Pedro Sánchez, primer español nombrado presidente de la Internacional Socialista

El secretario general del PSOE, único candidato que se había presentado para dirigir la organización, es elegido por aclamación: “Hemos vuelto, somos más necesarios que nunca”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la inauguración del XXVI Congreso de la Internacional Socialista (IS), en la Feria de Madrid, IFEMA, este viernes.Foto: RICARDO RUBIO (EUROPA PRESS)

Fundada en 1951, la Internacional Socialista (IS) agrupa a 132 partidos socialistas, socialdemócratas y liberales que ha tenido como presidentes a iconos de la socialdemocracia como Willy Brandt y António Guterres. Sobre el papel, se trata de una organización que debería tener una enorme capacidad de influencia en los organismos internacionales. Sin embargo, la IS languidece desde hace años con unos dirigentes que se habían eternizado en sus cargos durante décadas. Su hasta ahora presidente, Yorgos Papandreu, fue nombrado en 2006. Un chileno, Luis Ayala, era el secretario general desde 1989, por más que los estatutos establecen, como en el caso del presidente, que solo pueden ser elegidos para un máximo de ocho años (dos mandatos). La progresiva decadencia de la IS la resumió como nadie Alfonso Guerra hace unas semanas: “Dije hace 30 años que la Internacional Socialista se estaba convirtiendo en una agencia de viajes”, afirmó, desdeñando la intención de Pedro Sánchez de liderar la organización para renovarla y darle una dimensión global. El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, que ha sido elegido este viernes el primer presidente español de la IS, ha asumido el desafío de vigorizar una organización durante lustros adormecida con un propósito: que “sea una gran plataforma ideológica del movimiento socialista internacional”. “¡Hemos vuelto y estamos más vivos que nunca, somos más necesarios que nunca!”, ha enfatizado Sánchez antes de su elección en el 26º Congreso de la Internacional Socialista por aclamación: era el único candidato y no se han llegado a contar los votos ante la evidencia del repaldo que ha obtenido. La ghanesa Benedicta Lasi ha sido designada nueva secretaria general en el cónclave que se celebra hasta el domingo en Madrid.

El pago de las cuotas pendientes, que la mitad de partidos de la IS tenían pendiente, y que era preciso para poder votar, es el primer síntoma del optimismo con que ha sido recibida la renovación en la cúpula del organismo. “Debemos tener una colaboración especialmente activa con las organizaciones internacionales, con Naciones Unidas a la cabeza. El multilateralismo está en el corazón de la Internacional Socialista”, ha sido otro de los objetivos a los que Sánchez se ha comprometido. Otro reto que tendrá que afrontar es la vuelta del SPD: los socialistas alemanes abandonaron la organización hace una década. Los socialistas suecos, otros referentes de la socialdemocracia y del Estado del Bienestar del que hacen bandera los países nórdicos, también se salieron de la IS.

Sánchez es el primero que no ha restado importancia a la apatía que ha caracterizado a la IS los últimos años. “Estamos convocados en este congreso para reivindicar la socialdemocracia y vigorizarla”, ha instado a los delegados de los partidos representados. “Si hay una palabra que nos define es actuar. Rebelarse contra la resignación. Vamos a hablar con los hechos”, ha aseverado al tiempo que ponía como ejemplo algunas de las políticas que ha aprobado el Gobierno como la actualización de las pensiones conforme al IPC, la subida del salario mínimo “como no se ha hecho en ningún país de la OCDE en estos cuatro años” o el impuesto a las grandes eléctricas, grandes fortunas y grandes bancos en un contexto marcado por las secuelas económicas de la guerra de Ucrania. La lucha contra el cambio climático será otra de las banderas de la IS: “Tenemos que situar la emergencia climática en el centro de nuestra agenda política y social, solo nosotros podemos articular una respuesta global que se oponga a los desvarios negacionistas liderados por la ultraderecha o por un conservadurismo que actúa como si la emergencia climatica no existiera”, ha remarcado en un acto al que ha asistido el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, el ministro de Presidencia Félix Bolaños, la ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE María Jesús Montero y el secretario de Organización socialista Santos Cerdán.

Elección cantada

La elección sin sobresaltos de Sánchez, que hacía tiempo que valoraba presentarse, estaba cantada desde que anunció formalmente su candidatura el pasado septiembre en Nueva York. Desde entonces el PSOE ha puesto todo su empeño en lograr un giro de 180 grados en la IS que solo podía tener éxito con la salida de la dirección anterior. Al final, Papandreu se mantendrá como presidente de honor. Ayala continuará como asesor: aunque no se presentó a la reelección, varios partidos de África, Asia y América Latina alabaron su gestión en cartas que remitieron a la IS. Al final la renovación fue completa, gracias en gran medida a las negociaciones que mantuvo Hana Jalloul, Secretaria de Política Internacional y Cooperación al Desarrollo de la dirección federal del PSOE, las últimas semanas. “La Internacional Socialista ha estado unos años de capa caída y hay que reforzarla. La elección de Sánchez ya es en sí un mensaje de cambio, de refuerzo y de revitalización. Pero la elección de Benedicta Lasi también supone un mensaje fortísimo de diversidad, inclusividad e internacionalismo”, explica Jalloul. El lema del Congreso lo decía todo: “El socialismo que viene”.

“Hemos sido capaces de desarrollarnos como una fuerza global, siempre hemos estado del lado de la justicia. Seguiremos en ella con entusiasmo trabajando por la igualdad de hombres y mujeres”, se despidió Ayala en su intervención. Fuentes socialistas explican que los partidos europeos eran partidarios de echarle de la IS, pero al final se optó por su continuidad como asesor. “Gracias al compañero Ayala por el papel instrumental que ha desempeñado en los últimos años, cuento con su experiencia ahora que asumo su puesto”, le dedicó Lasi, la nueva secretaria general. La atención a los equilibrismos entre continentes y atendiendo a diferentes sensibilidades han permitido la renovación que Sánchez consideraba el primer requisito para reimpulsar a la IS. “Confíen en este movimiento porque tiene una base muy fuerte, que sea una escuela, un laboratorio de ideas. Estoy convencido, Pedro, de que con tu energía y compromiso la Internacional Socialista podrá inspirar de nuevo que la política sí importa”, cerró Papandreu.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS