Sanxenxo se prepara para recibir a Juan Carlos I el 10 de junio en el Campeonato del Mundo de vela

El rey emérito está en contacto con la tripulación para conocer la puesta a punto del ‘Bribón’ y los posibles rivales de la regata

Juan Carlos I, en octubre de 2019, en Sanxenxo a bordo del velero clásico 'Ian', rebautizado como 'Bribón'.
Juan Carlos I, en octubre de 2019, en Sanxenxo a bordo del velero clásico 'Ian', rebautizado como 'Bribón'.Salvador Sas (EFE)

La localidad pontevedresa de Sanxenxo está ya preparada para acoger, entre el 10 y el 18 de junio, una nueva edición del Campeonato del Mundo de vela de la clase 6mR, y también para recibir la que podría ser una de las primeras visitas a España del exjefe del Estado tras su anuncio este lunes de que fijará su residencia de forma permanente en Abu Dabi, pero que está dispuesto a regresar con frecuencia a su país, tras quedar archivadas las investigaciones de la Fiscalía sobre su fortuna. Juan Carlos I, que aún ostenta el último título de esta modalidad de vela, ha mantenido varias conversaciones en las últimas semanas, y en días recientes, con el organizador del evento, Pedro Campos, presidente del Real Club Naútico de Sanxenxo. Campos, patrón y uno de los regatistas más laureados del mundo, ha comunicado al monarca que el Bribón, su barco fetiche en esta competición, ha sido puesto a punto este mismo invierno.

Juan Carlos I ha anticipado a Pedro Campos en sus últimas conversaciones que tiene “la segurísima intención” de acudir a Sanxenxo para participar en el Campeonato del Mundo de la clase 6 Metros, que se celebrará en la ría de Pontevedra entre el 10 y el 18 de junio (ambos incluidos). El campeonato lo organiza el Real Club Náutico de Sanxenxo (RCNS) por delegación de la Real Federación Española de Vela (RFEV), y con el apoyo del Consejo Superior de Deportes, la Real Federación Gallega de Vela (RFGV) y la Asociación Internacional de la Clase 6 Metros (International Six Metre Association, ISMA). Los organizadores entienden tras la lectura de la carta del rey emérito a su hijo, el rey Felipe VI, conocida esta semana, que ya no hay impedimento alguno para que Juan Carlos I desarrolle actividades privadas en España. El propio rey emérito anticipa en la misiva su intención de viajar a España para ver a familiares y amigos y siempre “en ámbitos de carácter privado”. En la carta, Juan Carlos I dice que “lamenta sinceramente” las irregularidades que se le achacan, una fórmula de dar explicaciones que al propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha parecido insuficiente.

El exmonarca, de 84 años, pretende revalidar un título mundial de esa categoría, que aún conserva desde que lo conquistó en Finlandia en agosto de 2019. El anterior jefe del Estado obtuvo esta victoria deportiva antes de la pandemia y justo un año antes de que anunciara por carta que salía de España camino de Abu Dabi tras conocerse varias investigaciones de la Fiscalía sobre comportamientos fiscales y económicos irregulares que ahora han quedado archivados. En agosto de 2020, también se detuvo en Sanxenxo la noche anterior de su partida a los Emiratos. Ahora podría retornar por la misma vía.

Pedro Campos, de 72 años, uno de los amigos y compañero de regatas de Juan Carlos I desde hace décadas, confirma a EL PAÍS que en Sanxenxo está todo ultimado, en el Club Naútico, en el barco Bribón y hasta en su residencia particular para albergar al anterior jefe del Estado, que lleva años frecuentando esa localidad gallega donde tiene un estrecho círculo de amigos y empresarios de su total confianza. El Bribón ha pasado este invierno por una puesta a punto ya pensando en esa regata de categoría mundial y de hecho este próximo lunes será probado en el mar de la ría de Pontevedra para tenerlo preparado para la Copa de España de la clase 6mR, programada a partir del 18 de marzo.

No hay ningún indicio para pensar que el rey emérito pueda acudir a Sanxenxo para tomar parte ya en tan breve plazo de esa competición. Su regreso requerirá más tiempo, como el propio Juan Carlos I apuntaba en el comunicado que dio a conocer su abogado y portavoz, Javier Sánchez-Junco, esta misma semana. En él anunciaba que en el futuro continuará residiendo de manera permanente en Abu Dabi, pero avisaba de que también querría visitar a amigos y familiares en España “con frecuencia”. El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, explica a EL PAÍS que aún no sabe nada de ese hipotético retorno, pero recalca que le “encantaría” que Juan Carlos I volviera e incluso que estableciera algún tipo de residencia, aunque fuera esporádica, en su localidad.

Campos tampoco puede asegurar que el rey emérito vaya a estar con total seguridad en la competición mundial de la clase 6mR que empieza en Sanxenxo el 10 de junio, pero sí indica que el exmonarca está totalmente al día de los pormenores y el calendario de la regata. Se ha interesado por la posible participación de los rivales más temibles del Bribón, y ha preguntado por aspectos como las velas que utilizarían o los instrumentos de navegación que lleva instalados. En situaciones precedentes, antes de participar en competiciones de ese nivel tanto mundiales como europeas, el rey emérito ha reservado al menos tres días antes de la fecha inicial para acudir al lugar donde se organiza el campeonato y practicar y ponerse en forma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Bribón y su tripulación ya ganaron el campeonato del mundo de 2017 en Canadá, en 2018 el europeo en Francia y renovaron el mundial con el patronaje del rey emérito en 2019 en Finlandia. En el último europeo, en 2021, Juan Carlos I ya no pudo tomar parte porque estaba ya en Abu Dabi.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS