_
_
_
_

Sánchez enfría el regreso del emérito y dice que La Zarzuela no ha consultado al Gobierno si debe volver

El presidente insiste en que don Juan Carlos “tiene que dar explicaciones” por el escándalo

Declaración institucional del Presidente de Gobierno, Pedro Sanchez, para notificar el cambio de cartera del Ministerio de Universidades. Foto: KIKE PARRA | Vídeo: EUROPA PRESS
Carlos E. Cué

El regreso a España del rey Juan Carlos se enfría a pesar del archivo de la causa en Suiza. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, evitó anoche dejar claro si al Ejecutivo le parecería mal o bien que volviera a España, pero sí apuntó que no es inminente, porque el rey Felipe VI y su equipo no han consultado a La Moncloa sobre esta posibilidad. El Gobierno insiste en todas sus declaraciones en que esta es una cuestión que compete a Felipe VI y que ellos respetarán la decisión que tome, pero es inviable pensar que La Moncloa no sería informada de la decisión antes de que se conozca. Por eso Sánchez enfrió la cuestión. La pregunta era muy clara. “¿Ha consultado la Casa del Rey al Gobierno sobre el regreso del rey emérito y qué opinión tiene el Ejecutivo sobre esta posibilidad?”. Y la respuesta también fue directa. “No, no han consultado. Son dos instituciones diferentes, obviamente tenemos una excelente colaboración pero son dos instituciones diferentes el Gobierno y la Casa del Rey. Pero no, no se ha consultado al Gobierno de España”.

Sánchez no ha cambiado tampoco su opinión sobre el escándalo del rey Juan Carlos a pesar de que se haya archivado el proceso en Suiza por los 65 millones de euros que le donó la monarquía de Arabia Saudí y él escondió en un banco suizo. El presidente ha sido muy duro en el pasado criticando la “conducta incívica” del rey emérito y anoche en Bruselas insistió: “por supuesto sigo creyendo que el rey Juan Carlos tiene que dar explicaciones” sobre los escándalos por su fortuna opaca oculta fuera de España. El Ejecutivo traslada así su evidente distancia con el rey emérito, a la vez que protege y defiende a su heredero, Felipe VI.

Para La Moncloa, el regreso del emérito es un problema que debe resolver su hijo. Sin embargo, nadie duda en el Ejecutivo de que, a pesar de que se archiven todos los procesos judiciales también en España, gracias a la polémica inviolabilidad de que disfrutan los reyes con la Constitución, el debate va a persistir. Cuando se haga público el escrito de archivo de la Fiscalía, los españoles podrán ver todos los hechos escandalosos que han quedado probados y, sin embargo, están protegidos por algo que no tienen la mayoría de los países de nuestro entorno, esto es, una protección total de los jefes de Estado incluso para asuntos privados que no tienen nada que ver con su cargo, como el blanqueamiento o los delitos fiscales por la ocultación de una fortuna opaca al fisco.

El Gobierno ha insistido hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en que respetarán cualquier decisión que tome la Casa del Rey sobre el regreso del emérito y el lugar donde resida. Tanto la portavoz, Isabel Rodríguez, como el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, encargado de las relaciones con La Zarzuela, se han mostrado esquivos en las preguntas sobre esta polémica. La situación es un poco kafkiana, porque el Gobierno remite a la Casa del Rey pero esta institución no dice absolutamente nada sobre el regreso del emérito ni en general sobre el escándalo de la fortuna opaca del padre del jefe del Estado actual, por lo que es imposible tener información oficial. Rodríguez insistió en que el suyo “es un Gobierno respetuoso con la Casa Real”, aunque añadió: “el presidente entiende que la ciudadanía merece una explicación, son ellos los que tienen que contestar esa cuestión”. Bolaños remató que la relación entre el Ejecutivo y la Casa del Rey es “absolutamente institucional, de lealtad, de cooperación” pero remitió a La Zarzuela para mayores explicaciones, algo que no fructifica de momento. “No puedo ni debo darles más información. Respetaremos cualquier decisión de la Casa del Rey. No trabajamos con hipótesis”, insistió Rodríguez en otra respuesta.

Sin referirse a las palabras de Sánchez, este viernes la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, cuya formación mantiene una postura abiertamente crítica con la situación actual de la Monarquía, ha vuelto a cargar contra la corona. En un discurso para hacer balance de los dos años de Gobierno de coalición ante el Consejo Ciudadano Estatal, el órgano de dirección del partido, la también ministra de Derechos Sociales ha abogado por una reforma de la Constitución que garantice un sistema “verdaderamente democrático” en el que “todos somos iguales” y la jefatura del Estado “no constituye” un “espacio privilegiado de impunidad” que, en su opinión, “cualquiera puede utilizar para actos ilícitos o directamente ilegales”. Hace una semana, en un acto celebrado en Málaga, Belarra defendió que el rey emérito “solo” regrese a España para rendir cuentas ante los ciudadanos y la justicia, informa Paula Chouza.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_