Pedro Sánchez convierte a Félix Bolaños en el nuevo hombre fuerte de la seguridad nacional

El ministro de la Presidencia asume la dirección del Comité de Situación, órgano clave para hacer frente a escenarios de crisis

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en el Congreso de los Diputados el pasado 2 de diciembre.
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en el Congreso de los Diputados el pasado 2 de diciembre.A. Pérez Meca (Europa Press)

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, acumula una nueva parcela de poder en el Palacio de La Moncloa. El Boletín Oficial del Estado ha oficializado este lunes un cambio en la estructura del Consejo de Seguridad Nacional (CSN, encargado de asesorar al presidente del Gobierno ante situaciones de emergencia) que sitúa a Bolaños al frente del llamado Comité de Situación, un órgano colegiado responsable de coordinar a las distintas administraciones con competencias en la gestión de escenarios de crisis.

El cambio, acordado en el pasado 18 de noviembre por el propio Consejo de Seguridad Nacional, se justifica por “la variación [el pasado julio] de la composición del Gobierno de España, tras la última remodelación ministerial” y la necesidad de adecuar la composición de este órgano a estos cambios “en aras a obtener una mayor eficacia en el desempeño de las funciones de apoyo en la gestión de crisis”, según recoge el BOE. Fuentes de los servicios de información catalogan el Comité de Situación como “la pieza más importante” del propio CSN.

La decisión de que Bolaños presida a partir de ahora “con carácter habitual” este órgano ha venido acompañado de un segundo cambio: la inclusión por primera vez entre los integrantes del comité (del que también forman parte el jefe de Gabinete del presidente y altos cargos de cada uno de los ministerios así como del Centro Nacional de Inteligencia y de la Secretaria de Comunicación) de la persona que ocupe la Secretaría General de la Presidencia. En la actualidad se trata de Francisco Martín Aguirre, mano derecha del propio Bolaños. De este modo, el ministro, que desde que asumió la cartera en julio ya estaba habilitado para presidir el propio Consejo de Seguridad Nacional en ausencia del rey Felipe VI y el presidente Sánchez, refuerza su papel de control en materia de seguridad nacional por delante de las tres vicepresidentas del Ejecutivo.

Hasta ahora, el Comité de Situación solo había estado encabezado por alguien al frente de una vicepresidencia. Primero, por Soraya Sáenz de Santamaría, con el PP, y, tras la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, la que fuera hasta el pasado julio la número dos de este, Carmen Calvo. Entonces, la norma contemplaba que las reuniones de este órgano solo podían estar presididas “excepcionalmente y a decisión del presidente del Gobierno” por un cargo de menor rango, como es el de ministro. Pese a ello, fuentes del Palacio de La Moncloa minimizan el impacto de esta nueva norma porque dicen que, en realidad, Bolaños está heredando ese puesto de Calvo, ya que él ha sido su sucesor como ministro de la Presidencia.

Lo cierto es que esta nueva atribución amplía la esfera del ministro, que ya concentra casi todo el poder en La Moncloa a excepción de la zona dirigida por Óscar López, actual jefe de Gabinete de Sánchez. Este último es muy diferente a Iván Redondo, que desde el mismo puesto trataba de ocupar todo el espacio y por ese motivo chocó con Bolaños, entonces secretario general de Presidencia. De hecho, el ahora ministro salió en marzo de 2020 de la comisión interministerial que supervisa la coordinación del CNI con el resto de servicios de información del Estado para dar entrada, precisamente, a Redondo.

La reciente modificación de la estructura del CSN sitúa a Bolaños como el hombre fuerte del presidente del Gobierno. Aunque no sea vicepresidente, el ministro de la Presidencia es la persona de máxima confianza de Sánchez para las gestiones más delicadas, y es el negociador con todos los grupos y los gobiernos autonómicos. Todos los caminos del Gobierno conducen a Bolaños justo antes que al presidente, y ahora en caso de situaciones de crisis será oficialmente el número dos del Gobierno, algo que ahora sucede de facto a diario.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Comité de Situación que ahora ha pasado a encabezar Bolaños tiene una quincena de funciones, según recoge en su página web el CSN. Entre ellas está la de “prestar apoyo al Consejo de Seguridad Nacional en la dirección y coordinación de las actuaciones de gestión de situaciones de crisis de acentuada transversalidad, importante dimensión de sus efectos o elevado grado de incertidumbre.” También se encarga de impartir “las directrices político-estratégicas”, gestionar los recursos disponibles para hacer frente a las emergencias, coordinar los órganos afectados y promover “la necesaria colaboración internacional”.

Además, entre sus responsabilidades está “analizar los posibles escenarios de crisis, estudiar su posible evolución y apoyar la actualización y mejora de los planes de respuesta todo ello en coordinación con los órganos competentes”. El Comité de Situación también establece “directrices sobre la política informativa” en su ámbito de competencia y promueve la convocatoria extraordinaria del Consejo de Seguridad Nacional cuando se produce una situación de crisis.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS