Estabilizado el incendio en la sierra de Gata, en Cáceres

La UME se retira del foco de León, pero ambos fuegos permanecen activos y en nivel 2 de 4 de peligrosidad

Incendio en Santibáñez el Alto, este miércoles.
Incendio en Santibáñez el Alto, este miércoles.JUNTA DE EXTREMADURA (JUNTA DE EXTREMADURA)

Extremadura da por estabilizado el incendio de Santibáñez el Alto, en la sierra de Gata (Cáceres). El fuego, originado a primera hora de la tarde del miércoles, había forzado el desalojo de 500 vecinos, que continúan a la espera de poder volver a sus casas. En León, los 50 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que trabajaban este jueves en el incendio de Boca de Huérgano se han retirado a última hora de la tarde tras comprobar la evolución favorable en la extinción de las llamas, que han afectado al área del Parque Regional de Picos de Europa. Ambos fuegos, no obstante, continúan activos y en nivel 2 de 4 de peligrosidad.

En Galicia, muy azotada por el fuego en las últimas semanas, también se han conseguido estabilizar los incendios activos. En los cuatro focos de Ourense, las llamas han arrasado más de 2.300 hectáreas. La Guardia Civil también ha informado de la detención de un vecino de Coristanco (A Coruña) por un delito de incendio forestal ocurrido el 2 de agosto en Vilaverde-Cereo. En lo que va de año se han registrado 37 grandes incendios forestales, aquellos que afectan a al menos 500 hectáreas. La cifra cuadruplica la media de la última década, según un informe reciente del Ministerio para la Transición Ecológica.

Cáceres, desalojo de Torre Don Miguel

La primera noche del incendio extremeño ha sido complicada, según ha informado la Consejería de Agricultura. Los medios del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Extremadura han trabajado en varias reproducciones que se han originado dentro del perímetro. El incendio sigue “activo” y en el nivel 2 de una clasificación de cuatro puestos, según su peligrosidad, pero se considera estabilizado. El nivel 2 se otorga a los fuegos que pueden comportar situaciones de emergencia con carácter nacional o en los que se considera necesaria la intervención de medios estatales. Por la tarde, la mayor preocupación se sitúa en la zona norte, solo de pinar, por el peligro de que se pueda extender el fuego hacia el municipio de Gata y la provincia de Salamanca, según ha informado Víctor Pérez, coordinador general del Plan de Lucha contra los incendios de Extremadura.

El fuego se declaró la tarde del miércoles a las 15.30 y por la noche fueron desalojados de forma preventiva 500 vecinos del municipio de Torre Don Miguel. El acceso al municipio de Torre de Don Miguel se ha cerrado y la Guardia Civil controla que nadie acceda, según informa el medio extremeño Hoy. Los efectivos están pendientes de las posibles reactivaciones por altas temperaturas, hay previsiones de que lleguen a los 35 grados, o por el combustible de la zona. Según la directora general de Emergencias, Nieves Villar se activó “muy rápido y con mucha virulencia”, por lo que, de no haber sido contenido, podría haber llegado a ser “el gran incendio de la temporada”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, se ha desplazado a la zona, donde ha hecho referencia a su posible “intencionalidad”. “Tiene toda la pinta, un incendio, por cuarta vez, de manera reiterada, en el mismo sitio. Esto es cosa de miserables que no saben el daño que pueden hacer (...) prenderle fuego al bosque no tiene perdón de nada ni de nadie”, ha manifestado. “Hay que ser muy prudente, las cosas están algo mejor de lo que estaban ayer, pero no sabemos [lo que pasará] con la cantidad de calor que se espera para la tarde”, ha pedido.

La Cruz Roja ha instalado un albergue provisional en el pabellón deportivo de Moraleja, a 24 kilómetros de Torre Don Miguel, en el que han sido acogidos numerosos vecinos. También se ha desalojado de manera preventiva la residencia de mayores.

León, una noche de rayos y tormentas

En Castilla y León, las llamas de Boca de Huérgano afectan a 900 hectáreas, según estimaciones del Gobierno regional. La región con más incendios notificados este verano, grandes y pequeños, y la que más veces ha recurrido a la Unidad Militar de Emergencias (UME). Este fuego también está clasificado con un nivel 2 de peligrosidad.

El Gobierno autonómico ha informado de que la noche ha estado marcada por rayos y tormentas en varios puntos de Castilla y León, algo que ha provocado varios focos, pero también ha ayudado a estabilizar el foco sur del incendio.

El incendio forestal declarado en La Fregeneda, en Las Arribes del Duero de la provincia de Salamanca, también está activo y afecta a más de 400 hectáreas. La virulencia de las llamas obligó a la Junta de Castilla y León a declarar el nivel 2 de peligrosidad y a cortar la carretera autonómica CL-517, en las cercanías de la frontera portuguesa, informa Efe.

Galicia, cuatro focos y un detenido por incendio forestal

En Ourense, con cuatro focos activos, se ha dado por extinguido el incendio que afectaba a Verín (con 600 hectáreas afectadas) y por estabilizado el de Carballeda de Valdeorrras (con 440 hectáreas quemadas, según un cálculo provisional). En la provincia sigue activo el foco de Chandrexa de Queixa (200 hectáreas) y Laza, que ha registrado la mayor quema hasta este momento (1.350 hectáreas estimadas). Los focos de Boborás (120 hectáreas) e O Irixo (680 hectáreas) también siguen activos aunque “con avances” hacia su estabilización, según información de Medio Rural.

También en Galicia, la Guardia Civil de Arteixo ha detenido a un vecino de Coristanco (A Coruña) como presunto autor de un delito de incendio forestal, ocurrido el 2 de agosto en Vilaverde-Cereo. El fuego, según un comunicado, afectó a una zona de monte bajo y arbolado, que se encontraba a 300 metros de un núcleo de viviendas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS