Page, sobre la reforma de la sedición: “Estamos en plena escalada de precios y lo único que se abarata es el ataque a la Constitución”

Los presidentes socialistas de Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura, que ya se opusieron a los indultos, rechazan con matices la iniciativa del PSOE y Unidas Podemos

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un acto en Ciudad Real.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un acto en Ciudad Real.Jesús Monroy (EFE)

La mayoría de barones del PSOE han optado por ponerse de perfil con la reforma del delito de sedición que Pedro Sánchez ha decidido acelerar a apenas seis meses de las elecciones autonómicas y municipales en las que los socialistas se jugarán todo su poder territorial, en el que ni más ni menos se jugarán las nueve comunidades que presiden y cientos de ayuntamientos entre las que se encuentran 22 de las 52 capitales de provincia. Como ya sucedió con la concesión de los indultos a los líderes independentistas, las excepciones han vuelto a ser, con sus matices, Emiliano García-Page, Javier Lambán y Guillermo Fernández Vara. “Este no es un partido de pensamiento único, hay compañeros que pueden opinar distinto”, ha querido restar trascendencia a las divergencias Patxi López, el portavoz en el Congreso.

El presidente de Castilla-La Mancha ha vuelto a ser el líder territorial del PSOE que con mayor contundencia se ha manifestado en contra de la reforma del Gobierno que implica la desaparición del delito de sedición en el Código Penal, que se remonta a 1822 y establece penas de hasta 15 años —los líderes del procés fueron condenados a prisión con penas de hasta 13 años—, y su cambio por un delito de desórdenes públicos agravados que estaría tipificado con unas penas máximas de cinco años. También reducirá la inhabilitación de autoridades condenadas a un máximo de ocho años. “Obviamente, no lo comparto, lo digo con serenidad y con tranquilidad. No comparto el planteamiento, esto no significa para nada que no busquemos entre todos la mayor convivencia en Cataluña. Pero lo que pasó es muy grave. Hoy estamos en plena escalada de precios y lo único que se va a abaratar es el ataque a la Constitución”, ha afirmado García-Page en un acto en Ciudad Real.

El barón socialista, que en septiembre ya provocó un terremoto interno con su desmarque de la estrategia de Ferraz y La Moncloa centrada en cuestionar la solvencia del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha puesto todos los reparos posibles a la reforma del Código Penal. “Lo que más me preocupa es que creo que este debate hoy en realidad no toca. Lo que me gustaría es que se cumpliera el primer objetivo de todos y es que [Carles] Puigdemont [el expresident catalán fugado a Bélgica] viniera a España y se sometiera con las mismas normas como hicieron Junqueras y los demás a los tribunales de justicia españoles; no cambiar las reglas del juego a mitad de partido”, ha recalcado. “Por justicia básica y fundamental, los que están fugados tienen que venir. Primero, Puigdemont aquí y luego hablamos de cómo tipificar futuras intentonas”.

García-Page, que necesita ganar por mayoría absoluta para revalidar la Junta de Castilla-La Mancha frente a una coalición de PP y Vox, se ha mostrado comprensivo con “la buena voluntad que tenga” el Gobierno de España, pero rechaza de plano que la rebaja de las penas pueda beneficiar a los líderes independentistas que huyeron al extranjero para no ser juzgados en España. “Es evidente que la solución de Cataluña ni será rápida ni será milagrosa y requiere de muchos esfuerzos, pero todos pasan por el cumplimiento de la ley. Para mí es de cajón que, si algunos han entrado en la cárcel por una ley, que encima está recurrida en tribunales europeos que obviamente tomaran nota de este cambio legal, si han sido medidos con esa vara, todos los que participaron, y el cabecilla más, que es Puigdemont, tienen que ser medidos con la misma vara. Me parece de sentido común”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Lambán: “Estoy en contra de la reforma, pero jamás aceptaré lecciones del PP”

