_
_
_
_

Urkullu defiende su propuesta de “convención constitucional” como una invitación al diálogo y al pacto

El lehendakari pide el reconocimiento de que España es un “Estado plurinacional” que la Transición dejó inacabada

El lehendakari, Iñigo Urkullu, fotografiado con los alumnos, durante la clausura de un curso sobre los retos del federalismo organizado por la Universidad del País Vasco, este martes.
El lehendakari, Iñigo Urkullu, fotografiado con los alumnos, durante la clausura de un curso sobre los retos del federalismo organizado por la Universidad del País Vasco, este martes.Javier Hernandez Juantegui
Mikel Ormazabal

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido este lunes que el actual modelo territorial está “totalmente inacabado” en España y resulta necesaria una “reflexión compartida” que permita abordar una revisión del sistema autonómico vigente. Ha recordado que la falta de un reconocimiento político de “la realidad plurinacional del Estado” es la cuestión más decisiva que está “aún sin resolver” en España. Por ello ha planteado como solución su propuesta de convocar una “convención constitucional”, publicada la semana pasada en un artículo de EL PAÍS, concebida como “una herramienta que permita acordar el alcance del carácter plurinacional del Estado mediante el diálogo, la negociación y el acuerdo” entre todas las partes.

Urkullu ha tratado de introducir en el debate político conceptos como “realidad nacional”, “soberanía popular” y “pluralismo” con la finalidad de abrir un debate sobre la necesidad de alcanzar un pacto sobre un nuevo modelo de Estado. Ahí ha situado su último ofrecimiento de lograr un acuerdo entre el Estado y las “nacionalidades históricas” (en referencia al País Vasco, Cataluña y Galicia) que permita “actualizar la interpretación acordada” del contenido de la Constitución y cambiar el modelo territorial. Su objetivo, ha dicho, es abrir una reflexión acerca de la “reforma real” del sistema autonómico actual que “recupere el espíritu de lo que pretendió, y no acabó siendo, la Transición”.

Iñigo Urkullu durante la clausura del curso de verano de la UPV-EHU, este martes.
Iñigo Urkullu durante la clausura del curso de verano de la UPV-EHU, este martes.Javier Hernandez Juantegui

El lehendakari ha clausurado este martes un curso de verano de la Universidad del País Vasco (EHU-UPV) sobre “Los retos del federalismo y el sistema autonómico español”, celebrado en la Palacio Miramar de San Sebastián y dirigido por el catedrático de Derecho Constitucional de la citada universidad Alberto López Basaguren. El mandatario vasco se ha presentado en este foro académico como un “nacionalista integrador” que tiene como principios “ser humanista, aplicar la justicia social y el conservacionismo medioambiental”. Sobre el debate abierto en torno a los retos a los que se enfrenta el sistema autonómico español, Urkullu ha defendido un modelo político basado en el “federalismo plural”, aunque ha lamentado que no observa en el texto constitucional “ninguna referencia expresa” a que España “se pueda constituir en un Estado federal y se construya de abajo a arriba”.

Las elecciones generales del pasado 23 de julio han abierto, según Urkullu, una ventana de “oportunidad” para remodelar el actual sistema político español, aunque ha afirmado que persisten “dificultades” para aceptar con ”naturalidad democrática la pluralidad de identidades y sentimientos de pertenencia nacional”. No pasa nada por aceptar que hay diferentes opiniones y sentimientos”, ha remarcado.

Urkullu ha planteado en los últimos tiempos “alternativas” al actual modelo territorial basadas en un sistema confederal del Estado, como la “nación foral”, el desarrollo de una normativa europea para las naciones sin Estado o la aplicación del “principio de subsidiariedad” que permita al País Vasco acceder a un estatus singular como “región asociada” dentro de la UE. “Todas estas propuestas buscan llegar a puntos de encuentro sobre un modelo federal que reconozca la existencia de identidades colectivas”, ha manifestado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No se ha cerrado a discutir sobre “otras formas” de organización política en España, aunque ha pedido “voluntad” para “asumir la realidad plurinacional del Estado” y superar las “resistencias” que se dan en la actualidad. Entre estos obstáculos, Urkullu ha incidido en que “la separación de poderes es irreal”, que la justicia “sigue los parámetros de un Estado unitario”, que el Senado está “desvinculado de la realidad federal y no es una Cámara de representación territorial, y que las comunidades autónomas “no están consideradas como actores políticos en la UE”. “Con estos mimbres es difícil que el estado autonómico se acerque a un proceso federalizante”, ha opinado.

En su opinión, se confunde la defensa de la Constitución con un ”concepto de unidad-uniformidad de España” que “pervierte la génesis y el espíritu de la Transición”. Urkullu ha animado a abordar “sin miedos” y “a través del acuerdo” una reforma real del actual modelo territorial que “reconozca la realidad plurinacional” española. “Si nos atrevemos, no nos arrepentiremos”, ha concluido.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Mikel Ormazabal
Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_