Aemet.

El incendio que ahora se ha reactivado se declaró en la madrugada del 15 de agosto entre municipios de Arafo y Candelaria. En seguida, las llamas comenzaron a propagarse y adquirieron una virulencia que no dudaron en destacar cuantos técnicos participaron en la extinción. Así, el Ejecutivo autónomo, que apenas llevaba semanas en funcionamiento, no lo dio por estabilizado hasta diez días después, y por controlado el 11 de septiembre (nunca se ha llegado a extinguir). En ese tiempo, las llamas quemaron 14.700 hectáreas, cerca del 7,1% de la superficie de la mayor de las islas canarias. El daño se extendió en un perímetro de 90 kilómetros a lo largo de 12 municipios, cifras que convirtieron a este fuego en el más dañino de los que se han producido en 2023.


Sobre la firma

Guillermo Vega
Corresponsal en Canarias y miembro del equipo de edición del diario. Trabajó en la Cadena Ser, Cinco Días y fue jefe de EL PAÍS Retina y de la sección de Tecnología. Licenciado en Ciencias de la Información, diplomado en Traducción e Interpretación y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_