Disturbios en Linares

Las víctimas de la agresión policial de Linares, imputadas por lesiones a los agentes encarcelados

El juez estudia si imputa por atentado a la autoridad al hombre golpeado por los policías y a su cuñado

Imagen de los disturbios en Linares el pasado 13 de febrero.
Imagen de los disturbios en Linares el pasado 13 de febrero.POLICÍA NACIONAL

El Juzgado de Instrucción número 3 de Linares (Jaén) ha citado como investigado a Carlos Mendoza, el vecino que el pasado 12 de febrero resultó agredido dos agentes de la Policía Nacional que estaban fuera de servicio y con los que había discutido en la terraza de un bar de la localidad. El juez también señala como investigado al cuñado de la víctima Javier Prieto, que intentó mediar en la pelea. Tanto Mendoza como Prieto están investigados por un delito de lesiones a los policías, aunque el juez no descarta imputarles también el delito de atentado a la autoridad. Los disturbios posteriores en Linares en protesta por la actuación policial acabaron con 14 detenidos y una veintena de policías heridos leves, además de otros dos vecinos que han denunciado lesiones tras recibir disparos con escopetas de postas de los antidisturbios.

El magistrado Javier Antonaya ordenó el 13 de febrero el ingreso en prisión de los dos agentes de la comisaría de Policía de Linares, uno de ellos el subinspector, por un delito de lesiones agravadas por el empleo de métodos peligrosos para la salud física de las víctimas y la mediación de ensañamiento y abuso de autoridad. En el auto, el juez señala que los dos policías, fuera de servicio en aquel momento, agredieron a su víctima con una violencia “atroz” al sentirme impunes.

Posteriormente, el juez tomó declaración el 18 de febrero tanto a Carlos Mendoza como a Javier Prieto. Ambos declararon por separado, primero como investigados y posteriormente en calidad de perjudicados. El juez ha decretado su libertad provisional sin ningún tipo de medida cautelar, según se ha comunicado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

En la decisión del juez ha podido influir el parte de lesiones que presentaron los dos agentes implicados en la pelea con los vecinos, donde también resultó lastimada una hija de 14 años de Carlos Mendoza. Aunque los dos vecinos están investigados por la presunta comisión de un delito de lesiones, el juez añade que en el curso de la investigación podría imputársele también otros delitos, como el de atentado a la autoridad.

El juzgado linarense prosigue con la tramitación de la causa y en los próximos días comparecerán tres testigos ante el juez, ha informado el tribunal superior.

Los dos agentes implicados, el subinspector José Luis P. C. y el policía Manuel F. N., permanecen recluidos en el Centro Penitenciario de Sevilla I, en un módulo especial para presos pertenecientes a las fuerzas de seguridad del Estado. El juez instructor ya dejó constancia en el auto de prisión que no descartaba que se añadieran nuevos cargos. En concreto, el juez estudia la posibilidad de imputarles los delitos de tortura o tentativa de detención ilegal.

El sindicato policial Jupol convocó esta semana una concentración de apoyo a los dos agentes junto a la Comisaria de Linares al tiempo que calificó de desproporcionada la prisión provisional para ellos. El juez, por su parte, justificó la prisión provisional ante el riesgo de huida o que intenten presionar a la víctima o a sus familiares.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50