La Casa del Rey pide a Juan Carlos I que no viaje a España este verano, según el entorno del emérito

Felipe VI, a su padre sobre volver a Sanxenxo: “El ‘show’ que se montó no se puede repetir”

El rey emérito, a bordo del 'Bribón', en el puerto deportivo de Sanxenxo.
El rey emérito, a bordo del 'Bribón', en el puerto deportivo de Sanxenxo.Samuel Sánchez

El rey emérito Juan Carlos I viajó en avión privado, de Vigo a Madrid, el pasado lunes 23 de mayo, para reencontrarse tras casi dos años de ausencia del país con su hijo, el rey Felipe VI, y mantener una reunión bilateral en La Zarzuela. Fue ese día, a solas, en una cita mucho más corta de lo que se informó, cuando el hijo y jefe del Estado le comunicó a su padre que no podría volver a Sanxenxo (Pontevedra) para participar este próximo fin de semana de junio en la regata de la copa del mundo de la clase 6mR de vela de la que es vigente campeón. Personas del entorno del rey emérito que estuvieron esos días en Sanxenxo y han viajado a Abu Dabi en varias ocasiones aseguran que Felipe VI explicó a su padre: “El show que se montó no se puede volver a repetir”. Las mismas fuentes aseguran que se ha trasladado a Juan Carlos I que no debería venir a España este verano.

Desde la Casa del Rey se ha rechazado en esta ocasión facilitar ninguna información al respecto de este viaje frustrado de Juan Carlos I, que sitúan en su ámbito libre de decisiones personales. Fuentes oficiales remarcan que el rey emérito ya anticipó, en la carta que le envió al rey Felipe VI el 5 de marzo pasado, que estaba considerando mantener su residencia “permanente y estable en Abu Dabi” aunque con la idea de retornar con frecuencia a España para visitar a la familia y amigos, pero en lugares de residencia privados.

La presencia de Juan Carlos I aquel lunes 23 de mayo en el Palacio de La Zarzuela, su residencia oficial durante 57 años, se alargó casi 11 horas. Pero la cita a solas con su hijo fue mucho más corta: apenas 60 minutos, según fuentes cercanas al rey emérito, que estuvieron con él en Sanxenxo durante la regata del campeonato nacional de la clase 6m, que se desarrolló en la ría de Pontevedra entre el 19 y el 22 de mayo. Fue durante esa charla de despacho cuando Felipe VI comentó a Juan Carlos I que “el show que se montó no se puede volver a repetir”, según las mismas fuentes. Y de esa frase coligen que el máximo responsable de la Casa del Rey le comunicó así que sería “aconsejable y preferible” que no hubiera más viajes en la misma línea en los próximos meses.

La experiencia, que habría funcionado a modo de prueba, no resultó del agrado para el Gobierno ni tampoco para la actual Casa del Rey. Miembros del Ejecutivo llegaron a criticar su negativa a dar explicaciones y a pedir disculpas por la conducta que tuvo en los últimos años al manejar dinero en el extranjero a espaldas de Hacienda. Juan Carlos I sí pudo celebrar el 23 de mayo una comida en La Zarzuela con los Reyes y varios miembros de su familia, incluida su esposa, la reina Sofía, que estaba en la sala, pero apartada porque se había contagiado de covid. También dedicó otras horas de esa jornada a revisar papeles y pertenencias personales. En el comunicado que facilitó entonces la Casa del Rey solo se afirmó que don Juan Carlos y su hijo mantuvieron una conversación “amplia” sobre “cuestiones familiares y distintos acontecimientos y sus consecuencias en la sociedad española” desde que decidió irse a Abu Dabi, sin dar más detalles.

El rey emérito envió finalmente en la mañana de este martes un mensaje de WhatsApp, a través del personal que le atiende en Abu Dabi, a su amigo y presidente del Real Club Naútico de Sanxenxo, Pedro Campos, en el que le indicaba que “por razones privadas y de índole personal” no podrá acudir a la copa del mundo de la clase 6mR de vela que comienza este viernes en la localidad gallega y que se prolongará hasta el 18 de junio. En Sanxenxo está ya todo listo para esa prueba, en la que tomarán parte casi medio centenar de barcos de esa modalidad de varios países. Pedro Campos, un laureado regatista que es el patrón del barco Bribón que suele patronear el rey emérito, fue el que albergó en su casa privada en una parroquia (una demarcación menor al municipio) de Sanxenxo a Juan Carlos I durante los cuatro días que pernoctó allí. El emérito no habló este martes directamente con Campos, con el que lleva varios días sin mantener contacto.

Fuentes cercanas al rey emérito señalan que Juan Carlos I quería participar en esa regata porque es el vigente campeón para defender el título que obtuvo en Finlandia en 2019, como expresó durante su estancia en Sanxenxo, y donde ya avanzó que lo tenía todo preparado para acudir. Las mismas fuentes añaden que fue el rey Felipe VI el que le indicó en persona que ese deseo no debía cumplirse ante la descontrolada repercusión social y mediática que había acaparado su estancia en mayo y le dejó claro “el mensaje” de que “no se vería con buenos ojos” otra visita similar. Personal a cargo del rey emérito en Abu Dabi ha reiterado en los últimos días a la jefatura de la Casa del Rey el interés de Juan Carlos I por presentarse este próximo fin de semana en la competición de vela y se le repitió la respuesta de que “las razones” que Felipe VI le había adelantado seguían vigentes. Personas cercanas al rey emérito, que estuvieron con él en mayo en Sanxenxo y han viajado a Abu Dabi varias veces en los 21 meses que lleva residiendo allí, agregan que desde la Casa del Rey se le hizo llegar que no debería volver a España durante este verano y que el asunto se podría abordar de nuevo a partir de septiembre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete


Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS