El Gobierno dará permisos de residencia y trabajo a miles de ucranios en situación irregular en España

El Ejecutivo interpreta de forma más generosa la aplicación de la directiva europea para los ciudadanos que ya viven aquí sin autorización

Llegada el lunes a Málaga de un autobús con 47 personas que huían de la guerra de Ucrania.
Llegada el lunes a Málaga de un autobús con 47 personas que huían de la guerra de Ucrania.Carlos Díaz (EFE)

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes una interpretación más generosa de la directiva europea que ofrece protección temporal a los ucranios que huyen de la ofensiva rusa en su país. España permitirá acogerse a la norma a aquellos que ya vivían en España y que actualmente están en situación irregular, un supuesto que no está reflejado en el acuerdo alcanzado el jueves por el Consejo Europeo. La medida beneficiará a un número incierto de ucranios por la imposibilidad de medir con rigor la irregularidad, pero puede tratarse de entre 10.000 y 15.000 personas, según las fuentes consultadas. Este cálculo aproximado se hace teniendo en cuenta el padrón, en el que, según el INE, hay registrados 112.034 ucranios, de los que 94.954 tienen permiso de residencia. Esa cuenta arrojaría que unos 17.000 ucranios no cuentan con una autorización.

La norma europea, activada por primera vez el pasado jueves después de 20 años de su redacción, ofrece permiso de residencia y trabajo, apoyo financiero y acogida a los ucranios que residían en su país cuando estalló el conflicto. También a los refugiados que habían obtenido protección internacional en Ucrania, así como a los ciudadanos de terceros países con permisos permanentes de residencia en ese país. La norma también incluye a los familiares directos de estos. Cada Estado miembro, sin embargo, puede ampliar y adaptar la normativa a su legislación nacional y así lo ha decidido España “considerando que las consecuencias de la guerra afectan a otras muchas personas”.

La ampliación de los supuestos que pueden acogerse a la directiva europea también beneficiará a aquellos residentes en Ucrania que estaban fuera del país antes de que el pasado 24 de febrero comenzase la invasión rusa. Esto incluye a turistas, estudiantes o ciudadanos en viajes de trabajo. En su decisión España amplia la protección temporal a aquellos que residían en Ucrania con autorizaciones de residencia temporales y no solo permanentes, incluyendo así, por ejemplo, a estudiantes de terceros países. El resto de residentes ucranios en España, como ya se anunció la semana pasada, tendrán prioridad para renovar con agilidad sus trámites.

El procedimiento para acogerse a esta protección temporal, en cualquier caso, aún está ultimándose. El Ministerio del Interior está terminando de diseñar el protocolo que, previsiblemente, comenzará con un registro en comisaría para luego elevar cada expediente a la Oficina de Asilo. El plan busca simplificar al máximo los trámites porque tanto los registros, como la tramitación y resolución de los expedientes de asilo en España sufren enormes retrasos y dificultades hace años.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.Foto: CARLOS DÍAZ (EFE) | Vídeo: EUROPA PRESS
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El protocolo de acogida también está ya terminándose. El plan del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones es establecer tres centros de recepción y derivación en las tres provincias con mayor número de ucranios residentes en su territorio: Madrid, Barcelona y Alicante. Entre las ofertas de plazas de acogida de las comunidades autónomas y el refuerzo del propio ministerio, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha anunciado este martes en la conferencia de prensa tras el Consejo de Ministros que se cuenta ya con unas 12.000 plazas y hasta 5.000 camas hospitalarias. La acogida y la coordinación será una cuestión relevante a tratar en la Conferencia de presidentes este fin de semana en La Palma.

Dependiendo del desarrollo del conflicto, la Unión Europea calcula que puede haber entre 2,5 y 6,5 millones de desplazados y que la mitad de ellos acabará pidiendo protección internacional (y no solo la protección temporal que se aplica un máximo de tres años) en los países de acogida. La agencia para los refugiados de la ONU (Acnur) ya contabiliza dos millones de refugiados.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS