El CIS se desmarca y deja en los partidos locales el futuro de Castilla y León

El sondeo oficial no da mayoría absoluta ni a PP ni a PSOE y destaca a Soria ¡Ya!

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el líder socialista, Luis Tudanca, durante la reunión de este miércoles durante la cita.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el líder socialista, Luis Tudanca, durante la reunión de este miércoles durante la cita.EL PAÍS

El sondeo preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para las autonómicas 13-F en Castilla y León ha sorprendido este miércoles con un polémico resultado en el que el PP y el PSOE aparecen virtualmente empatados, y en el que ninguno de los dos principales contendientes alcanzaría la mayoría absoluta (situada en 41 escaños) ni siquiera asociándose con Vox y Unidas Podemos. La diferencia en estimación de voto entre los dos partidos es de un punto –PSOE, 30,8% y PP, 29,8%– y de dos escaños en la mejor y peor de las proyecciones. El trabajo estima unas horquillas de procuradores muy amplias, algo que deja el escenario abierto a diferentes pactos de gobierno, en los que entrarían no solo partidos como Vox, Unidas Podemos y Ciudadanos, sino también partidos regionalistas como Unión del Pueblo Leonés, marcas provinciales como Por Ávila –escisión del PP– o integrantes de la plataforma España Vaciada, como Soria ¡Ya!. Estas formaciones, según el CIS, podrían alcanzar conjuntamente hasta siete procuradores y ser determinantes para formar mayorías de investidura.

Cuando el presidente popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, decidió adelantar las elecciones lo argumentó en la falta de lealtad de su hasta entonces socio de gobierno, Ciudadanos, y por la necesidad de gobernar sin esas ataduras, con más respaldo y en solitario. Mañueco quería repetir a su manera la ola de entusiasmo que provocó la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso al anticipar los comicios el pasado 4 de mayo en Madrid. El líder nacional del PP, Pablo Casado, respaldó esa idea, necesitado de un triunfo electoral en su largo camino a La Moncloa cuyo mérito no se atribuya a Díaz Ayuso.

La encuesta publicada por el organismo público que preside José Félix Tezanos, en vísperas del inicio oficial de la campaña del 13-F, quiebra en gran parte esas expectativas triunfales para el PP y abre mucho más el panorama para las especulaciones. El PSOE —que ya fue la fuerza más votada en las anteriores elecciones, en las que obtuvo 35 escaños— obtendría ahora entre 25 y 34 procuradores. El PP, que logró hace tres años 29, se situaría entre 27 y 32. Ciudadanos, que en 2019 dio la sorpresa con 12 procuradores y permitió que el PP encadenara 36 años consecutivos de gobierno, ahora bajaría a entre dos y cinco. Unidas Podemos mejoraría sus dos representantes actuales a entre tres y cinco. Y Vox, que actualmente solo disponía de un procurador, subiría a entre cuatro y ocho, lejos de las previsiones mucho más optimistas que se proyectan en otras encuestas de medios privados. Ni las teóricamente previsibles alianzas del PP con Vox ni del PSOE con Podemos llegarían a los 41 asientos que se requieren para la mayoría absoluta.

Esos abiertos pronósticos del CIS se conformaron tras un trabajo de campo efectuado sobre 7.130 entrevistas en las nueve provincias de la región, entre el 7 y el 22 de enero. El 7 de enero empezó precisamente a desatarse la polémica por una entrevista anterior del ministro de Consumo, Alberto Garzón, a The Guardian, en la que apuntaba a la peor calidad de la carne procedente de macrogranjas respecto a la ganadería extensiva, lo que generó una controversia utilizada por el PP y la derecha que duró varias semanas. El CIS también pregunta por las principales preocupaciones de los habitantes de Castilla y León y la que sale en primer lugar muy destacada es la despoblación (30,1%). Entre los 45 problemas corroborados en esa escala no figuran las macrogranjas.

En la mayoría de los parámetros analizados por este CIS los dos grandes partidos en disputa, PSOE y PP, quedan técnicamente empatados, pero los socialistas están por delante en intención directa de voto, en voto más simpatía, en ser considerado un partido más cercano a las ideas del votante. Sin embargo, el 70% de los preguntados pronostica que ganará el PP y solo el 9,3% dice que lo hará el PSOE.

El 26,9% de los interrogados se muestra aún indeciso y el 30% responde que decantará su voto la última semana de campaña.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Soria ¡Ya!: dos o tres escaños

A este retablo de incógnitas hay que añadir cuál será finalmente la fuerza y el sentido del voto de los partidos provinciales, que irrumpen o aumentan notablemente su representación. El CIS concede de dos a tres escaños a Soria ¡Ya!, el más asentado de los cinco partidos provinciales que se presenta bajo el paraguas de la plataforma España Vaciada. El histórico partido regionalista Unión del Pueblo Leonés (UPL), que reclama una comunidad autónoma con León, Zamora y Salamanca y que actualmente mantiene un procurador, subiría también a dos o tres escaños. Por Ávila, formado por una escisión local del PP, conservaría su actual parlamentario. El caso de Soria ¡Ya! es el más llamativo, porque se convertiría en la primera fuerza de la provincia, con el 42,3% de los votos y entre dos y tres procuradores.

Tezanos explica que la dificultad de este trabajo, y la variedad en la horquilla de las predicciones, tiene que ver con que en Castilla y León, a diferencia de lo que pasó en Madrid el 4-M, se celebran elecciones en nueve distritos en los que concurren los cinco grandes partidos (todos con opciones de escaños) y fuerzas de ámbito provincial: “Todo esto da lugar a que los últimos escaños en prácticamente todas las circunscripciones castellanoleonesas se decidan por diferencias de muy pocos votos, que son difíciles de estimar por encuestas”.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS