'CASO BÁRCENAS'

El director de EL PAÍS detalla cómo se comprobó la veracidad de ‘los papeles de Bárcenas’

Javier Moreno declara como testigo en el juicio sobre la caja b del PP

El director de EL PAÍS, Javier Moreno, durante su declaración como testigo en el juicio de la caja b del PP, este jueves. En vídeo, Moreno explica ante el juez cómo se comprobó la veracidad de los papeles de Bárcenas.(EL PAÍS)

Javier Moreno, director de EL PAÍS en la actualidad y también cuando el diario reveló los papeles de Bárcenas, ha declarado este jueves como testigo en el juicio sobre la caja b del PP que se celebra en la Audiencia Nacional desde el pasado 8 de febrero. Moreno ha detallado ante los magistrados cómo el periódico, tras conseguir la documentación, comprobó la veracidad de los apuntes contables que reflejaba antes de publicarlos el 31 de enero de 2013. Un trabajo que duró varios días y que incluyó, entre otros aspectos, un análisis grafológico que ratificó que la letra que figuraba en ellos era del extesorero popular Luis Bárcenas y que, además, “no estaban redactados de una tirada”. Es decir, había “variaciones de letra y tinta” compatibles al tiempo que abarcaban.

La comparecencia del director de EL PAÍS se ha producido durante la undécima sesión de la vista oral, que también ha acogido los interrogatorios de Rodrigo Rato y Federico Trillo, ministros durante los gobiernos de José María Aznar. “Si no recuerdo mal, el 31 de enero era jueves y recibimos los papeles de Bárcenas el domingo anterior”, ha explicado Moreno. ¿Y qué se hizo durante el tiempo entre que se recibió y se publicó? “Naturalmente, tuvimos que comprobar una serie de extremos para confirmar y estar absolutamente seguros de que los papeles eran lo que parecían ser y representaban lo que parecían representar. Es decir, una contabilidad paralela que el PP había mantenido durante casi dos décadas”.

“Eso requería una serie de procedimientos”, ha proseguido Moreno. “Por ejemplo, hicimos un examen grafológico que nos confirmó al 100% que la letra era de Bárcenas. También mostraba que no había una unidad de acto, es decir, que no habían sido redactados de una tirada, que diríamos coloquialmente, sino que las variaciones de letra y de tinta se adecuaban a las casi dos décadas que abarcaban los papeles”. Además, también se compararon los apuntes contables de la caja b con otros documentos del partido conservador, como la contabilidad oficial. En ese caso, se descubrió que los asientos de Bárcenas recogían entradas de dinero de donantes que superaban los límites legales y que, en el mismo día que se recibían o a las pocas jornadas, se ingresaban en una cuenta del partido de forma troceada para no sobrepasar el máximo que permitía la ley.

Antes de difundir los papeles de Bárcenas, EL PAÍS contactó con todas las personas que aparecían en las anotaciones. Y, antes de su publicación, “todos negaron haber aportado o recibido cantidad alguna”, ha dicho Moreno. Después, en cambio, varios rectificaron y confirmaron los apuntes que se referían a ellos. De hecho, durante el juicio, cuatro ex altos cargos del PP han admitido que percibieron el dinero que reflejan los apuntes del extesorero: un exsenador, dos exdiputados y el exgerente. Además, según ha añadido el director de EL PAÍS, varias fuentes del PP confirmaron entonces el irregular modus operandi que regía en la financiación del partido.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50