_
_
_
_
_

Las solicitudes de voto por correo alcanzan las 100.000 diarias y apuntan a un récord el 23-J

La empresa pública y los sindicatos acordarán este lunes la contratación de más de 12.000 empleados temporales para afrontar el aluvión de peticiones ante la cita con las urnas en pleno verano

Votar por correo carteros 23J
Un cartero entregaba el 28 de mayo a la presidenta de una mesa electoral el voto por correo para las elecciones de ese día.Marcial Guillén (EFE)

En las elecciones generales del 23 de julio habrá una votación récord, al menos la del voto por correo. Correos comunicó la pasada semana a la Oficina del Censo Electoral que ha recibido ya, en los primeros días de plazo oficial, unas 600.000 solicitudes de voto, a razón de casi 100.000 diarias. La Junta Electoral Central (JEC) recogió esos datos en su cita del jueves. La empresa pública no dará la cifra exacta hasta el 20 de julio, cuando expira el plazo legal para emitir esos votos a distancia, pero todas las fuentes consultadas admiten que va camino de suponer un récord histórico. La dirección de Correos y los sindicatos se reúnen este lunes para cerrar un acuerdo que supondrá la contratación para este periodo electoral de más de 12.000 personas para atender la solicitud y distribuir la documentación.

En la primera semana de voto por correo se recogieron unas 600.000 peticiones, según los datos llegados a la JEC, aunque el sindicato mayoritario en Correos, CC OO, eleva esa cifra hasta los 800.000. Con esa proyección de cerca de 100.000 solicitudes diarias, los responsables sindicales estiman que el voto por correo llegará a ser el 23-J superior a las 2,6 o 2,7 millones de papeletas, casi el doble de las computadas en las elecciones generales de 2019.

En las recientes elecciones locales del 28-M se registraron 1.082.030 solicitudes de voto por correo, un 5% más que en los anteriores comicios. En las generales de abril de 2019 fueron 1.351.659 las personas que ejercieron ese derecho, una cifra que bajó a 997.530 en los comicios repetidos en noviembre de ese mismo año. El récord lo sigue ostentando la cita con las urnas de junio de 2016, en la que 1.460.131 ciudadanos (el 3,9% del total) votaron por correo.

El plazo para solicitar el voto por correo para las elecciones del 23-J ―presencialmente o por vía telemática― arrancó el 30 de mayo y culmina el 13 de julio; entre el 3 y el 16 de ese mes los carteros distribuirán la documentación, y los votantes tendrán luego hasta el 20 de julio para depositar su papeleta en cualquier oficina postal de España, de forma gratuita. Es la primera vez que se convocan unas elecciones generales en España en pleno verano, previsiblemente con altas temperaturas y con un puente festivo en cuatro autonomías en esas fechas.

Fuentes de la cúpula de Correos sostienen que no están preocupados ante el reto de gestión que se les plantea. Reconocen que la demanda de voto por correo ha experimentado “un incremento importante”, pero remarcan que están preparados para implantar todas las medidas que hagan falta en función de las necesidades.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En ese sentido, este lunes la mesa de contratación de Correos, en la que están la dirección y los sindicatos, se vuelve a reunir para cerrar un acuerdo sobre el personal temporal a contratar para garantizar el mejor servicio y cubrir las vacantes del personal interno que se tome vacaciones en julio. Los horarios de funcionamiento de las oficinas también se ampliarán.

Los sindicatos, sin embargo, aún se guardan alguna reclamación añadida de última hora tras conocer la decisión de la Junta Electoral Central, el jueves, de exigir el DNI o un documento de identificación análogo en el momento de emitir el voto por correo. El requisito no figura en la ley, pero ya fue obligatorio en Melilla tras el último escándalo de presunta compra de voto por correo en la campaña de las elecciones del 28 de mayo. Los sindicatos temen que esa exigencia demande más tiempo de atención a los votantes en las oficinas, entre cinco y siete minutos más de media, y que, por lo tanto, se haga precisa una contratación extra de 2.000 personas para disponer de un colchón de personal que evite colas y aglomeraciones.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_