Linares

Libertad provisional para los dos policías detenidos tras agredir a vecinos de Linares

La Audiencia de Jaén descarta el riesgo de fuga de los agentes y que estos actuaran con ensañamiento

Un coche de policía pasa por el Ayuntamiento de Linares en una imagen de archivo.
Un coche de policía pasa por el Ayuntamiento de Linares en una imagen de archivo.PACO PUENTES / EL PAÍS

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha decretado la libertad provisional de los dos policías nacionales que se encontraban en la prisión de Sevilla I desde el pasado 15 de febrero por su presunta implicación en una agresión a un vecino de Linares (Jaén) y a su hija de 14 años durante una pelea en la terraza de un bar cuando los agentes se encontraban fuera de servicio. Esta agresión fue el detonante de los graves disturbios producidos en la localidad jiennense en protesta por la actuación policial y que acabaron con 14 detenidos y una veintena de policías heridos de carácter leve, además de otros dos vecinos que denunciaron lesiones tras recibir disparos con escopetas de postas de los antidisturbios.

La Audiencia ha justificado el auto de libertad para los dos policías, un subinspector y un agente de la comisaría de Linares, al considerar que no existe riesgo de fuga. También se rechaza el riesgo de ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes con base en la condición de funcionarios policiales de los dos agentes investigados. En cuanto al posible riesgo para la víctima derivada de una posible reiteración delictiva de los investigados contra su persona, el tribunal apunta que “no consta la existencia de enfrentamientos previos entre las partes que hagan presumir una especial animadversión o deseo de venganza entre ellas”.

El tribunal ha impuesto a los dos policías la obligación de comparecer en el juzgado de guardia los días 1 y 15 de cada mes, y también les prohíbe comunicarse por cualquier medio o acercarse a la víctima principal —el hombre, que sufrió contusiones en los pómulos y fractura nasal—, con quien deberán guardar una distancia mínima de 200 metros.

Ausencia de ensañamiento

Los dos agentes ingresaron en prisión acusados por el Juzgado de Instrucción número 3 de Linares de un presunto delito de lesiones agravadas por el empleo de métodos o formas peligrosas para la salud física de la víctima y en la que había mediado ensañamiento, castigado en el artículo 148 del Código Penal. Sin embargo, la Audiencia Provincial descarta ahora la existencia de ensañamiento. Lo hace apelando a una sentencia del Tribunal Supremo que estipula que “la mera reiteración de golpes no equivale a la apreciación de ensañamiento”.

Además, en contra de lo conocido hasta ahora, la Audiencia de Jaén asegura que fue el vecino linarense C. M. A. quien inició la agresión que originó la actuación posterior de los dos policías. “En un primer momento puede observarse cómo C. M. A. golpea fuertemente con los puños a M. F. N. [uno de los policías], y posteriormente, cuando C. M. A. se marcha del lugar, es seguido por M. F. N. enzarzándose nuevamente, golpeando fuertemente con los puños Manuel a Carlos, estando este en el suelo, siendo golpeado igualmente por J. L. P. [el otro agente]”, se indica en el auto de la Audiencia Provincial de Jaén, conocido apenas tres horas después de celebrada la vista donde se ha visto el recurso de apelación de los dos policías.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Linares también señaló como investigados tanto a C. M. A. como a su cuñado, J. L., por la presunta comisión de un delito de lesiones a los policías, y no descartó en su día imputarles también el delito de atentado a la autoridad. Los dos ya han prestado declaración en el Juzgado que instruye la causa.

Mientras tanto, desde el TSJA se ha informado de que la instrucción de la causa que implica a los dos policías se encuentra ya avanzada, a falta de tomar declaración a un testigo ocular de los hechos propuesto por la defensa de los agentes. Asimismo, se está a la espera del informe del Servicio de Atención a las Víctimas de Andalucía (SAVA) sobre la conveniencia de tomar declaración a la hija menor de edad de la presunta víctima. Finalmente, aseguran que también está pendiente el informe definitivo de Sanidad sobre el hombre agredido supuestamente por los policías, C. M. A.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50