Malestar en Unidas Podemos por el cambio de postura del PSOE sobre el Sáhara

El socio minoritario del Gobierno no comparte la decisión de Sánchez porque “supone abandonar la posición de neutralidad y el consenso de las resoluciones de Naciones Unidas”

Manifestación de refugiados saharauis en el campo de Rabuni, el más importante de la región argelina de Tinduf, en febrero de 2020. En vídeo, comparecencia del Ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación. Foto: Malainin Mistafa | Vídeo: Europa Press

La difusión por parte de Marruecos de una carta de Pedro Sánchez en la que el presidente el Gobierno califica la propuesta marroquí para la autonomía de la excolonia española como la “base más seria, realista y creíble” para resolver el conflicto ha provocado el “malestar” del socio minoritario del Gobierno en un asunto de especial sensibilidad en la izquierda española. “No podemos compartir esta propuesta porque el plan autonomista que defiende Rabat supone abandonar la posición de neutralidad y el consenso de las resoluciones de Naciones Unidas. Además, se trata de una postura con la que se rechazaría de facto el ‘mutuo acuerdo’, ya que ni el Polisario ni Argelia aceptarían esta solución”, afirman fuentes de Podemos. Algunas voces dentro del grupo descartan que este nuevo desencuentro pueda provocar una ruptura de Gobierno, aunque admiten que tensa las relaciones entre los socios al haber tomado Sánchez una postura sin que esta haya sido consensuada. Las fuentes consultadas tanto en Podemos como en el entorno de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, critican que el PSOE no les había siquiera informado previamente del cambio de paradigma en la relación con Marruecos.

“Reafirmo mi compromiso con la defensa del pueblo saharaui y con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, ha reaccionado Díaz. “Toda solución al conflicto debe pasar por el diálogo y el respeto a la voluntad democrática del pueblo saharaui. Seguiré trabajando en eso”, ha añadido la líder de Unidas Podemos en un mensaje difundido en las redes sociales.

Podemos ha defendido a su vez que la “única solución” pasa por implementar el derecho internacional y las resoluciones de la ONU, que indican la “necesidad de celebrar un referéndum y de respetar la libre determinación del pueblo saharaui”. “España no debe apartarse del derecho internacional”, ha subrayado Ione Belarra, secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales. La responsable de la Secretaría Internacional de Podemos, la eurodiputada Idoia Villanueva, ha cuestionado la decisión en la misma línea: “La única solución para lograr acabar con décadas de incumplimiento con el Sáhara Occidental pasa por implementar el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas, que señalan un referéndum y respetar la libre determinación del pueblo saharaui”.

En Izquierda Unida tampoco ha sentado bien la carta de Sánchez a Mohamed VI. “El pueblo saharaui es víctima desde hace mucho tiempo, y no se puede mirar hacia otro lado. El pueblo saharaui tiene derecho a expresar cómo quiere que sea su futuro mediante un referéndum libre, como desde 1995 estableció el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, ha observado Alberto Garzón, coordinador federal de IU y ministro de Consumo. Jaume Asens, presidente de Unidas Podemos en el Congreso y referente de los comunes, ha esgrimido que la excolonia “tiene el mismo derecho de autodeterminación que Ucrania y tan ilegal fue la invasión marroquí como lo es ahora la rusa”. Marruecos invadió el Sáhara Occidental en 1975 cuando era una provincia española, en lo que se conoció como la Marcha Verde.

El desencuentro entre los socios llega en plena crisis por el conflicto en Ucrania, que ha puesto en evidencia las diferentes posturas dentro de la coalición. Tras el rechazo de la formación fundada por Pablo Iglesias al envío bilateral de armas, esta misma semana, Unidas Podemos, con la vicepresidenta Díaz a la cabeza, se desmarcó de la decisión anunciada por Sánchez de incrementar hasta el 2% el gasto en Defensa en los próximos Presupuestos y ambos partidos negocian estos días la fórmula para la salida de la crisis económica que ha causado la escalada de precios de la energía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La carta de Sánchez supone un cambio de criterio con respecto al programa electoral del PSOE en 2019, cuando los socialistas apuntaban a que promoverían “la solución del conflicto de Sáhara Occidental a través del cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, que garantizan el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui”. Con ese objetivo, apuntaban, “[los socialistas] trabajaremos para alcanzar una solución del conflicto que sea justa, definitiva, mutuamente aceptable y respetuosa con el principio de autodeterminación del pueblo saharaui, así como para fomentar la supervisión de los derechos humanos en la región, favoreciendo el diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario, con la participación de Mauritania y Argelia, socios claves de España, que el enviado de la ONU para el Sáhara Occidental está propiciando”. Los barones del PSOE guardan silencio y desde las federaciones socialistas remiten a La Moncloa y Ferraz para la toma de una posición muy diferente de la que el partido mantenía hasta ahora. Fuentes de la dirección federal del PSOE aseguran que los barones no les han trasladado ningún matiz ni reproche. “Sin ningún problema”, sentencian.