Lambán también ha dejado clara su oposición a la reforma, pero a diferencia de García-Page ha empleado la mayor parte de sus palabras en criticar el uso político que el PP está dando a la acción legislativa del Ejecutivo. “Yo estoy en contra de la reforma del delito de sedición, pero jamás aceptaré lecciones del PP porque no tiene ninguna autoridad moral para hablar de sedición, para hablar de traslados de presos, para hablar de pactos con Bildu, ni para hablar de absolutamente nada que tenga que ver con la defensa de la moralidad pública. Porque este partido ha demostrado hasta la saciedad que para gobernar es capaz de pactar con el diablo, de hecho lo ha hecho en algunas ocasiones con Bildu en el País Vasco”, ha aseverado el presidente aragonés, con una referencia implícita a los pactos del actual portavoz popular en el Senado, Javier Maroto, con la izquierda abertzale cuando era alcalde de Vitoria.

El presidente aragonés también ha adelantado que el PSOE no secundará en su comunidad las proposiciones no de ley que el PP ha anunciado que presentará para forzar a los socialistas en asuntos como la sedición. “Ya les anuncio que siempre las rechazaremos no porque entremos en el fondo del asunto, sino porque el PP, que carece de autoridad moral para plantear esas cuestiones, lo hace exclusivamente con el propósito de perjudicar y de desgastar al Gobierno de España y al PSOE de Aragón.

Horas antes, el portavoz del PSOE ya advertía al presidente del PP que esa estrategia no les dará resultados: “A Feijóo, que dice que esto se resolverá con otro PSOE, le decimos que este es el PSOE de siempre”, ha señalado López.

Fernández Vara ha marcado su posición, pero sin profundizar ni mucho menos en las diferencias con el Gobierno como sí ha hecho García-Page. “No me gusta nada de lo que le guste al independentismo. Dicho esto, hace cinco años con el actual Código Penal, al Gobierno del PP le hicieron dos referéndums de independencia y una DUI [declaración unilateral de independencia]. España se rompía. Hoy, con otro Gobierno, lo que se ha roto es el independentismo y el procés”, ha observado el único de los barones que pertenece a la dirección federal del PSOE y que, junto a García-Page, es el único presidente autonómico socialista con mayoría absoluta.

“Carnés de traidores

Posteriormente, el barón socialista ha respondido a las críticas de la derecha que “los carnés de traidores los reparten aquellos que en su momento fueron incapaces de resolver una de las grandes traiciones que se hicieron a este país: dos referendos y una declaración unilateral de independencia”. “No hay mayor traición a tu país que haber permitido que a tu país le hagan referendos ilegales sin haberte coscado”, ha remachado Fernández Vara.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, se ha mostrado “absolutamente de acuerdo” con la la propuesta del Gobierno, que entiende como “necesaria”. Juan Espadas, secretario general del PSOE de Andalucía, la mayor federación del partido con más de 45.000 afiliados, también ha apoyado sin fisuras la reforma del delito de sedición impulsada por Sánchez. “Es una decisión que hay que enmarcarla en el cumplimiento electoral para homologarlo al derecho comparado”, ha dicho. “No es una ocurrencia ni nada extraño. Se enmarca en las medidas que han contribuido a la convivencia en Cataluña y de la recuperación de muchas cosas rotas desde el radicalismo independentista. La unidad de España se trabaja desde la convivencia”, ha asegurado, informa Lourdes Lucio.

En su opinión, la extradición de Puigdemont ahora sería posible con la reforma legal: “No es un detalle menor”. Según Espadas, “se equivocan” quien ligan la propuesta legislativa con la aprobación de los Presupuestos del Estado para 2023, aún pendiente en el Congreso; al tiempo que ha enfatizado que los independentistas “siempre han pedido la amnistía” por lo que “no es una petición que ellos haya hecho”. Preguntado por si la rebaja de las penas por sedición era apoyada por todo el universo del PSOE andaluz, Espadas ha dicho lo siguiente: “El universo andaluz no es Marte. Opinan igual que yo”. El secretario general de los socialistas vascos, Eneko Andueza, considera que la reforma del delito de sedición “no va a romper a España, solo al soberanismo y el secesionismo”.


Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS