La refundación de Ciudadanos echa a andar

El equipo político que coordina la renovación del partido se reúne este lunes por primera vez para cerrar los flecos del proceso de escucha

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, con el portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal.
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, con el portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal.Jesús Hellín (Europa Press)

Seis meses es el plazo que se han dado en Ciudadanos para consumar el proceso de refundación del partido. Un calendario que se ha reducido a la mitad por el último golpe que ha sufrido la formación de Inés Arrimadas en las urnas, al pasar de 21 escaños a ninguno en las elecciones andaluzas del 19 de junio. Tras los comicios, Cs ha perdido el que era el último de los cinco gobiernos autonómicos de los que ha sido parte: Murcia, Madrid, Castilla y León, Melilla y Andalucía. Y la última encuesta de 40dB. le otorga dos diputados y un 2,9%, lo que confirma la profunda crisis que atraviesa el partido. Para principios de 2023, la formación habrá tenido que culminar un proceso en el que Arrimadas y el resto de la directiva seguirá al frente.

Equipo político. Antes de la derrota en las urnas del 19 de junio, Ciudadanos ya había sentado las bases de un “Plan de Actuación” para resistir en el Congreso de los Diputados el año que viene, y cuyo contenido corría a cargo de una comisión integrada por una veintena de técnicos. Esa comisión está liderada por David Martínez, jefe de gabinete de Arrimadas y hombre próximo a Albert Rivera cuando este era el líder del partido. A esa comisión se ha sumado un equipo político coordinado por la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y cuyo portavoz es Guillermo Díaz, diputado y persona de confianza de Arrimadas. Díaz también tenía el encargo de pilotar una fundación que Arrimadas anunció en diciembre, pero que todavía no ha visto la luz.

Completan la lista del G-8 —como les apodan desde el partido—, la alcaldesa de Ciudad Real, Eva Masías; el candidato de Santa Coloma, Dimas Grajera; el eurodiputado Adrián Vázquez; la coordinadora de Baleares, Patricia Guasp; la diputada y responsable del área Económica, María Muñoz, y el concejal del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes. Los ocho dirigentes han firmado un acuerdo de confidencialidad que impide a otros miembros de la Ejecutiva conocer el verdadero contenido del plan de refundación y que desembocó en una tensa reunión el lunes, cuando Arrimadas presentó su hoja de ruta en la sede central del partido. Y una semana después, este lunes, llega la primera cita oficial de este equipo, que se reúne por primera vez en Madrid para pasar de las palabras a la acción.

La organización va a desarrollar un “proceso de escucha” en el que pretende nutrirse de las propuestas y demandas de los afiliados y de los cargos orgánicos. Las propuestas pueden ir desde un cambio de nombre hasta el de la directiva. En este sentido, hay otros dos cónclaves ya fijados el 16 y 23 de julio en Madrid, en los que se reunirán cargos municipales, provinciales y autonómicos para la puesta en común de las nuevas ideas y propuestas.

Reforzar las bases locales. Otra de las fechas señaladas en el calendario es el 15 de julio. Ese día, los alcaldes y vicealcaldes de Cs están llamados a un gran cónclave municipalista en Paracuellos del Jarama (26.235, Madrid), donde Ciudadanos logró ser la fuerza más votada en las elecciones municipales de 2019 con el 23,54 % de los votos y un total de 2.621 papeletas. Con la salida de Cs de los gobiernos autonómicos y con nueve diputados en el Congreso, los en torno a 2.800 ediles que el partido conserva suponen el principal músculo de la organización. Las últimas elecciones locales fueron el 26 de mayo de 2019, un mes después de que Ciudadanos consiguiera 57 diputados en los comicios generales y antes de de la repetición electoral —cuando Cs se desplomó hasta los 10 escaños y el entonces líder, Albert Rivera, dimitió. Hoy, en medio de la profunda crisis que arrastra el partido, que no ha podido remontar desde entonces, afrontar las elecciones municipales del año que viene ya rearmados para resistir en los Ayuntamientos es una de las principales metas del plan de ataque.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además, las bases habían demandado a la dirección una mayor descentralización en la toma de decisiones y fomentar la comunicación de abajo a arriba. Miguel Moreno, alcalde de Porcuna (Jaén) y uno de los consejeros que el lunes intervino en el cónclave que se celebró en Madrid, pidió expresamente dotar de más autonomía a los responsables provinciales del partido y mayor celeridad en las fases del proceso. El edil jiennense participará también en el acto del 15 de julio. La celebración de este evento estaba prevista ya antes de impulsar el proceso de refundación, pero ahora cobra una relevancia especial. En Paracuellos también estará Villacís, vicealcaldesa y además coordinadora del equipo de refundación.

Arrimadas presenta la hoja de ruta ante el comité ejecutivo, el lunes.Vídeo: Epv

El partido quiere tener para mediados o finales de septiembre las candidaturas de las elecciones locales del año que viene. La estrategia de la cúpula es que el tirón de regidores como Moreno —uno de los más votados de España—, reflote, desde sus municipios, la “castigada” marca de Ciudadanos. Después de perder alcaldías tan importantes como la de Granada —hace poco más de un año, por las tensiones internas— Cs aún mantiene la batuta de Ayuntamientos como el de Ciudad Real o el de Badajoz. También la de Linares (Jaén), tras paralizar, in extremis, la moción de censura contra su alcalde el 24 de junio.

Vamos a hacer el mayor ejercicio de participación de la militancia de cualquier partido político”
Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos

Cinco grupos de trabajo. En paralelo, cinco grupos de trabajo coordinarán las propuestas que los militantes quieran aportar a la organización. Según la página web del partido, Cs tiene en torno a 17.000 afiliados. Pero este dato lleva sin actualizarse meses. Atendiendo a las cuentas anuales de la formación, el número real ronda los 10.000. Vamos a hacer el mayor ejercicio de participación de la militancia de cualquier partido político, abierto a todos los militantes para hacer propuestas de renovación, tanto programáticas como organizativas”, aseguró el lunes Arrimadas, quien, días antes, había remitido una carta en primera persona a los afiliados invitándoles a formar parte de una “profunda” renovación. Fuentes de la organización apuntan a “un goteo” de bajas tras la debacle de Andalucía. Entre las salidas, la de la senadora andaluza por designación autonómica María Ponce, que el 22 de junio anunció que había abandonado Ciudadanos una semana antes.

Órgano independiente. Un órgano independiente, integrado por “intelectuales” y “profesionales” de la sociedad civil en un “ágora liberal” aportarán también reflexiones y propuestas a la organización. Todo este proceso de escucha tiene que estar cerrado a mediados de septiembre para dar a conocer las conclusiones, “a ser posible”, el fin de semana del 17. Quedará en otoño “aterrizar esas propuestas”. Y, antes o después, todos los nuevos postulados, incluyendo a la directiva, tendrán que ser refrendados por las bases. Será el equipo político junto a la comisión técnica los que determinen cuándo y en qué forma.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Virginia Martínez

Es redactora en la sección de España y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en la sección audiovisual hasta verano de 2021. Antes cubrió información local en el diario Granada Hoy. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS