_
_
_
_
_

Podemos pide 41 años de cárcel para la excúpula de Interior y la Policía por el espionaje a Bárcenas

El partido propone que Rajoy, Sáenz de Santamaría, Cospedal y Zoido declaren en el juicio

J. J. Gálvez
Jorge Fernández Díaz y Mariano Rajoy
Jorge Fernández Díaz y Mariano Rajoy, entonces ministro del Interior y presidente del Gobierno respectivamente, en un acto en noviembre de 2015.Europa Press

Podemos, al igual que el PSOE y Luis Bárcenas, ha presentado ya su escrito de acusación contra los 11 procesados por Kitchen, la operación parapolicial urdida en el seno del Ministerio del Interior para espiar al extesorero popular con el objetivo de robarle presuntamente documentos comprometedores para altos cargos del PP. La formación liderada por Ione Belarra pide altas penas para los implicados en la trama: entre ellos, para Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior en el Gobierno de Mariano Rajoy, para quien solicita 41 años de prisión. El mismo castigo propone para Francisco Martínez, ex secretario de Estado de Seguridad; Eugenio Pino, exjefe de la Policía Nacional; y el comisario jubilado José Manuel Villarejo. Falta por conocer todavía las penas que plantea la Fiscalía Anticorrupción, cuyo escrito aún no está listo, según fuentes del ministerio público.

A lo largo del documento con las conclusiones provisionales de Podemos, presentado este jueves y al que ha tenido acceso EL PAÍS, el partido detalla los indicios que acorralan a la antigua cúpula del Ministerio de Interior y de la Policía Nacional. “Fernández Díaz, máximo responsable político de Interior, con abuso de sus funciones, conocimiento de su ilicitud y connivencia de dirigentes del PP aún no completamente identificados, ordenó poner en marcha una misión encaminada a la obtención de información y documentación que pudiera estar en poder de Bárcenas, con el fin de sustraer dicho material”, subraya.

El objetivo era “minimizar las consecuencias electorales” que se derivaran “del completo conocimiento de la contabilidad ilícita del PP”, apostilla Podemos. La Operación Kitchen se activó en 2013 y, por aquel entonces, las investigaciones sobre el caso Gürtel —la trama de corrupción en torno a las empresas de Francisco Correa que anidó en el partido conservador— ya acorralaban a la formación. De hecho, tras la publicación de los papeles de Bárcenas sobre la caja b de los populares, el extesorero se disponía también a tirar de la manta. Así que, según el sumario, en el ministerio se confabularon para robarle otros papeles que pudieran comprometer a altos cargos del PP, antes de que la Audiencia Nacional se hiciera con ellos.

Manuel García Castellón, juez de la Audiencia Nacional, finalizó en julio de 2021 su investigación sobre Kitchen, avalada en abril de 2022 por la Sala de lo Penal. El magistrado circunscribió toda la responsabilidad del operativo ilegal a Interior y concluyó que no tiene indicios suficientes para enviar al banquillo a María Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP y exministra de Defensa de Rajoy, a la que la Fiscalía Anticorrupción señala como la pata política de la trama. Pese a ello, tanto Podemos como el PSOE y Luis Bárcenas han solicitado que ella y su marido —el empresario Ignacio López del Hierro, que mantenía encuentros periódicos con Villarejo, que le llegó a informar de investigaciones secretas— declaren como testigos en la vista oral.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Entre la lista de testigos propuesta por Podemos también se encuentran otros ex altos cargos del PP: entre ellos, Mariano Rajoy, expresidente del Gobierno; Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Ejecutivo; Javier Arenas, ex secretario general del partido; y Juan Ignacio Zoido, exministro del Interior.

Además de las altas penas solicitadas para Jorge Fernández Díaz, Francisco Martínez, Eugenio Pino y José Manuel Villarejo, Podemos también plantea que se le impongan duras sanciones al resto de procesados. El partido pide entre 39 y 41 años de cárcel para los otros seis comisarios e inspectores jefes implicados: Enrique García Castaño, José Luis Olivera, Marcelino Martín Blas, Bonifacio Díez, Andrés Gómez Gordo y José Ángel Fuentes Gago. E, igualmente, propone un castigo de 26 años de prisión para el conductor de Bárcenas, Sergio Ríos, al que la trama captó como confidente y pagó con fondos reservados. Además, la formación pide que se le eche de la Policía, ya que apunta que la trama amañó sus oposiciones para que ingresara en el Cuerpo tras colaborar con el operativo irregular.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

J. J. Gálvez
Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_