En el acuerdo de investidura entre PSOE y Unidas Podemos no hay ninguna alusión a cuál debe ser el posicionamiento de la coalición respecto a la antigua colonia española. El PSOE sí aprobó en las resoluciones del 40º Congreso Federal de octubre en Valencia que, en relación con el Sáhara Occidental, el partido seguiría defendiendo “todos los esfuerzos para encontrar una solución entre las partes en el marco de las negociaciones dirigidas por la ONU, las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y los principios de la Carta de las Naciones Unidas”. Por último, los socialistas se declaraban “comprometidos con una solución política que respete la legalidad internacional”.

Idoia Villanueva ha reconocido esta noche en una entrevista en RNE que el cambio de postura del mandatario “no es menor” y que resulta “preocupante”. “España no es cualquier país. Tiene una responsabilidad histórica con el Sáhara”, ha asegurado la eurodiputada, quien ha recordado que Podemos siempre ha defendido que España tendría que impulsar “mucho más allá” y con un papel activo la resolución de Naciones Unidas. “No podemos llegar a acuerdos con otros países por encima de derechos fundamentales”, ha sentenciado la secretaria de Internacional de Podemos, que aunque ha normalizado las discrepancias dentro del Gobierno de coalición cree que en “algo tan importante como son la defensa de los derechos fundamentales, es importante alzar la voz”.

Zapatero: "Tendríamos que felicitarnos porque hoy hemos recuperado algo tan importante para España como una relación de confianza con Marruecos"

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha congratulado de la noticia. "Tendríamos que felicitarnos porque hoy hemos recuperado algo tan importante para España como una relación de confianza con Marruecos", ha dicho en una entrevista en Hora 25 de Cadena SER. El socialista ha negado que se haya dado un giro: "Desde el 2008 España valoró como clave la propuesta de autonomía para posibilidad de llegar a un acuerdo que no ha ido adelante", ha especificado.

Por otra parte, el PP ha solicitado la comparecencia de Sánchez en el Congreso —comparecerá, a petición propia, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares— para explicar el apoyo del Gobierno a la autonomía del Sáhara propuesta por Marruecos. El principal partido de la oposición, que se ha alternado con el PSOE en La Moncloa desde la restauración de la democracia, considera “intolerable” que semejante cambio en una posición política “de consenso tradicional, indudablemente una política de Estado, con 47 años de antigüedad”, se haya realizado sin que antes se le haya informado.

El portavoz de EH Bildu en el Senado, Gorka Elejabarrieta, ha protestado por la carta de Sánchez. "Estas graves afirmaciones vuelven a negar el legítimo derecho al pueblo saharaui a la autodeterminación. Un derecho basado en las diferentes resoluciones de Naciones Unidas y en el propio Derecho Internacional". La coalición abertzale ha añadido: "Ya es hora de que el Gobierno español reconozca al pueblo saharaui como pueblo con derecho a la libre autodeterminación y actúe con valentía frente a la ocupación ilegal marroquí del territorio saharaui".

El presidente de Ceuta, el popular Juan Vivas, ha "valorado de manera positiva" este viernes por la tarde "la nueva etapa que se
apertura en las relaciones con Marruecos para garantizar la estabilidad, la soberanía, la integridad territorial y la prosperidad de nuestros dos países". También su homólogo en Melilla, Eduardo de Castro, ha hablado de "nueva etapa", que entiende basada en el "respeto mutuo, el cumplimiento de los acuerdos, la ausencia de acciones unilaterales y la transparencia", ha afirmado en su cuenta de Twitter.



Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS